125 AÑOS DE HISTORIA JOYERA

Jamás hubiera imaginado Juan Fernández Monge Otaduy, orfebre alavés, cuando llegó a nuestra villa en la segunda mitad del siglo XIX, que comenzaba a escribir la historia de uno de los comercios emblemáticos de Bilbao.
Su hijo Fernando Fernández Monge Abrisqueta, fue el fundador en el año 1891, de la joyería FERNANDO MONGE en pleno Casco Viejo, concretamente en la calle Cinturería nº 1.
Fernando, con sus ideas innovadoras, fue quien inició relaciones con la Bolsa de Amberes e importó diamantes para la realización de sus joyas.
El local del Casco Viejo era un referente de elegancia y sobriedad, además de en profesionalidad.
En 1946, un nuevo Fernando hijo del anterior, dio el salto a la zona de Indautxu abriendo un nuevo negocio en la calle Ercilla nº 34. Para ello fue muy cuidadoso y mantuvo la estética del otro comercio; en su decoración no dudó en invertir el dinero necesario para dotar, también a este local, de elegancia y distinción, sellos de la empresa familiar.
Sus lunas curvas del escaparate, realizadas en Barcelona, son muy conocidas y valoradas, además de ser las más grandes de Bilbao.

p1700601
Pero, llegaron las inundaciones de 1983 y el establecimiento de la calle Cinturería, como todos los del Casco Viejo, no se libró de las consecuencias de varios días lloviendo sin mesura sobre nuestra villa.
Finalmente, resolvieron bajar definitivamente la persiana del local afectado y mantener el actual, el de la calle Ercilla.
Hoy he decidido acercarme hasta allí para conocer a la cuarta generación de joyeros.
A las diez y media de la mañana me abría la puerta de su comercio, con una amplia sonrisa, Manu Fernández Monge.

p1700576p1700607
Manu me explica que él es gemólogo y que se puso al frente del negocio hace treinta y siete años, cuando su padre falleció.
Se trata de un negocio familiar pero, en este momento, no hay ningún miembro que recoja el testigo, ya que los futuros herederos se decantaron por profesiones que nada tienen que ver con la joyería e, incluso, algunos residen en el extranjero.
De momento, Manu, se mantiene firme y, como él dice: “Nuestra joyería, la más antigua de Bilbao con sus 125 años de historia, ha sobrevivido a dos guerras mundiales y a una guerra civil”

Me fijo en diferentes motivos decorativos que son verdaderas obras de arte.

p1700604p1700584p1700582
Manu, ¿Qué tipo de clientela cruza la puerta de tu negocio?
Mayoritariamente, es un público femenino el que visita mi joyería, aunque muchos hombres también vienen a comprar, relojes, sobre todo.
He estado mirando un poco en tu web y veo que vuestras joyas se pueden adquirir vía On line.
Sí, nos hemos adaptado a los tiempos y hemos decidido dar este servicio que parece tiene buena acogida; tanto para personas de fuera de Bilbao como para los propios bilbaínos que optan por esta manera de comprar.
¿Desde dónde os llegan los pedidos?
Nos han llegado a solicitar relojes desde lugares tan exóticos como Tahití.
Una pareja parisina me encargó un reloj y, en vez de enviárselo, volaron por la mañana hasta Bilbao para recogerlo y, ya que estaban aquí, probaron nuestra gastronomía en uno de los mejores restaurantes de la villa. Por la tarde regresaron en otro vuelo a París y, desde allí, me enviaron un mail agradeciéndome la recomendación del restaurante.
Supongo que 125 años dan para muchas anécdotas y muchos clientes. ¿Los turistas extranjeros que llegan en los cruceros de lujo se acercan hasta aquí?
No, es muy raro, porque normalmente atracan en Getxo pero les llevan de excursión a La Rioja, al Casco Viejo o a Urdaibai. Son poquísimos los turistas con alto poder adquisitivo, que bajan del crucero para deambular por las calles de nuestra ciudad.
Recuerdo hace unos meses a una pareja de Australia que, paseando, llegaron hasta aquí, se fijaron en mi escaparate y entraron. Me compraron dos collares como estos. -Abre un cajón y me muestra unos collares realizados con unas curiosas piedras que, me explica, son fósiles de mamut.

p1700635

Imagino que, después de tantos años en la zona, muchos clientes habrán pasado a ser amigos.
Si, la mayoría. Mi relación con ellos es de cariño y amistad. Son muchos años aconsejando regalos o piezas para lucir en ocasiones especiales.
¿Actualmente realizas tú las piezas de joyería?
No, ahora tengo un equipo en el taller del Casco Viejo. Yo estoy mayor. -Me confiesa entre risas.
Casi una hora ha transcurrido desde que crucé la puerta de esta joyería centenaria y reconocida de nuestra villa. El tiempo vuela, y más hablando de relojes.
Agradezco a Manu su tiempo, sus explicaciones, su profesionalidad y su amabilidad.

p1700680p1700647
Ha sido una nueva lección para mi formación de bilbainismo.
FOTOS: ANDONI RENTERIA

3 pensamientos en “125 AÑOS DE HISTORIA JOYERA

  1. Pues me ha gustado mucho la historia de este joyero…Y la tienda que tenía en Sombrerería supongo que quedaría totalmente inutilizable… Qué pena y cuánta pérdida también.. Son muy bonitos sus escaparates verdaderamente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s