Acerca de Esme

Soy de Bilbao, vivo en Bilbao y nací enamorada de Bilbao.

ARTE EN EL PALACIO DE LA ADUANA

Málaga ofrece muchos rincones interesantes y maravillosos, sin duda. Pero yo quiero destacar uno que a mi particularmente me entusiasmó. Se trata del Museo de Málaga, el quinto más grande de España y el mayor de Andalucía.
Ubicado en el antiguo Palacio de la Aduana, son muchos los malagueños que le llaman el Museo de la Aduana, como pude comprobar.
Este museo es gestionado por la Junta de Andalucía y es el resultado de la fusión de dos antiguos museos provinciales: el Museo de Bellas Artes y el Museo Arqueológico.

El imponente edificio proyectado a finales del siglo XVIII y concluido en 1826, estaba destinado a atender el intenso comercio marítimo de la ciudad. Su diseño neoclásico fue obra de Manuel Martin Rodríguez quien se inspiró en la aduana madrileña.
Los reyes Isabel II o Alfonso XII, a su paso por la ciudad, se alojaron aquí en la que, posteriormente y hasta el año 2008, fue sede del Gobierno Civil.
Reinaugurado en diciembre de 2016, este no es solo un museo, no. En sus instalaciones puedes encontrar un salón de actos, una tienda, una sala didáctica, áreas infantiles, una sala de lactancia, una cafetería en la planta baja y otra en la azotea y un hermoso claustro.


En su fachada principal altísimas palmeras reciben al visitante y, al traspasar la puerta, un pedazo de historia se abre ante tus ojos.

Hace unas semanas, en mi viaje a Málaga, me acerqué hasta aquí una tarde lluviosa con la idea de pasar un rato, sin más. Pero, cuál fue mi sorpresa que me enamoré del edificio, de sus trabajadores, de sus piezas…de todo.
La primera sala que examiné fue el Almacén Visitable en la planta baja. En ese momento se encontraba vacía a excepción de la trabajadora del museo quien, a mis preguntas, me respondió con amabilidad y dándome toda serie de detalles de esta estancia. Las obras no están catalogadas porque es un almacén, aun así, su distribución por este gran espacio es ideal para verlas bien. Pequeños objetos colocados en vitrinas o cajones, grandes piezas y hasta un traje de montar a caballo que se cree que pudo haber pertenecido a Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como el Gran Capitán.


La primera planta está dedicada a la colección de arte. Por sus diferentes salas se pueden admirar sus dos mil piezas entre grandes cuadros como “El juicio de Paris” de Enrique Simonet que, en ese momento, estaba siendo explicado por un guía a varios visitantes.
También en este piso tienen representación pintores como: Sorolla, Esquivel, Ramón Casas, Picasso, Murillo, Zurbaran o Franz Marc, entre otros.


De allí me dirigí a la segunda planta, a la destinada a exponer las más de 15000 piezas halladas desde el siglo VIII antes de Cristo hasta el medievo.
Son tantos los objetos que me resulta imposible detenerme en cada uno de ellos. Mi estancia en Málaga fue muy corta pero, espero volver algún día y, por supuesto, visitaré de nuevo este magnífico museo.


En la tercera planta se inauguró en 2017 una biblioteca para uso exclusivo de los investigadores y hace unos meses abrió sus puertas una preciosa cafetería con una gran terraza donde poder disfrutar de una comida o un refresco recreándose con las vistas a la maravillosa ciudad de Málaga, a la Alcazaba y al castillo de Gibralfaro.
Realmente, animo a todos los que vayáis de viaje a esta capital andaluza a que traspaséis la puerta de este soberbio edificio y descubráis los tesoros que guarda en su interior.

Dos cosas que me gustaron mucho fueron la gratuidad de la entrada y la posibilidad de tomar fotografías.

Muchas gracias a todos los trabajadores del museo por hacerme la visita tan agradable.
Espero volver a veros.

MUJERES ROMANAS EN EL ARQUEOLÓGICO

El pasado nueve de octubre se inauguró en el Museo Arqueológico de Bilbao una exposición titulada MULIERES. MUJERES EN AUGUSTA EMERITA.


Se trata de una muestra de ochenta piezas únicas halladas en el yacimiento de Mérida y que reflejan la vida de las mujeres en la que fue capital provincial del Imperio Romano, hace más de dos mil años.


Este recorrido nos ofrece una visión de aquellas féminas en diferentes aspectos de su vida como el cultural, el religioso o el personal.
En esta sala ubicada en la planta baja del Museo se pueden admirar diversos objetos como bustos, vasijas, lucernas, material médico o de higiene e, incluso, joyas.


De las paredes cuelgan curiosas lápidas en las que se observan alabanzas a mujeres fallecidas durante el parto ya que se consideraba que habían cumplido con su función social o más tristes como la de una prostituta de trece años.


También se exponen piezas encontradas en el País Vasco como una estela que una hermana dedica a su hermano fallecido en Galdakao o una moneda procedente de Orduña.
Esta exposición es un proyecto del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, del Museo Romano Oiasso de Irún y del Museo Arqueológico de Bilbao.
Los miércoles y los viernes el Museo ofrece visitas guiadas, así que no os perdáis esta exposición que permanecerá hasta el próximo 3 de febrero.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

RUTA VERDE ENTRE SODUPE Y ARBUIO

Siempre es buena idea pasear rodeado de naturaleza. En este post os llevo a realizar una ruta de cinco kilómetros no muy lejos de Bilbao.
Hace unos días me desplacé hasta el pueblo de Sodupe en la comarca de Las Encartaciones. Allí, a pocos metros de la iglesia, estacioné el coche; ya que desde ese punto iba a comenzar mi paseo hasta el pueblo de Arbuio por esta vía verde, que fue utilizada por el tren de La Robla.

Otra opción es ir en tren hasta Sodupe y andar hasta la Quadra donde podéis coger otro tren de regreso a Bilbao. Incluso si os animáis, podéis unir este paseo con el que os mostré hace unas semanas. Os dejo el link
https://conocebilbaoconesme.es/2018/05/22/por-la-via-verde-de-guenes-a-sodupe/
No hay pérdida, todo está muy bien señalizado. La pista asfaltada es ideal para andar, pero también para bicis o patinetes.

El camino discurre entre el río Cadagua, junto a matorrales y diversos árboles y arbustos, y la autovía, el corredor del Cadagua.

Una ovejas balando se acercan a mi.


Al llegar a La Quadra lo primero que observo son unos aparatos de gimnasia al lado de lo que fue una escuela de barriada y que ahora la han reconvertido en centro cultural y de jubilados.


Una plaza delante de este edificio es el lugar perfecto para sentarse a escuchar el silencio o ver jugar a los niños.


Llego a la iglesia de la Quadra, San Pedro Apostol, realizada en piedra de sillería y pintada de blanco.

En un alto, presidiendo el valle, se encuentra la Torre La Quadra del linaje de la Quadra Salcedo, erigida en la edad Media que fue testigo de encarnizadas guerras banderizas entre los oñacinos y los gamboínos. De planta cuadrangular y dieciocho metros de altura, ha sido reformada en varias ocasiones pero no se puede visitar, ya que es una propiedad privada.

El paseo ha sido estupendo y no es necesario estar en forma, ya que no hay pendientes, excepto una muy suave al final del recorrido.


Y, como el coche lo había dejado en Sodupe, volví por el mismo camino.
FOTOS: ANDONI RENTERIA

DONACIONES EN EL MUSEO VASCO

Desde el pasado 8 de noviembre hasta el próximo 24 de febrero, el Museo Vasco-Euskal Museoa de Bilbao, ofrece a los visitantes un paseo por la historia a través de una serie de objetos y obras de arte donadas por particulares y entidades, en una nueva exposición titulada “DONACIONES-DOHAINTZAK 2013-2018”.

En la planta baja del Museo, al lado de la puerta de acceso desde la Plaza de Unamuno, nos recibe una verdadera joya: El tríptico policromado de Elejabarri procedente de la ya desaparecida ermita de San Juan cerca del actual hospital de Basurto. Esta pieza tan valiosa, desde el punto de vista artístico e histórico, fue realizada a finales del siglo XVI.


En la primera sala, también en la planta baja, se exponen una gran variedad de objetos curiosos que han sido donados al museo en los últimos cinco años. En este universo femenino se pueden ver Imágenes de añas con los bebés a los que alimentaban y cuidaban, una cuna utilizada por los hijos de la fotógrafa Eulalia Abaitua, trajes de novia, zapatos, mobiliario…
Sin duda, parece que hemos vuelto al pasado.


En la segunda sala, a pocos metros de aquí, se muestra la vida del empresario Horacio Echevarrieta; así como la transformación social y económica de nuestro territorio.
La fábrica de Echevarria en todo su esplendor preside una de las paredes de esta estancia.


Todos estos elementos que se exhiben en el Museo, son parte de nuestra historia, son recuerdos, son auténticos tesoros.
Sabéis que me gusta aconsejaros visitas a museos o exposiciones. Esta me parece una buena oportunidad de, además, hacerla acompañada de los niños, ya que habrá muchas cosas que nunca hayan visto.

FOTOS: ANDONI RENTERIA