SAN MAMÉS. MI PRIMERA VEZ.

Muchas eran las ganas que yo tenía de pisar la Catedral, de sentir los latidos de los corazones de los aficionados, de escuchar el rugido de los leones, de emocionarme cantando el himno, de gritar con cada gol, de empaparme de todo lo que me rodeaba, de observar las reacciones de los allí congregados, de soñar…
Todas esas sensaciones las provoca un estadio y un equipo, nuestro equipo.
Os contaré cómo me sentí el día que pisé por primera vez el nuevo campo de San Mamés.
Era un sábado 30 de agosto, jugábamos contra el Levante. El resultado fue 3-0, todo un festival de goles.
Al acercarme a las inmediaciones de San Mamés, una marea rojiblanca apareció ante mí.
Todos a una, todos con nuestro equipo, todos con alegría, ilusión y ganas de disfrutar de hora y media de fútbol.

ath
He de confesar, que para mí el fútbol era lo de menos, yo iba atraída por el sentimiento Athletic. a dejarme invadir por sensaciones nuevas, a enamorarme de un lugar sagrado para todos los aficionados: La Catedral.
Mi asiento estaba debajo del palco, muy buena situación, por lo que me decían los que ya conocían el estadio.
Antes de sentarme estuve varios minutos deleitándome con el entorno, con el colorido, con las risas, con el buen ánimo de los allí presentes.
De repente, el himno. Cincuenta mil almas entonándolo al unísono como si de una oración se tratara. La emoción era máxima.

CAM05339
Los jugadores saltaron al terreno de juego, la gente les alentaba con sus voces o cánticos, yo absorbiendo todo.
Llegaron los goles, la gente en pie, felices, más que felices, pletóricos.
Cada vez que un jugador era sustituido por otro el mismo ritual: Todos levantados aplaudiendo, tanto al que se iba como al que entraba.
Final del partido pero no final de las emociones. De nuevo el himno, todos a una y, al salir, la marea rojiblanca por los aledaños del campo, comentando las mejores jugadas y henchidos de orgullo y satisfacción.
Yo salí del estadio con mi sentimiento Athletic renovado, fortalecido, mucho más orgullosa de pertenecer a una gran afición, a una maravillosa ciudad.
Siempre recordaré mi primera vez en la nueva Catedral.

10560370_273614729495544_6128653876974047950_o

2 pensamientos en “SAN MAMÉS. MI PRIMERA VEZ.

  1. El sentimiento Athletic lo llevamos todos los bilbainos de serie. Algún día cuando hagan análisis de ADN a unos cuantos bilbainos seguro que encuentran el gen Athletic, al lado del gen Amatxu.

    Le gusta a 2 personas

  2. Cierto es que tiene que ponerse la piel de gallina entrar en la Catedral. Yo no he estado nunca . Soy fans del equipo pero no me atrae mucho el fútbol. Ahora pienso que la afición que tiene nuestro equipo es maravillosa y un día en San Mames tiene que ser estupendo, sintiendo el calor eufórico de la gente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s