EL COLEGIO DE ESCOLAPIOS

El 6 de septiembre de 1893, el padre Marcelino Ortiz y el hermano Leonardo Álvarez, ambos de la Congregación de los Escolapios, llegaron a Bilbao con la intención de buscar un edificio donde asentarse y comenzar su actividad de enseñanza religiosa. Localizaron un terreno con una casa recién construida en la confluencia de las calles Henao y Heros. Un mes más tarde, las Escuelas Pías se inauguraban con tal cantidad de alumnos de primera y segunda enseñanza que, en poco tiempo, el centro acusó problemas de espacio.
Tuvieron que transcurrir ocho años para que se adquirieran los terrenos adyacentes a este inmueble y se comenzara la construcción de un edificio proyectado por el arquitecto Alfredo Acebal. El que había sido colegio hasta ese momento se vendió para conseguir más dinero destinado a la nueva obra que, en junio de 1915, se inauguró con la bendición del arcipreste de Bilbao. Constaba de un entresuelo y dos plantas en su origen; sin embargo, con el tiempo se fue adaptando a las necesidades, por lo que ampliaron el espacio tanto en altura como adquiriendo más terreno, en este caso a la familia Alcocer Rivacoba, para la creación de un polideportivo.
Este inmueble cumplía dos finalidades: por un lado era centro educativo y, por otro, era residencia de la Comunidad de Escolapios. Además, una zona se dedicaba como internado para todos aquellos niños que venían de pueblos alejados de Bilbao.


En julio de 1936, la comunidad religiosa ofreció su edificio a las necesidades públicas derivadas de la incipiente guerra civil y fue utilizado, también, como alojamiento para los batallones del ejército vasco. Meses más tarde, el colegio quedó incautado y usado como prisión; hasta que, al cabo de tres años y tras muchas gestiones, volvió a manos de los padres Escolapios.
Muchos personajes conocidos de distintas disciplinas fueron alumnos de este colegio como el pintor Juan de Aranoa o el futbolista del Athletic Club, Pichichi.

(FOTO DE ANDONI RENTERIA)

2 thoughts on “EL COLEGIO DE ESCOLAPIOS

  1. Y también el jugador internacional de baloncesto y del Real Madrid, Emiliano Rodríguez, designado en su día como mejor jugador de Europa.

Responder a Juan María Trueba Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.