COSTUMBRES FÚNEBRES

Mi historia de hoy no es muy alegre, lo sé.
Nos situamos en el siglo XVIII; entonces la muerte y los difuntos tenían más protagonismo.
Tanto era así que las autoridades prohibieron las prácticas de tirarse de los cabellos, arañarse la cara y cantar de manera exagerada.
Las mujeres más populares y diestras en aquel oficio de plañideras, eran las de Bermeo.
Había actos considerados deshonestos, como rasgarse las mujeres los vestidos, tirarse al suelo o patalear.
Imaginaos el espectáculo.
Otra costumbre era ir improvisando canciones en recuerdo del difunto durante la procesión fúnebre.
En 1793, el Obispo de Calahorra, tras una visita a nuestra tierra, manifestó su disgusto por tales muestras de dolor y, aunque entendía que era normal, solicitó que fuesen más moderadas.
Afortunadamente, el jaleo fúnebre fue desapareciendo, pero seguía siendo una extraña exhibición.
En los años treinta del siglo pasado, el desfile mortuorio se realizaba en coche de caballos que, en función de la condición social del fallecido, podría ser con uno, dos o hasta seis equinos.
Al paso del cortejo las mujeres se santiguaban, los hombres se quitaban sus sombreros y todo se realizaba en silencio y con mucho respeto.
Se dirigían hacia la plaza de los Auxiliares, hoy conocida como Plaza Unamuno, donde se les trasladaba en el conocido “Tren de los muertos”, que les llevaba hasta el cementerio de Derio, su morada final.
Se construyeron vagones para albergar a estos pasajeros tan especiales. Como en todo, había diferentes tipos en función de su “clase”. Los había más lujosos para los difuntos adinerados y también había vagones con decoración muy sencilla para gente humilde.
La foto es de un cortejo funerario por la calle Ibáñez de Bilbao.

ibañez de bilbao

6 pensamientos en “COSTUMBRES FÚNEBRES

    • Sin ir mas lejos, en Uruguay cuando falleciò mi abuela, alrededor de 1960, cada mujer que llegaba al velatorio, duraba 24 horas,venía con un ramo de flores. Al cabop de unas horas, la casa toda estaba llena de flores, y se turnaban alrededor del difunto para llorar y rezar. Practicamente todas llegaban vestidas con ropa oscura, y muchas con pañuelo en la cabeza, y había quienes pasaban toda la noche en el velorio. Hoyh ha cambiado total, en los domicilios particulares ya no se hacen velatorios, estos se hacen en salas especiales y duran pocas horas, y en muchos casos no se realiza velatorio, y se extá extendiendo la práctica de la cremaciòn.

      Le gusta a 1 persona

  1. Estupendo el reportaje , anda que no ha cambiado los funerales ya ni el muerto esta en la misa , una vela y se acabó, saludos de la gente y luego te vas a tomar o picar algo con la familia. Yo el día que me muera que me entierren en Derio y que luego vayan a celebrarlo. Yo creo en que el alma sale del cuerpo y ve todo lo que pasa a su alrededor por eso quiero ir de juerga aunque no me vean pero yo a ellos sí. Espero vivir muchos años pero sino es así , pues que sea rápido y que no me entere. Hay que hablar de todo Esme y este es un tema que a todos nos toca. Muxusss

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s