Acerca de Esme

Soy de Bilbao, vivo en Bilbao y nací enamorada de Bilbao.

AGUR, SARDINA. HASTA EL AÑO QUE VIENE

Hoy, martes de Carnaval, a las siete y media de la tarde la sardina esperaba en la Plaza Nueva al cortejo que la llevaría hasta su final.

Los monjes, la comitiva y los protagonistas de los carnavales bilbainos: Farolín y Zarambolas, de riguroso luto han iniciado su marcha mientras el resto de asistentes les seguíamos portando las consabidas velas.

Bajo una intensa lluvia, la tristeza por el fin de las fiestas de Carnaval se mitigaba con el dulce sabor de las sardinas de chocolate que, miembros de la Comisión de Fiestas, repartían ordenadamente.

La primera parada ha sido en el exterior de la iglesia Santos Juanes de la calle la Cruz, donde han bailado bajo los faroles que portaban.

De ahí, a buen paso, el cortejo se ha dirigido a la Plaza Santiago donde también se han detenido y, en latín, han pronunciado unas palabras que más parecían de una comedia que de un funeral..

Pocos minutos más tarde la sardina y el resto del séquito hemos llegado a la plaza del Arriaga mientras la lluvia se hacía más presente, como para darle ese toque tenebroso y trágico.

El maestro de ceremonias ha pronunciado un pequeño discurso y ha dictaminado que la sardina debía arder irremediablemente. Al instante se ha encendido la hoguera y se han lanzado varios fuegos artificiales.

Todo ha sucedido muy rápido; casi sin darnos cuenta, los allí presentes nos hemos despedido de los Carnavales 2018 y nuestra mente ya volaba pensando de qué nos disfrazaremos el año próximo.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

PILDORITAS DE BILBAO EN EL ALBATROS

Esta mañana he acudido a la cafetería restaurante ALBATROS, de la calle San Vicente nº 5, donde siempre es un placer tomar un café con alguna de sus delicias de la barra o, al mediodía, comer un menú casero y variado a un precio más que razonable.

A las once de la mañana, Ángel el dueño, ya me tenía preparada una mesa donde sentarme a firmar ejemplares de mi libro HISTORIA DE BILBAO EN PILDORITAS.

Han sido muchos los amigos y las amigas que se han acercado a saludarme, sacarse una foto y, por supuesto, adquirir el libro.

Álvaro ha sido de los primeros en dejarse seducir por las Pildoritas Bilbainas.

María, junto a su hermana Txini, son las creadoras de la firma de joyería y moda MATXI.

Jasone, una gran amiga, diseñadora de sombreros y complementos ha venido también a por su ejemplar.

Con Salomé he pasado un rato de entretenida charla.

Marian, a quien no conocía personalmente, me ha hablado de su pasión por los viajes.

Pîlar es una mujer inquieta con buena charla que derrocha simpatía.

Con las amigas siempre es un placer.

Amaya, Miren, Ángel, Salomé y yo en la última fotografía de la mañana.

 

Durante dos horas y media hemos hablado de Bilbao, nos hemos reído y Andoni nos ha fotografíado para el recuerdo.

Quiero agradecer en primer lugar a Ángel y a su equipo de profesionales quienes siempre ofrecen una sonrisa a los clientes, un comentario amable o una broma.

También quiero daros las gracias a todos los que habéis venido y, ¡Cómo no! a Andoni Renteria, mi fotógrafo y amigo que ha sido paciente mientras posábamos para su objetivo.

Mila esker, guztioi!

HUMEDALES DE SALBURUA

Hace unos días visité los humedales de Salburua en el cinturón verde de Vitoria-Gasteiz.

Esta zona se encuentra en el barrio del mismo nombre donde estuvo ubicado el aeropuerto viejo de la ciudad, tristemente conocido por ser el aeródromo desde el que despegaron los aviones que bombardearon Gernika durante la Guerra Civil.

Las lagunas principales de estos humedales son: Arkaute y Betoño. Hace siglos fueron desecadas para transformar la zona en campos de cultivo pero, desde 1994, se fueron recuperando para convertir este lugar en uno de los humedales más importantes del País Vasco.

En sus 206 hectáreas de superficie dispone de varios recorridos con un total de nueve kilómetros para disfrutar de la naturaleza en plena ciudad.

Después de estacionar el coche en el amplio aparcamiento, me dirigí al Centro de Interpretación ATARIA donde me facilitaron un plano y me atendieron amablemente ofreciéndome respuestas a todas mis preguntas.

En el interior del edificio se puede interactuar con diferentes objetos que explican la historia de la flora y fauna que allí conviven.

Existen paneles informativos, maquetas, zona de relax, zona de juegos…y un magnífico mirador que ya es el símbolo de este centro.

Con el plano en la mano me encaminé por un sendero para realizar uno de los recorridos.

Atravesé puentes, observé pequeñas cascadas, me crucé con varias personas y me embelesé con el vuelo de una cigüeña que recogía ramas para la construcción de su nido.

En una de las casetas de observación me quedé unos minutos para disfrutar de la escena en la que varios ciervos cruzaban la balsa hasta alcanzar un pequeño islote. En el agua los patos conviven en perfecta armonía con garzas y otras aves.

Nunca había visto tantos nidos de cigüeñas; es una estampa maravillosa. No me extraña que ornitólogos de diferentes lugares de Europa lleguen hasta Salburua para disfrutar de este bucólico lugar.

Durante mi paseo comprobé que han habilitado zonas de descanso donde sentarse a comer un bocadillo o, simplemente, disfrutar del silencio y de la abundante flora.

Todo se encuentra muy limpio y muy cuidado. Realmente merece una visita.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.

PERSONAJE SILENCIOSO

Ayer, veinticuatro de enero, se concedió un reconocimiento muy especial que, desde el año 2012, la GOTA DE LECHE entrega a esas personas que, sin querer hacer ruido ni llamar la atención ni mucho menos buscar la fama, ayudan y colaboran con esta entidad benéfica con sede en el Hotel Silken de Indautxu.
A las siete y media de la tarde, uno de los salones del hotel, se encontraba a rebosar de personas de buen corazón que, siempre permanecen cerca de las causas solidarias y de las buenas acciones, como la que lleva realizando LA GOTA DE LECHE desde hace más de un siglo.

El título del galardón lleva un nombre sugerente y curioso, sobre todo, teniendo en cuenta que, este año, recae sobre un matrimonio de pianistas. Joaquín Achúcarro y su esposa Emma Jiménez son los nuevos PERSONAJES SILENCIOSOS de Bilbao.
Han recorrido los escenarios de todo el mundo con su música y sus magníficas interpretaciones y, sin embargo, siempre han tenido tiempo para las obras solidarias.
Se les veía emocionados pero, sobre todo, muy felices rodeados de amigos.


A la cita no faltaron los cantantes Amaya e Iñaki Uranga como padrinos de esta asociación, Julio Piñeiro, representante de La Gota de Leche, Marino Montero, Relaciones Públicas, la concejala Beatriz Marcos y muchas más personas de la sociedad bilbaina.
Hubo intercambio de regalos entre los galardonados y el pintor Iñaki García Ergüin.


La música siempre es un ingrediente en estos actos y, ayer, Iñaki Basabe, Mikel Bilbao y la Coral Arraizpe nos amenizaron la velada.


El hotel nos sirvió unos deliciosos canapés mientras felicitábamos a los nuevos Personajes Silenciosos entre risas y buena charla.


El evento terminó cuando se colocó en la fachada del hotel una placa conmemorativa de la creación de la Asociación Benéfica mientras el coro cantaba AGUR JAUNA.


FOTOS: ANDONI RENTERIA