Acerca de Esme

Soy de Bilbao, vivo en Bilbao y nací enamorada de Bilbao.

CASA GALERA

En la historia de nuestra villa han sido varios los edificios dedicados a albergar a delincuentes y gente de mal vivir. La primera casa galera se ubicó en la calle Urazurrutia en los terrenos que tiempo después ocupó una escuela pública y donde, actualmente y después de muchas reformas, se encuentra la sede de BilbaoArte, el Centro de Producción Artística del Ayuntamiento de Bilbao.
Corría el año 1897 cuando el consistorio bilbaíno encargó al arquitecto municipal Enrique Epalza la construcción de un centro destinado a ser una cárcel para mujeres en la zona de Solokoetxe entre Zabalbide y Sorkunde, con el objetivo de separarlas de los reos comunes del penal de Portal de Zamudio. Las conductas incorrectas de las mujeres eran muy mal vistas en aquella sociedad tan religiosa y conservadora, por lo que debían ser recogidas para enseñarles un oficio que les facilitara la convivencia dentro de la comunidad.

Las reclusas, atendidas por las Hermanitas de la Caridad, recibían un trato impecable; a la vez que se les ofrecía sabanas limpias y buenos alimentos que, en muchos casos, eran lujos de los que carecían en sus propios hogares.
En su origen, esta antigua prisión disponía de tres plantas y semisótano construida en un estilo en el que se refleja austeridad a la vez que modernidad y funcionalidad. A lo largo de los años ha sufrido varias reformas como las del tejado, que ha sido modificado con respecto a los planos iniciales.
Afortunadamente, desde mayo de 1988 ya no escuchamos blasfemias ni quejidos, sino melodías, canciones y música interpretada por cientos de alumnos de la Escuela Municipal de Música, Bilbaomusika.

FOTO MÍA

LA ÓPERA EN BILBAO

Durante los siglos XVIII y XIX eran escasas las actuaciones líricas en la villa de Bilbao; hasta que, en el año 1953, cuatro amantes de la música decidieron crear la ABAO, la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera. Estos cuatros socios emprendedores y valientes fueron: José Luis de la Rica, presidente; Guillermo Videgain, vicepresidente; José Antonio Lipperheide, tesorero y Juan Elúa, secretario. Consiguieron convencer a más de quinientos futuros socios para participar en esta aventura arriesgada que contó con algunas ayudas de instituciones como la Embajada italiana que, durante un tiempo, les ofreció una aportación económica.

Comenzó su andadura representando obras románticas francesas e italianas de autores como: Verdi, Rossini, Puccini o Donizetti y títulos como Rigoletto, Aida o Bohéme, puesto que no se atrevían a arriesgar con producciones modernas ante el conservador público bilbaíno. A partir del año 1977, siendo Eugenio Solano presidente, cambió la forma de gestionar la sociedad creándose diferentes comisiones y distribuyendo así mejor las tareas económicas, divulgativas o artísticas.

Durante muchos años el Coliseo Albia fue sede de la ABAO; así como el lugar para las representaciones, a pesar de no ser suficientemente grande ni cómodo para la ejecución de la mayoría de las obras.

Desde el año 1999 la ópera en Bilbao se representa en el Palacio Euskalduna cuyo escenario cuenta con todas las prestaciones, una inmejorable sonoridad y un aforo de 2100 personas.
Para celebrar el cincuenta aniversario de la sociedad, en abril de 2003 se reestrenó la ópera ZIGOR de Francisco Escudero; la única obra íntegramente cantada en euskera que fue estrenada en el año 1967 durante la dictadura franquista.
En estas seis décadas desde su creación han ocurrido muchas anécdotas y muy dispares, como aquella tarde en la que la soprano que debía interpretar un papel en Macbeth se indispuso y hubo que buscar otra artista a la que trajeron en avión privado hasta Bilbao. O como el cabreo monumental de Bastianini que se negó a recoger la medalla de oro de la ABAO y el Gobernador Civil le impuso una multa.

Realmente es un orgullo para la ABAO y para sus más de ocho mil socios, no solo haber cumplido las expectativas de aquellos cuatro pioneros, sino haberlas superado con creces.

(FOTO INTERNET)

LAS MUJERES EN BIZKAIA

La Real Sociedad Bascongada del País tiene su origen en las tertulias que, a diario, celebraba el Conde de Peñaflorida en su palacio de Insausti de Azkoitia a mediados del siglo XVIII. Fue creada en 1765 con el objetivo de impulsar las ciencias, la agricultura, las artes útiles y el comercio en el País Vasco.
Esta sociedad ha llegado hasta nuestros días con la pretensión de continuar la trayectoria y el espíritu de su fundación y para ello organizan diferentes actividades como conferencias, conciertos, actos académicos, presentaciones de libros o jornadas.
Precisamente, durante el pasado mes de febrero se ha llevado a cabo la segunda edición de unas jornadas bajo el título MUJERES DE BIZKAIA.
Cada martes, varios ponentes han ofrecido sus conocimientos y experiencias en el salón de actos que la sede bilbaína de Juntas Generales de Bizkaia ha cedido por segundo año consecutivo para este fin.
El cuatro de febrero, Ana Otadui, Presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia inauguró estas jornadas de la mano de Lorenzo Goikoetxea, Presidente de la Comisión de Bizkaia.


Ese día, la moderadora de las ponencias fue Inés Pellón, Doctora en Ciencias Químicas de la UPV y los conferenciantes fueron:
Ana de la Parte, Marian Galíndez, Ainhoa Hernández, Kepa Lizarraga y María Tato, todos ellos relacionados con el deporte, ya que el tema era LAS MUJERES EN EL DEPORTE.

El once de febrero, la moderadora fue Eva Arrilucea, Doctora en Economía de la UPV y los oradores de esa sesión fueron:
Ana Ayerbe, Jon Barrutia, Leire Bilbao y Lorena Fernández que trataron el tema LAS MUJERES FRENTE A LOS GRANDES RETOS SOCIALES.

La tercera sesión, con el nombre MUJERES, JUVENTUD Y REDES SOCIALES, fue Estíbaliz Apellániz, Doctora en Geología de la UPV la encargada de presentar y moderar la mesa compuesta por:
Itziar Errasti, Jorge Flores, Esmeralda Hernando y Marta Macho.

La última sesión de este año la moderó Begoña Cava, Doctora en Historia de la UD y únicamente pudieron exponer su relato Andoni Aldekoa, Verónica Elorza y Begoña Marañón, presencialmente; ya que la cuarta ponente, Miren Arzallus no pudo asistir, pero envío un texto que Begoña Cava leyó en su nombre.

Al finalizar la tertulia y el turno de preguntas, Ana Otaduy y Lorenzo Goikoetxea clausuraron estas jornadas 2020 agradeciendo a todos el interés mostrado y la participación de los ponentes. Aseguraron que el balance era muy positivo en cuanto a los temas expuestos y la afluencia de público.

Tanto el día de la inauguración como en la clausura no faltó la nota musical.

En lo que a mí respecta solo puedo agradecer a la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País y a Ana Otaduy, Presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, que hayan pensado en mí para participar y contar mi experiencia en las Redes Sociales. Así como también quiero agradecer a los amigos que se acercaron hasta allí para apoyar esta iniciativa.

Y, como colofón, los participantes en estas jornadas fuimos invitados por la Sociedad Bascongada a cenar en un magnífico restaurante bilbaino.

Mila esker, guztioi!
¡Muchas gracias a todos!

FOTOS: ANDONI RENTERIA

ONDARROA, TRADICIÓN Y MODERNIDAD.

Situada en la comarca de Lea-Artibai, Ondarroa cuenta con casi nueve mil habitantes en una extensión de menos de cuatro kilómetros cuadrados. A la Muy Noble y Leal Villa de Ondarroa le cruza el río Artibai que forma una pequeña ría en su desembocadura. Mar y montaña, tradición y modernidad, todo tiene cabida en esta hermosa población.

Hace unos meses disfruté de una mañana descubriendo rincones, paseando por sus calles, subiendo y bajando sus innumerables escaleras, observando las enormes gaviotas que se acercan con intención de alimentarse de algún pescado olvidado en el puerto.

El puente ITSAS AURRE, más conocido como puente de Calatrava por el apellido de su arquitecto, fue inaugurado en 1994 y se ha convertido en uno de los símbolos de Ondarroa. Construido en acero tiene una longitud de setenta metros y es uno de los accesos al puerto.

Para visitar esta población marinera debes hacerlo sin prisas, disfrutando de los edificios, de su historia, escuchando los ruidos de sus habitantes, de su vida diaria.

La iglesia Santa María se hallaba cerrada y no pude acceder pero sí observar su grandiosidad desde fuera. Su estilo es gótico tardío y data de finales del siglo XV. Se asienta sobre unas grandes arcadas donde todavía se pueden ver argollas que servían para atar con cuerdas las embarcaciones.

 

Numerosos peldaños por el casco viejo sirven para acceder a la parte de arriba donde se cruzan muchos edificios en sus estrechas calles; algunos medievales como la casa torre Likona con sus gruesas paredes y forma de cubo donde nació María Sánchez de Licona, madre de San Ignacio de Loyola.

El frontón es otro de esos elementos que nunca faltan en las poblaciones de nuestra geografía.

Otro de los iconos de Ondarroa es el Puente Viejo, un puente de piedra construido en el mismo lugar donde se hallaba el puente de madera medieval que fue derruido en 1958 por una riada.

Esto que os muestro solo es un pequeña parte del pueblo, ya que mi visita fue express, pero os invito a que paséis un día recorriendo las calles de esta villa marinera. Seguro que os fascinará.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.