MOTÍN DURANTE LAS FIESTAS

El mes de agosto en Bilbao siempre ha sido conocido por sus fiestas, nuestra semana grande, alegría, diversión, baile, juegos y muchas cosas más.
En el año 1921, las fiestas de verano pasaron a segundo plano por varios motivos, uno de ellos venía dándose desde hacía años: eran sosas. Se decía que el Ayuntamiento escatimaba en gastos y así era imposible divertirse sin unos buenos espectáculos.
Otra de las causas para que aquellos festejos no tuvieran gran repercusión fue el tumulto que se formó en la cárcel de Larrinaga que restó protagonismo a la Semana Grande.
El 24 de Agosto unos desagradables incidentes habían desatado un motín en aquella prisión en los arrabales de Bilbao.
El motivo de tal estallido no fue otro que el destrozo de unas botas propiedad de un reo, por parte de otro apodado “El Pirata”.
El señor Caballud, director de la cárcel, ordenó encerrar en una celda de castigo a dicho “pirata” ya que, durante el interrogatorio, este se mostró de manera altanera y grosera.
El acusado comenzó a gritar pidiendo socorro, lo que hizo que otros presos secundaran sus alaridos, por lo que también se les trasladó a otras celdas especiales.
A estos alborotadores se les unieron otros reclusos que golpeaban rejas y paredes con vasos y platos, llegando, incluso, a derribar un tabique.
Al director no le quedó más remedio que avisar al Gobernador Civil quien hizo acudir a la Guardia Civil.
La policía contuvo aquella revuelta, pero el problema no estaba resuelto.

carcel
Al día siguiente los presos se declararon en huelga de hambre. En algunos medios se aseguraba que eran alentados por comunistas y sindicalistas para formar el jaleo; así que, se acercaron hasta el penal, el Presidente de la Diputación y el Vicepresidente de la comisión provincial de prisiones quienes hicieron una encuesta entre los presidiarios y concluyeron que el problema radicaba en la calidad del rancho.
A instancias de estas autoridades se mejoró la calidad de los alimentos y todos los reclusos abandonaron la huelga.
Los periodistas que, hasta allí se acercaron, no contentos con la resolución del motín, preguntaron a aquellos hombres y llegaron a la conclusión de que el rancho no era el verdadero motivo.
Pero, sobre aquella historia, no trascendieron más datos.

larrinaga

Un pensamiento en “MOTÍN DURANTE LAS FIESTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s