LOCA DE AMOR

Unos dicen que la canción compuesta por José Luis Perales e interpretada, tanto por él como por el grupo bilbaíno Mocedades, fue en su memoria.
Otros aseguran que nada tiene que ver con el personaje del que os voy a hablar, sino con una mujer conocida del propio autor que enviudó y enloqueció.
Sea como sea, es una bonita historia, una historia de amor, aunque no podemos negar su punto de tristeza.
En Bilbao nos gusta pensar que la letra de la canción se refiere a una mujer, llamada Mercedes Lorenzo que, según lo que he investigado, trabajaba como secretaria en las oficinas que Martini y Rossi tenían en Alameda Urquijo, cerca de la famosa plaza donde luego ella pasó sus años sentada en un banco.

DOCU_GRUPO
Enfrente de dichas oficinas, se situaba una tienda de ultramarinos regentada por Andrés Estebarán quien, dicen, fue su gran amor. Me explican que aquel hombre estuvo durante un tiempo encariñado con esta mujer pero, al final, se casó con otra.
Este es, cuentan las malas lenguas, el motivo de su enajenación.
Dejó su trabajo de secretaria y se dedicó a tejer sentada en uno de los bancos de la antigua plaza. Siempre el mismo banco, desde donde, afanada en su labor, observaba cualquier movimiento del negocio de su amado.

Arrikibar 7
Así transcurrían las estaciones, con un calor abrasador en verano y un frío insoportable en invierno, pero ella persistía, año tras año.
Confeccionaba en punto unos vistosos y estrafalarios sombreros que usaba cada día.
Los niños y las niñas de los colegios cercanos: Santiago Apóstol y El Pilar, al pasar por allí, la miraban con una mezcla de temor y sorpresa. Algunos se burlaban de ella pero, ella jamás se molestó, ni reprochó, ni se enfadó con ningún paseante.
Ella no molestaba a nadie, ella estaba en su mundo y su mundo era su enamorado y sus lanas.
No queda claro en qué año se la dejó de ver, tampoco dónde vivía. No hay más datos de ella.
Pero lo que sí es seguro, es que es una de las grandes historias de amor conocidas, de nuestro querido Bilbao.
No quiero imaginar el sufrimiento de esta dama, “La loca de Arriquibar” como la conocemos todos. En fin “C’est l’amour!”

Os dejo una foto de la maravillosa actriz Lola Herrera quien, a principios de los noventa, posó caracterizada de “la Dama de los sombreros” (Como también se la conocía) para un programa de televisión que dirigía Antxon Urrosolo.

locaarriquibar

Y, por si no os la sabéis, aquí os pongo la letra de la famosa canción.

LE LLAMABAN LOCA
El mundo fue sólo de los dos y para los dos
su hogar unas nubes tendidas al sol,
en sus miradas amor, en sus respuestas sí
y para su dolor, un solo fin.
Él se fue, los cabellos pintados de gris
ella dejó de cuidar las flores del jardín
y le decía ven, tenemos que vivir.

Y LOS MUCHACHOS DEL BARRIO LE LLAMABAN LOCA
Y UNOS HOMBRES VESTIDOS DE BLANCO LE DIJERON VEN
Y ELLA GRITÓ NO SEÑOR, YA LO VE, YO NO ESTOY LOCA
ESTUVE LOCA AYER PERO FUE POR AMOR.
Y LOS MUCHACHOS DEL BARRIO LE LLAMABAN LOCA.

En el hospital en un banco al sol se la puede ver
sonreir, consultando su viejo reloj
pensando que ha de venir aquel que se marchó
y se llevó con él su corazón.
Y LOS MUCHOS….. PERO FUE POR AMOR.

No vendrá, él la espera en sus nubes al sol
en ese mundo que ayer tan sólo fueron dos
en ese mundo que
triunfó el amor.
Y los muchachos del barrio le llamaban loca.

16 pensamientos en “LOCA DE AMOR

  1. Yo siempre había oído hablar de la sra de la plaza de arriquibar y que la canción que cantaban los de Mocedades era por ella….pero no conocía la historia…tal como la has relatado me ha quedado mas claro. Como siempre!! Gracias por enseñarnos un poco mas de este,nuestro botxo.

    Le gusta a 2 personas

  2. La foto no refleja el aspecto aquella señora, que yo vi en varias ocasiones en mi adolescencia. No vestía elegante, vestía normal. Creo recordar que tenía pelo negro tocado no con un sombrero, sino con una extraña malla roja y usaba gafas de pasta. La recuerdo tejiendo en un banco y nunca la vi hablar con nadie, lo cual no quiere decir que no lo hiciese. Pregunté por ella en aquel entonces , creó que hablo de finales de los 70, y simplemente me dijeron que tenia la cabeza perdida, nunca nadie me comento nada de un amor no correspondido.

    Le gusta a 1 persona

    • Todos los que vivimos en la zona desde hace años, como es mi caso, conocemos la historia de amor. Y mi ama en concreto conoció al dueño de la tienda de ultramarinos y me ha confirmado la veracidad de la historia. Y como cuando cerraban la persiana de la tienda ella dejaba el banco. Yo solía verla todos los días al ir y volver del colegio (Santiago Apóstol)

      Le gusta a 2 personas

  3. Sé que Mercedes nos perdona por llamarle la Loca de Arriquibar porque nunca nos reprochó que a ella misma la llamáramos así durante los dos años 1967 y 1968 en que estudié 5º y 6º bach. en la academia Rodriguez Baliño que estaba en la misma plaza, Ada.Recalde 47. Hablábamos con ella en el recreo y nos reíamos de su historia de abandono de amor, entonces nos daba un poco pena pero no nos poníamos en su lugar, éramos muy jóvenes y llenos de amigos. Ella hablaba con todo el que quisiera pero solo nosotros la rodeábamos y nos sentábamos en su banco, le preguntábamos cosas, a veces lo mismo, el caso era pasarlo bién, nos reíamos pero con respeto y cariño y ella nos aguantaba con complacencia y agradecida de que alguien la acompañara durante un rato, Nunca le ví un gesto de enfado por nuestras bromas y sí gran dosis de paciencia y bondad.
    Llevaba grandes sombreros o gorros coloridos y vistosos mas altos y grandes que en la foto, en general vestía bastante mas extravagante y exagerada y no ropas tan caras pero siempre limpia y bien pintada.
    Quizá no recuerde lo que estudié en aquella academia pero han pasado muchos años y su historia de amor se me quedó grabada y aún hoy se la cuento a veces, a mis hijos, con emoción, añadiendo algún detalle que me viene a la memoria.
    Tengo pendiente ir a una filmoteca para ver la película “La loca de Arriquibar” interpretada por Lola Gaos, espero que se ajuste a la realidad, aunque nunca será lo mismo.

    Me gusta

  4. Fascinante historia. Sin embargo, tengo mis dudas de que la canción de Perales-Mocedades esté dedicada a ella, porque la canción al final dice “No vendrá, él la espera en sus nubes al sol”
    O sea que él la quiere pero se ha muerto. Creo que en una entrevista, Perales dijo que escribió esta canción pensando en una mujer que conoció que se volvió loca al quedarse viuda. Eso cuadraría más. En cualquier caso, excelente artículo.

    Me gusta

  5. En un libro publicado sobre las calles y plazas de Bilbao, pude leer que la “loca de Arriquibar” acabó sus días en el hospital psiquiátrico de Santa Águeda en Mondragón. No sé hasta que punto será cierta ésta afirmación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s