PRESENTACIÓN DE «NUEVAS PILDORITAS DE LA HISTORIA DE BILBAO»

Presentar un libro es siempre un acto que implica responsabilidad, nerviosismo y mucha ilusión. Ayer fue uno de esos días que jamás olvidaré por muchos y buenos motivos.
A las siete menos cuarto de la tarde llegué a la biblioteca de Bidebarrieta; faltaban cuarenta y cinco minutos y, por allí, ya estaban algunos de los amigos que me siguen en las Redes Sociales.
El escenario con la mesa y todo lo necesario, ya estaba preparado. Comenzaba a llegar el público y mis nervios iban aumentando.
El programa LA KAPITAL de Telebilbao me hizo una entrevista minutos antes de comenzar.
No perdí la ocasión de inmortalizar este día tan importante para mí.
El salón se iba completando y, a las siete y media, Beñat Arginzoniz, el editor de EL GALLO DE ORO fue el primero en intervenir y lo hizo agradeciendo la asistencia de todos y explicando someramente la ejecución del libro.
José Mari Amantes fue el siguiente en hablar y lo hizo como siempre, con mucho cariño hacia mí y elogiando mis «pildoritas», además de asegurar que se sentía agradecido conmigo por haberle pedido que escribiera el prólogo del libro.
Unos minutos después, mi buena amiga Beatriz Marcos, tomó la palabra con la profesionalidad y humildad que la caracteriza. Confieso que me emocionaron mucho las palabras tan cariñosas y, me consta, que sinceras que me dirigió. Ella traía, además, un mensaje del Alcalde, Juan Mari Aburto para mí en su móvil que leyó en voz alta en el que me aseguraba que sería un honor para él que le firmara un ejemplar de mi libro.
Con tanta emoción a mi me costó comenzar a hablar.
Por fin, me levanté me dirigí a todos y les agradecí que hubieran hecho un hueco en sus agendas para acompañarme y apoyarme en este nuevo proyecto.
No podía faltar la presencia en el escenario de mi amigo, compañero y fotógrafo Andoni Renteria. Él es quien ha aportado las fotos que ilustran al menos cuarenta PILDORITAS del libro.

Pasaban los minutos, yo contaba anécdotas realcionadas con el libro o con Bilbao y algunos comenzaron a preguntar, hacer comentarios o sugerencias.

Algunos ya empezaron a leer allí mismo.

Tras casi una hora de presentación todo aquel que quiso subió al escenario a darme un beso, sacarse una foto o a que le firmara un ejemplar del libro. Esa fue para mí la parte más divertida y emotiva: la de poder abrazar a tantos amigos e intercambiar unas palabras con ellos, mientras mi amigo Patrik Bilbao amenizaba el momento tocando unas bilbainadas con su txistu.

En el pasillo central se fueron colocando para subir al escenario.

Amigas del colegio, de las Redes Sociales, políticos, escritores, cantantes, actores… y un sinfín de gente estupenda que apuesta por la cultura, por nuestra historia y, sobre todo, por la amistad.

Alba, a quien conocí siendo una niña es una de mis fieles amigas.

Mujeres de ACAMBI no quisieron perderse mi presentación.

Los bombones fueron un éxito

Las nuevas generaciones también se interesan por la historia de Bilbao.

Grandes amigas siempre a mi lado

Más amigos

Para terminar esta crónica solo me queda agradecer a la editorial, a los medios de comunicación que estuvieron cubriendo el acto, a los políticos que asistieron, a tantos y tantos amigos, a la biblioteca de Bidebarrieta por cederme su espacio, a mi familia…y a todos los que no pudieron asistir, pero me enviaron mensajes muy cariñosos de ánimo.

Las fotos son en su mayoría de Andoni Renteria; pero también mi buen amigo David me ha regalado algunas.

MILA ESKER GUZTIOI!

¡MIL GRACIAS A TODOS!

 

125 AÑOS DEL CLUB DEPORTIVO DE BILBAO

En 1894 un grupo de hombres deseosos de practicar deporte en un espacio adecuado para ello, crearon la Sociedad Gimnástica Zamacois, con el gimnasta José Zamacois Bengoa al frente. Pocos años más tarde y, sin haber finalizado el siglo, en el club ya sumaban trescientos socios.

En junio de 1912 desapareció con ese nombre, pero se creó el Club Deportivo; siendo la unión de tres sociedades: la Gimnástica Zamacois, la Educación Física y la Federación Atlética Vizcaína y se inauguró la sede en la calle Obispo Orueta, 2. Aquel día se festejó con una gran comida para 120 personas en el txakoli Pantaleón de Ibarrekolanda donde cataron numerosas y sabrosas viandas.

Pasaron los años y el 5 de abril de 1931 se inauguró un edificio en la Alameda Rekalde, que fue utilizado durante tres décadas y derribado en 1965 para construir uno mayor y más moderno como es el actual que todos conocemos y que, durante la Semana Grande del año 1968, se abrió al público.

Aquí se han desarrollado siempre diversas disciplinas deportivas como: natación, baloncesto, gimnasia, halterofilia, pelota, ajedrez, tenis o esgrima, entre otras. Además de actividades culturales, sociales o solidarias.

Este club posee muchos reconocimientos a lo largo de su historia como la Medalla de Oro concedida en el año 1970 por el Ayuntamiento de Bilbao.

Si hablamos de reconocimientos, posiblemente el más emotivo, fue el del cariño de los más desfavorecidos de la villa o de los enfermos de diferentes centros hospitalarios cuando los componentes del Circo Amateur del Club Deportivo acudían a realizar divertidos y arriesgados números, durante cinco años que duró su actividad tanto en Bizkaia como en otros capitales de provincia.

Aquellos artistas circenses no cobraban nada por sus actuaciones que ejercían de manera altruista, ya que se dedicaban a otras profesiones.

En la década de los sesenta el club reunió a otro grupo de personas para realizar actividades relacionadas con el circo pero solo para sus socios y de manera eventual. En nuestros días solo una calle en el barrio de Txurdinaga recuerda aquel mundo del circo.

FOTO: INTERNET

 

VESTIGIOS INDUSTRIALES EN EL MUSEO VASCO

La empresa Babckok Wilcox Española se fundó en 1918 en Galindo (Bizkaia). Casi cien años más tarde, en 2011 cesó su actividad.

Más de cinco mil trabajadores se dedicaron a la construcción de locomotoras, camiones, calderas o válvulas, además de contribuir a la construcción de conocidas infraestructuras como el puente del Ayuntamiento de Bilbao, la refinería de Petronor, un alto horno de Altos Hornos de Vizcaya o diferentes centrales nucleares.

Algunas de estas piezas, que se encontraban abandonadas en la fábrica tras su desaparición, fueron la inspiración del artista bilbaino Alberto Salcedo que ha reinterpretado unos objetos industriales en obras de arte realizadas con diferentes materiales como bronce, pasta egipcia, escayola o con una impresora en 3D.

Hoy, 13 de noviembre de 2019, se ha presentado esta exposición titulada AZKEN ALABAK haciendo referencia a las últimas hijas, es decir, piezas de la producción de la ya derruida fábrica.

 

Acompañando al artista se encontraban Lorea Bilbao, Diputada de Cultura, Euskera y Deporte; Gonzalo Olabarria, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao y Sorkunde Aiarza, Directora del Euskal Museoa-Museo Vasco.

 

Lorea Bilbao ha comentado que el patrimonio industrial de Bizkaia es una riqueza de primer nivel y que el artista ha rescatado la memoria industrial a través de un concienzudo trabajo de investigación.

Sorkunde Aiarza se ha mostrado feliz de que sea en este museo donde se expongan estas magníficas obras.

Por su parte, Alberto Salcedo ha agradecido a las instituciones la oportunidad que se le ofrece de dar a conocer su obra al público y ha expresado que su objetivo es luchar contra el olvido de la pasada historia industrial. También ha explicado que existe mucho trabajo de campo detrás de estas veintisiete piezas.

Ya en la sala expositiva, Alberto nos ha ido contando diversos detalles de cada pieza y nos ha mostrado la colección de fotografías que realizó en la desaparecida Babckok Wilcox y unas pantallas donde se proyectan tres videos de cuando la fábrica funcionaba y del posterior cese.

La muestra se puede ver hasta el cinco de enero de 2020.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

 

 

 

COMERCIOS QUE DEJAN HUELLA

COMERCIOS QUE DEJAN HUELLA, ese fue el lema de la gala de Premios al Comercio de Bilbao que tuvo lugar ayer, 6 de noviembre, en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

A las ocho de la tarde llegó el Alcalde, Juan Mari Aburto, acompañado de varios concejales y varias personalidades.

En el photocall, como siempre en estos casos, se tomaron las primeras imágenes antes de pasar a la sala donde el público iba ocupando sus asientos.

Los conductores de la gala fueron Gemma Martínez y Jon Gómez que mostraron su profesionalidad y su buen humor mientras iban presentando a todos y cada uno de los participantes de este evento.

Rafa Gardeazabal, Presidente de Bilbao Dendak dio la bienvenida y agradeció a todos la asistencia al acto. Además destacó la importancia del comercio de cercanía.

Al igual que hizo Isabel Muela, Viceconsejera de Comercio y Turismo.

El Alcalde, Juan Mari Aburto, aseguró que el comercio muestra la fuerza de una ciudad y que hay que ofrecer excelencia en este sector. También destacó la importancia de la compra en los negocios de barrio y la solidaridad más que la competitividad entre ellos.

Los premiados fueron:

Eurosport

Helados Capra

El Almacén Secreto

Mercado de la Ribera

Basquery

Mongolia

Además, doce comercios de otros tantos barrios de la villa se llevaron un reconocimiento especial:

Los Chicos, Lucía y Maribel, Café Bar Zidor, Foto Santamaría, Autoservicio Álvaro, La Hojalatería, Joyería Marimar, Bolsos Pili, Floristería Santutxu, Librería Lápices, Modas Itziar y Farmacia Lourdes Amayuelas.

Uno a uno fueron subiendo al escenario a recoger sus trofeos y posar para la foto de recuerdo.

Al terminar la entrega, los presentadores nos propusieron levantar las manos para hacernos un selfie.

Y, como siempre sucede en estos eventos, fuera del salón nos esperaban unos pintxos y unos pasteles ofrecidos por varios de los comercios asociados.

La camaradería y el buen talante son dos ingredientes que nunca faltan cuando los amigos se reunen.

ZORIONAK a todos los premiados.

FOTOS: ANDONI RENTERIA