ARGIÑETA, MONUMENTO FUNERARIO

Bizkaia esconde muchos tesoros, otros los muestra.
Ese es el caso de la necrópolis de Argiñeta, un conjunto funerario que exhibe veinte sepulcros y cinco estelas en los aledaños de Elorrio junto a la ermita de San Adrián en el barrio de Zenita.

P1390731P1390870
Se construyeron en la Alta Edad Media para su utilización en las diferentes necrópolis distribuidas por los barrios de la zona, pero en el siglo XIX fueron reagrupadas en este lugar mágico y, con un punto, de misticismo.
Hace unas semanas fui hasta allí con la idea de traeros este reportaje. Era, al menos, la cuarta vez que iba y sentí lo mismo que en anteriores ocasiones: emoción.

P1390762
Aparqué el coche sin mayor problema puesto que era una mañana de un día laborable.
Estas sepulturas, que fueron realizadas en piedra arenisca procedente de las canteras del Monte Oiz, constan de dos piezas: la caja y la cubierta. Los tamaños varían y, hay dos que son los que más interés suscitan, debido a que en sus tapas tienen grabadas unas inscripciones que son los textos más antiguos que evidencian la presencia de cristianos en la provincia de Bizkaia.

P1390811P1390812P1390868
Cuatro de las estelas tienen forma de disco con un diámetro de unos 70 centímetros y la otra es de forma triangular.
En cuanto a la iconografía representada es de carácter astral como círculos concéntricos o prolongaciones radiales.

P1390733P1390744
En el interior de la ermita también se pueden ver algunos sepulcros pero, en ese momento, se encontraba cerrada.
Hay quien asegura que Argiñeta es el monumento funerario más importante del País Vasco.
Si no lo conocéis os invito a que vayáis, es una excursión en la que disfrutaréis de la naturaleza y de la historia.
FOTOS: ANDONI RENTERIA

ANDRA MARI DE GALDAKAO

En el barrio de Elexalde en Galdakao, en las estribaciones del monte Ganguren, se encuentra el edificio religioso más antiguo de esta población; concretamente del siglo XIII.
Esta iglesia parroquial de estilo románico y gótico lleva el nombre de Andra Mari o Santa María y sustituye a la antigua iglesia de Santa Marina de Ganguren.

P1610124
En 1516 fue reconstruida y ampliada y por ello posee elementos renacentistas.
Esta parroquia es el lugar elegido por muchas parejas de la zona para contraer matrimonio.

P1610077
Hace unas semanas me acerqué hasta allí con la esperanza de poder visitar su interior. Aparqué el coche en la explanada que hay delante y me dirigí hacia el pórtico.
La puerta estaba cerrada, no había posibilidad alguna de entrar, así que decidí intentarlo por otra puerta. Encontré unas escaleras en un lateral con una verja que tampoco se abría.

P1610108
Como no pude acceder a la iglesia, me dediqué a observarla por fuera.

P1610123P1610122
El gran pórtico abierto y de vigas de madera ocupa toda la longitud del templo.

P1610120
Desde el aparcamiento la vista se pierde en los montes que rodean este pueblo tan cercano a Bilbao. El hospital de Galdakao, a lo lejos, se divisa también, desde aquí.

P1610078P1610079
Si queréis visitar esta iglesia aseguraros antes de ir de que estará abierta, para que no os pase lo mismo que a mí.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

NATURALEZA Y ARTE EN GÜEÑES

Desde diciembre de 2007 la población encartada de Güeñes cuenta con un museo muy especial, tanto por el contenido como por el continente.
El resultado de fusionar la naturaleza y el arte se llama ARENATZarte.

p1760126
Este parque, perteneciente al Ayuntamiento de Güeñes, es el escenario idóneo para exponer obras de arte. Se trata de un jardín de estilo inglés con 22000 m2 para el disfrute de vecinos y turistas, cuyas esculturas han impulsado más, si cabe, el interés por este lugar tan apacible.
Esta curiosa iniciativa se la debemos al consistorio del propio pueblo y a ENKARTUR, la sociedad que gestiona el turismo en la Encartaciones.
El parque forma parte de la Villa Urrutia: un chalet construido en 1910 en estilo Segundo Imperio de cuatro plantas, que fue la residencia de verano de Leandro Urrutia, un indiano nacido en Galdames que se enriqueció en Méjico. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de Güeñes desde 1974.

p1760197p1760185
La finca cuenta con una pérgola que invita a soñar con tiempos mejores, donde las damas pasearían con elegantes vestidos observando sus flores o el estanque que, en el momento en que yo lo visité, se encontraba vacío.

p1760065p1760109
En una finca de estas características no puede faltar la casa del jardinero y la casa de caza, aunque ya no se utilicen para lo que fueron construidas.

p1760063
Hacía varios años que no paseaba por los senderos de este parque, observando sus exóticos árboles, algunos centenarios, mezclados con las curiosas y artísticas esculturas.
Acacias, cedros, arces… dan al entorno un color especial con sus tonos rojizos y dorados cuando llega el otoño.

p1760118p1760007
Además de las esculturas este terreno dispone de los elementos habituales de un lugar de esparcimiento. Existe una zona infantil con varios columpios, suficientes bancos para relajarse, aseos y fuentes.

P1760170

p1760008
Si permaneces en silencio puedes escuchar cómo baja el agua del río Cadagua, a pocos metros del muro de piedra que rodea el parque.

p1760047
Las esculturas me gustan, claro, pero si me dan a elegir un elemento de este gran espacio expositivo en la naturaleza, me quedo con la secuoya gigante traída desde las Américas por Leandro Urrutia.

p1760167p1760141
Un edificio acristalado a la entrada del parque sirve como lugar de exposiciones itinerantes, charlas, talleres… También es la sede del mítico certamen de Vestidos de Papel de Güeñes que se celebra desde 1958 y es uno de los más importantes del país.

p1760136
Los hermanos Roscubas idearon cinco figuras de tres metros de altura en poliéster que simbolizan unas cabezas totémicas que guardan y protegen el parque.

p1760112
Jon Stone exhibe sus obras con apariencia de plantas exóticas con la finalidad de transportarte a lejanos lugares por el mundo.

p1760093
“Naturaleza” es el título elegido por Marijose Recalde, la autora de esta simpática y vanguardista obra en la que vemos a un chico apoyado despreocupadamente en un árbol.

p1760132
“A cada cual lo suyo” es el nombre que puso Mikel Lertxundi a esta obra.

p1760033
Esta escultura llamada “Si levantaran la cabeza” fue creada por Ángel Garraza.

p1760095
Una de las peculiaridades de este escenario es la variedad de muestras itinerantes que, durante unos meses, se exponen aquí para disfrute de todos.
Como siempre os digo: Merece una visita; os sorprenderá.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

UN CASTILLO DE CUENTO

Sobre una colina, en el municipio de Gatika, a escasos veinte kilómetros de Bilbao, se yergue el castillo de Butrón rodeado de un bosque con árboles centenarios de hasta 500 especies diferentes.

p1750152p1750151
Pero, no siempre tuvo el aspecto de castillo romántico que luce actualmente.
En el siglo XIII los Señores de Butrón eran los propietarios de una casa-torre testigo de encarnizadas guerras banderizas que, pasados los años, el V Señor de Butrón transformó en un castillo que terminó deteriorándose por abandono a partir del siglo XVI, cuando aquellas cruentas luchas desaparecieron.
Hasta que, en 1878, el marqués de Torrecilla, don Narciso de Salabert y Pinedo, solicitó al arquitecto Francisco de Cubas (también marqués), que reconstruyera al estilo europeo de la época, aquel edificio ruinoso.
El marqués de Cubas se inspiró en formas góticas, nórdicas y fantásticas, y se inventó almenas y ventanas.

p1750032p1750028p1750025
La obra duró veinte años y, desgraciadamente, el marqués de Torrecilla falleció antes de ver terminada la residencia de verano, como así la llamaba.
Desde niña he visitado muchas veces el castillo y su entorno, que parece sacado de un cuento de princesas.
Hace unas semanas decidí volver a este escenario mágico que, actualmente, es propiedad de una compañía constructora y se encuentra a la venta, después de haber fracasado el negocio de organización de eventos en su interior.

p1750041
Aparqué el coche a pocos metros de la entrada al recinto y me fijé en la parte baja del castillo, la que se conserva intacta desde el siglo XVI. A cierta altura se observa claramente la diferencia de las piedras, donde comienza la parte construida hace más de un siglo.
Los muros, con un grosor de cinco metros, les servían para protegerse de aquellos enemigos que ansiaban y envidiaban su poder.

p1750103p1750091
Después de un paseo contemplando almenas, la torre del homenaje, las estrechas ventanas y cada pequeño detalle de la fachada de este majestuoso castillo, me monté de nuevo en el coche con la sensación de haber sido protagonista de un cuento de reyes y princesas de los hermanos Grimm.

p1750018p1750012p1750039p1750148
Como siempre, os aconsejo una visita a la zona.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.