LOS CLAVADISTAS, UNA VEZ MÁS, SE TIRAN EN BILBAO

Ayer, 14 de septiembre de 2019, será una fecha para recordar sobre todo para los amantes de este deporte; ya que uno de sus principales competidores se retiró en Bilbao ante los ojos de más de veinticinco mil personas.

Orlando Duque es una leyenda en el mundo de los clavadistas pero, ha decidido abandonar la competición. Ayer se le homenajeó con aplausos, vítores y hasta unas caretas que la organización había regalado a los espectadores con la imagen del colombiano. Él se mostraba emocionado al saltar por última vez y agradeció el apoyo a sus compañeros y al público, mientras algunos familiares y amigos formaban su nombre con grandes carteles.

Esta es la última parada de las series mundiales de «Red Bull Cliff Diving» que, desde 2014, hemos disfrutado en la villa.

La expectación era máxima desde las cuatro de la tarde. La ría llena de color con las decenas de embarcaciones que querían ver en primera fila a estos jóvenes saltadores. Una persona de la organización sobrevolando el museo Guggenheim y la ría en paramotor hizo que todos levantáramos la vista al cielo.

Este año ha sido la primera vez que se han instadado dos plataformas: Una, a 27 metros de altura para los hombres y otra a 21 metros para las mujeres. También ha sido la primera vez que han bailado el aurresku de honor un hombre y una mujer.

Con cada salto, los miles de bilbainos y visitantes guardábamos silencio y manteníamos la respiración, hasta que los veíamos entrar en el agua y rompíamos en aplausos.

La madrileña Celia Fernández, se asomó a la plataforma con una txapela puesta para regocijo de todos.

Participantes de dieciocho países saltaron durante más de tres horas desde este emblemático puente bilbaino llamado La Salve porque, se cuenta, que era en este punto donde, al entrar a puerto los marineros de hace más de un siglo y divisar la basílica de Begoña, rezaban una salve en agradecimiento a la «amatxu» de Begoña por haber llegado bien a casa.

Pasaban las siete de la tarde cuando el Alcalde, Juan Mari Aburto, entregó las txapelas a los ganadores entre grandes ovaciones, felicitaciones y litros de champán.

La australiana Rhiannan Iffland y el británico Gary Hunt fueron los ganadores en esta cita bilbaina.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.