ANTONIO TRUEBA EN EL MUSEO DE LAS ENCARTACIONES.

El siete de julio de 2020 se inauguró en el museo de las Encartaciones de Abellaneda en Sopuerta, la exposición sobre la figura del escritor costumbrista Antonio de Trueba, titulada “Antonio de Trueba (1819-1889). Cronista de Bizkaia “.
Antón el de los Cantares, como también se le conocía, nació hace doscientos años en Montellano (Galdames) comarca de las Encartaciones en Bizkaia. A los quince años viajó a Madrid donde se inició en la lectura de autores románticos españoles. Con el paso del tiempo fue él quien comenzaría a escribir poemas, cuentos, novelas y artículos para diferentes periódicos. Sus obras siempre reflejaron la realidad social del momento. Narraba las tradiciones y costumbres campesinas; así como la creciente transformación industrial que sufría Bizkaia o los paisajes, las romerías y muchas anécdotas de su entorno.

Hasta el próximo dos de mayo, quien se acerque hasta este museo que, originalmente fue Casa de Juntas, podrá comprobar cómo fue la vida de Trueba quien fue proclamado por las Juntas Generales de Bizkaia, Cronista y Archivero del Señorío en 1862 y Padre de la provincia en 1876.
En cuatro estancias adornadas con elegantes cortinones rojos se reparten fotografías, libros, textos, artículos de prensa, herramientas de labranza, objetos religiosos y un boceto de la estatua que el artista valenciano, Mariano Benlliure, realizó y que se encuentra en los bilbaínos jardines de Albia.

Recorrer estas salas es aprender de la historia del siglo XIX, es conocer nuestros orígenes, es entablar una conversación con aquel cronista que nos ha dejado un extenso legado de poemas, novelas, artículos y muchas reflexiones y opiniones sobre lo que él vivía y sobre lo que la sociedad de entonces vivía.

Sin duda, os aconsejo visitar este museo y, concretamente, esta muestra sobre Antonio Trueba en la que han colaborado cinco investigadores: Joseba Agirreazkuenaga, Montserrat Amores, Goio Bañales, Jesús Arrate y Javier Barrio Marro y que cuenta con el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia, las Juntas Generales de Bizkaia y el Ayuntamiento de Galdames.

Os dejo dos enlaces:
El del museo Enkarterrimuseoa
Y el video en el que, el propio Antonio Trueba, representado por el actor Kepa Gallego, habla sobre la exposición. Video Trueba

FOTOS: ANDONI RENTERIA

PIRU, OTRA LEYENDA MÁS.

Agustín Gainza Vicandi, por todos conocido, como “Piru” Gainza nació en la primavera de 1922 en el pueblo de Basauri.
Desde niño su afición por el deporte rey le llevo a jugar en las categorías inferiores del Athletic hasta el año 1940 que pasó a ser parte de la plantilla rojiblanca.
Ejerció como capitán durante varios años en el equipo bilbaíno, consiguiendo dos ligas y siete copas.
Su pierna izquierda era una máquina de marcar goles como los ocho que anotó en un partido de copa, convirtiéndose en el único jugador que lo ha conseguido en esta competición.

Gainza55
Debutó en la selección española en el año 1945 y jugó hasta en 33 ocasiones.
En una final que debían jugar contra el Real Madrid, Franco, no quería que se jugara en otro lugar que no fuese Madrid y, además, en el Santiago Bernabéu. El Athletic barajaba la posibilidad de ir a Barcelona o de disputar el partido en el campo del Atlético pero, el caudillo, no estaba dispuesto a viajar. Preguntado a Gainza por este tema, propuso quedarse en el Bernabéu, porque les daría más fuerza y, aseguraba, ganarles en su campo tendría más mérito.
Efectivamente, así fue como consiguieron aquella Copa del Generalísimo.
Terminó su vida futbolística en el terreno de juego al final de la temporada 1958-1959.
Pero no se desligó del todo ya que, desde 1965 hasta 1969, fue entrenador del Athletic al que llevó a conseguir una Copa del Rey y dos subcampeonatos de liga.
También trabajó como ojeador para el equipo y llegó a cosechar una gran amistad con Javier Clemente.
El 6 de enero de 1995, sus ojos se cerraron para siempre. Con él se fue otra leyenda más de nuestro equipo.

1422362474_104883_1422376842_album_grande

VENANCIO, UNO DE LOS CINCO.

El 22 de Abril de 1921 nació en Sestao el que sería uno de los jugadores que, junto a sus compañeros Iriondo, Zarra, Gainza y Panizo, formó la emblemática delantera del Athletic a mediados del siglo pasado.
Venancio Pérez García fue el último en llegar a ese quinteto inolvidable en la temporada 1944-1945, procedente del SD Erandio Club. Fue cedido durante dos años al Barakaldo y, posteriormente, volvió al Athletic donde hizo historia con sus compañeros, con quienes conquistó una liga y cinco copas.

5 magnificent ii
Aunque no siempre se mantuvieron juntos. En el Mundial de Brasil de 1950 fueron convocados sus cuatro compañeros de fatigas, pero él no.
Su vocación futbolística le llegó tardíamente mientras realizaba el servicio militar en Vitoria, donde se solía apuntar a los Deportistas Voluntarios para librarse de tareas menos divertidas como guardias o trabajos varios.
Pasará a la historia como un jugador polivalente, no importaba qué puesto le asignaba el entrenador, él siempre respondía con acierto y soltura.
Su debut con la selección absoluta, con la que jugó once partidos, le llegó en Dublín
A pesar de ser una figura en el terreno de juego, él nunca dejó de pertenecer a la plantilla de Altos Hornos de Vizcaya.
Venancio tuvo una triste infancia con la pérdida de su padre cuando él contaba con seis años.
De niño practicó pelota mano aunque, finalmente y para suerte de todos los aficionados al fútbol, se decantó por este deporte.
Contaba con una gran fuerza física y constitución atlética que le ayudaron mucho.

venancio1
Falleció en Donosti en el año 1994 tras una dura enfermedad. Al funeral, celebrado en la iglesia de las Mercedes en Las Arenas (Getxo), acudieron sus “cuatro mosqueteros” como él los llamaba, muy afectados, junto con el presidente Arrate y, por supuesto, jugadores retirados y jugadores en activo.
Venancio fue, es y será un grande entre los grandes del Athletic.