Acerca de Esme

Soy de Bilbao, vivo en Bilbao y nací enamorada de Bilbao.

GALARDONES SOLIDARIOS

Ayer, veinticinco de septiembre, se entregaron los Premios Fair Saturday 2023 en su sexta edición. El escenario elegido siempre es inmejorable: el atrio del Museo Guggenheim Bilbao. Estos galardones nacieron en 2017 con el objetivo de reconocer a nivel internacional, las iniciativas de personas y organizaciones que generan una importante repercusión social por medio de la cultura y el arte.

A las siete y media de la tarde comenzaron a llegar los primeros invitados. Un evento de estas características siempre congrega a personas de diferentes sectores como la cultura, la política, el deporte o la empresa, entre otros.

En el photocall se fueron colocando para tomar una foto para el recuerdo.

A las ocho en punto, bailarines de la compañía MDV DANZA, abrieron el evento con una curiosa coreografía moviéndose por todo el espacio.

Nerea Garmendia, actriz y presentadora, fue la encargada de conducir la gala.

Con su simpatía habitual fue dando paso a cada uno de los premiados que, este año, son:

* Brittany Butler

Directora ejecutiva de Harvard SICI en Boston.

*Chi-chi Nwanoku CBE

Fundadora de Chineke! Orchestra.

*James Rhodes

Pianista y escritor que lucha por erradicar la violencia infantil.

*Evelyn Glennie

Percusionista de reconocimiento internacional natural de Aberdeenshire.

*Emmanuel Jal

Artista y activista social originario de Sudán que reside en Toronto.

*Fundación Labayru

Institución de referencia del euskera hablado en la zona occidental de Bizkaia.

*Luis de Lezama

Presidente del Colegio Santa María La Blanca de Madrid.

*Ahmad Sarmast

Fundador de Afghanistan National Institute of Music en Kabul.

 

Cada uno de ellos agradeció este reconocimiento y explicó brevemente en qué consiste su proyecto.

Tanto el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, como la Diputada de Cultura, Euskera y Deporte, Leixuri Arrizabalaga y el fundador del movimiento Fair Saturday, Jordi Albareda, subieron al estrado para agradecer, una vez más, esta iniciativa que busca un mundo mejor, aunque suene a utopía (como comentó el alcalde). Así como para felicitar a los agraciados y destacar su implicación en los maravillosos proyectos solidarios vinculados al arte que nos mostraron.

Antes de concluir la gala, MDV DANZA nos sorprendió con otra coreografía y el premiado Emmanuel Jal interpretó uno de sus temas mientras el público nos dejábamos llevar con las palmas y algún baile.

Y, ¡cómo no! las fotos con los amigos que no falten.

 

Sin duda, fue un acto emotivo de los que nos hacen ver la vida con ojos de esperanza.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

“CABESITA” DE AJO.

En Bilbao tenemos de todo, al menos eso es lo que aseguramos los bilbaínos sin despeinarnos. Tanto es así que nunca han faltado los personajes “txirenes”: esos ciudadanos que por alguna razón han destacado en la historia de la villa. A lo largo del tiempo han sido reconocidos por la sociedad bilbaína debido a sus aficiones poco ortodoxas, sus rarezas, sus habilidades o, simplemente, por sobrevivir en una época dura llena de dificultades.

En esta “pildorita” de la historia bilbaína os voy a hablar de Francisco Usabel, llamado también Patxico o “Cabesita” de ajo. Su historia comienza cuando su padre, Juan Usabal Larrea, herrero de profesión abandonó la aldea alavesa donde vivía a principios de 1800 para instalarse en Bilbao donde conoció a la que sería su esposa: María Manuela Beraza, originaria de lo que en aquella época era la anteiglesia de Begoña. Desgraciadamente fallecieron muy jóvenes dejando huérfanos a sus dos hijos pequeños: Juan Antonio y Francisco Simón, bautizados ambos en la iglesia San Antón, cercana a su domicilio, ya que vivían en Bilbao la Vieja.

Juan Antonio, el hermano mayor, fue recogido en la Santa y Real Casa de la Misericordia donde se le enseñó el oficio de panadero. Francisco era pequeño para ingresar en la institución, por lo que se le atendía en su propia casa con ropa y comida. Años más tarde, Juan Antonio encontró trabajo y dejó el asilo, pero no hay constancia de que mantuviera relación con su hermano Francisco quien ya pudo residir en la Misericordia, no sin antes someterse a un estudio para verificar que no iba a trastornar la convivencia de niños y ancianos. Esto se debía a que había nacido con una discapacidad física e intelectual. Su mote “Cabesita” de ajo, hacía referencia al pequeño tamaño de su cabeza en un cuerpo muy grande y de gran fortaleza física.

No tenía cultura, era analfabeto y su corpulencia y brutalidad le hicieron ser temido por los otros residentes; así que la dirección de la institución benéfica decidió enviarlo a Derio a casa de un agricultor con el objetivo de que le hiciera trabajar duro. Sin embargo, quienes lo trataron aseguraban que Patxico “llegó a este planeta cansado antes, incluso, de conocer la herramienta”.

Con el transcurrir del tiempo su carácter brusco se fue templando, se convirtió en un joven más sociable en el trato con los ancianos y los niños de la Misericordia y eso hizo que pudiera trabajar en la huerta y en la panadería de la institución.

En aquella época los servicios fúnebres de Bilbao los gestionaba en exclusividad la Misericordia quien se encargaba de organizar el cortejo funerario con los niños del asilo ataviados con trajes negros, gorritos y gruesas botas. “Cabesita de Ajo” era uno de aquellos que formaban la comitiva tras el féretro. Aunque no eran muchas sus habilidades, una de ellas era la imitación del kikiriki del gallo. Eso sí, siendo ya un hombre sus “aptitudes” fueron otras como comer, beber, fumar y, si podía, sablear al que se le pusiera a tiro para financiarse esas otras habilidades.

Falleció en abril de 1917 a la edad de ochenta y siete años, tras haber vivido décadas en la Santa y Real Casa de la Misericordia.

FOTOS: INTERNET.

MARI JAIA, LA REINA DE LAS FIESTAS. ASTE NAGUSIA 2023

Una edición más de Aste Nagusia y Mari Jaia no ha querido faltar.

A las seis de la tarde ha llegado el Alcalde, Juan Mari Aburto, acompañado de toda la corporación municipal, de varios representantes de instituciones y muchas caras conocidas de la vida social de la villa.

Tras el aurresku de honor en el hall del teatro Arriaga, han subido todos al foyer, donde les esperaba Mari Jaia muy elegantemente vestida.

La pregonera del pasado año ha cedido el testigo a Aiora Renteria, la nueva pregonera intercambiándose la makila de mando. Lo mismo ha sucedido con la txupinera que le ha entregado el lanzador de txupines a Izaskun Pinedo.

Este acto inicial ha concluido con el alcalde y la concejala de Fiestas, Itziar Urtasun anudándose el pañuelo.

A las siete de la tarde, desde el balcón del teatro con miles de personas en la plaza, Aiora Renteria ha interpretado uno de sus famosos temas que canta con su grupo Zea Mays, adaptado para la ocasión en el que menciona konpartsak y diferentes actividades que tienen lugar durante la Aste Nagusia bilbaina. Por su parte Izaskun Pinedo ha lanzado el primer txupin de esta larga semana.

En el interior ha estallado la alegría con la canción “Badator Mari Jaia” que Kepa Junkera compuso hace años.

 

La euforia tanto dentro como fuera del teatro ha durado un buen rato, hasta que poco a poco se ha despejado la plaza, ha pasado el servicio de limpieza y han podido bailar un aurresku a Mari Jaia, varios miembros de las Konpartsak antes de la kalejira que la ha llevado por todas las txoznas.

Los miembros del equipo y actores de la obra LOS CHICOS DEL CORO que, actualmente se está representando en el propio Teatro Arriaga, no han querido perderse este emotivo acto de inicio de fiestas.

El Alcalde estaba feliz con la llegada de Mari Jaia y así se ha mostrado con todos los que nos hemos fotografiado con él.

José Mari y Luis Ángel son dos miembros históricos de la konpartsa Moskotarrak.

Ya en el exterior, Mari Jaia ha presenciado el aurresku en su honor por parte de las konpartsak.

 

Las fotos son de Andoni Renteria.