DIEZ AÑOS DE ONDA VASCA

Hoy, veintisiete de septiembre, se ha celebrado en el EUSKALDUNA BILBAO el décimo aniversario de ONDA VASCA.

Hasta allí se han desplazado muchas autoridades como: El Diputado General, Unai Rementeria, la Presidenta de Juntas Generales, Ana Otaduy, la Presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atutxa y el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto; así como concejales, diputados y parlamentarios.

Además no han faltado profesionales de los medios de comunicación y del sector empresarial.

Nadie quería perderse este gran acontecimiento para una emisora que comenzó, según ha explicado el Director General del Grupo Noticias Juanjo Baños, de manera muy humilde y con pocos medios.

Las periodistas Cristina Zuñiga e Itsaso Güemes han sido las encargadas de presentar la gala. Con mucha complicidad y grandes dosis de humor nos han relatado varias anécdotas vividas en estos últimos diez años; han puesto una grabación con algunos de los gazapos ocurridos en directo. Y, también nos han enumerado los nombres de los diecinueve niños y niñas hijos de los trabajadores de la emisora que han nacido a lo largo de esta década.

La actuación musical ha corrido a cargo del siempre divertido dúo BOCABITS.

 

Y la magia ha llegado de la mano del mago TOR

No ha faltado un sentido homenaje a Joseba Markaida, colaborador y tertuliano fallecido hace un año. Josu Montalbán, amigo de Joseba, ha entregado a su viuda un detalle de parte de todos los compañeros de la emisora.

Casi una hora después de comenzar este acto de aniversario, ha salido al atril Ángel López Sesma, Director de la emisora para agradecer la asistencia a todos.

Ángel nos ha relatado cómo fueron sus inicios en ONDA VASCA y ha destacado la importancia de los colaboradores, los trabajadores y, por supuesto, los anunciantes.

No ha escatimado elogios para sus compañeros, asegurando que sin ellos y su capacidad de implicación, su pasión y su compromiso no sería posible mantenerse estos diez años. Haciendo hincapié en que la gran fuerza de esta emisora es el grupo en su conjunto.

Al terminar nos han ofrecido unas bebidas y unos canapés, momento que hemos aprovechado para las fotos de recuerdo y la charla con los amigos.

Personalmente me hace mucha ilusión esta imagen con Begoña Jiménez y Kike Alonso, presentadores del programa de tarde ATSALDE PASA, en el que colaboro los martes contando algunas de las cosas que suceden en la villa de Bilbao.

ZORIONAK ONDA VASCA!!

FOTOS: Andoni Renteria.

 

 

DOÑA CASILDA ITURRIZAR

Casilda Margarita de Iturrizar y Urquijo nació en Bilbao en el año 1818 en el seno de una familia de modestos comerciantes. Su padre, además de dedicarse a la venta, también ejercía de mediador en conflictos empresariales. Los negocios no le fueron muy bien a su progenitor; cuando ella contaba catorce años se declaró en quiebra y la vida de la familia dio un giro significativo. Un año más tarde, José de Iturrizar falleció dejando viuda y seis hijos.
Debido a estas circunstancias, Casilda se colocó como sirvienta en la casa del viudo Tomás José de Epalza, antiguo conocido de su padre, con quien se casaría años después.
El 1 de mayo de 1859 se dieron el “sí quiero” en la iglesia de San Nicolás teniendo él 60 años y ella veinte menos. No tuvieron hijos por lo que Casilda dedicaba su tiempo a la casa y a colaborar en numerosos actos sociales y de caridad que se celebraban en la villa.
En los albores de su vida y viéndose muy enfermo, Tomás de Epalza, testó a favor de su esposa otorgándole los máximos poderes para que dispusiera, a su fallecimiento, de la gestión de todos sus bienes y negocios y repartiera el dinero con quienes estimara oportuno, como sus familiares o el personal de servicio. Es decir, le nombraba heredera absoluta de toda su fortuna.
Al morir su esposo, Doña Casilda comenzó a realizar donaciones a los más desfavorecidos de la villa. Financió la construcción de las escuelas del Tívoli, creó becas para los mejores alumnos de los centros de enseñanza públicos, patrocinó actividades de la Sociedad Coral, ayudó a diversas instituciones religiosas y, tras su defunción, todavía quedaba suficiente capital para legarlo tanto a la Casa de la Misericordia como al Hospital Civil.
El 22 de febrero de 1900 aquella generosa mujer murió en su vivienda frente al Arenal.
Doña Casilda es la única persona que posee dos localizaciones en Bilbao. Por un lado el parque que lleva su nombre y donde existe una estatua a pocos metros de la plaza del Sagrado Corazón obra del escultor Agustín Querol, en la que se representa su vida dedicada a la caridad además de un relieve con la imagen de su esposo; y, por otro, la calle Viuda de Epalza en el Arenal.

FOTO MÍA.

INVENTA BILBAO

INVENTA BILBAO es el título del libro que recoge los relatos ganadores y accésits del Certamen Internacional de Narrativa Bilbao Aste Nagusia 2019 en su séptima edición.

Hoy se ha presentado en el Hotel Abando de Bilbao con la presencia de los autores, los ilustradores y el jurado, además de Juan Mari Aburto, Alcalde de la villa, varios ediles y muchas personas vinculadas con la cultura, la empresa y la sociedad bilbaina.

A la entrada del Hotel nos recibía el gran txistulari Mikel Bilbao.

Iñigo María de la Fuente, Director del establecimiento hotelero nos ha dado la bienvenida un año más y ha felicitado a los ganadores. Además ha explicado que la portada creada por el ilustrador Asier Sanz es un homenaje al recientemente fallecido K-Toño Frade, artista polifacético bilbaino muy vinculado a estos premios.

También ha agradecido la presencia de las autoridades y de todos los asistentes, Iñaki Uriarte, miembro de la Asociación Literaria Plaza Nueva Idazleak.

La Compañía del Gargantúa ha entregado dos botellas gigantes de cava a las dos ganadoras del premio especial: Mari Carmen Azkona y Gotzone Butrón.

El resto de premios de este mismo certamen se entregarán el próximo 19 de agosto en este mismo lugar a las 12 del mediodía. Es un honor para mí comunicaros que el jurado ha declarado mi relato ganador del primer premio.

Al terminar el acto la fotografía con los premiados y el resto de personas que han formado parte de la edición de este libro.

El hotel nos ha obsequiado con unas bebidas mientras hemos aprovechado para charlar, fotografiarnos y firmar ejemplares.

Las fotos son de Andoni Renteria.

 

VISITA AL CINTURÓN DE HIERRO DE UGAO-MIRABALLES

A doce kilómetros de Bilbao se encuentra la villa de Ugao-Miraballes cuyos montes albergan restos de lo que fue el Cinturón de Hierro de Bilbao durante la Guerra Civil del pasado siglo.
En la VIII edición de la SEMANA HISTÓRICA DEL CINTURÓN DE HIERRO se había programado una visita teatralizada a través de una ruta circular que partía desde la plaza del Ayuntamiento del municipio.
A las once de la mañana del pasado domingo día 9 de junio, Iñaki García Uribe, montañero y etnógrafo miembro de la Sociedad Aranzadi y gran conocedor de la historia de las batallas que tuvieron lugar en esta zona, nos dio la bienvenida y nos explicó en qué consistiría la visita.


Comenzamos el camino hacia el monte un nutrido grupo de unas cuarenta personas. Subimos una cuesta muy empinada y, al llegar al primer fortín nos paramos y ahí, Iñaki, nos fue dando una serie de datos hasta que aparecieron unos gudaris con sus armas y, tras explicarles quiénes éramos, se ofrecieron a hacernos de guías por los diferentes escenarios que, actualmente, se pueden ver pero que hasta hace unos años se mantenían cubiertos por maleza o tierra y pocos sabían de su existencia.

Nos invitaron a introducirnos en las trincheras e imaginar lo que vivieron aquellos hombres hace más de ochenta años.


Continuamos el recorrido por un sendero que nos acerca a otro fortín. Uno de los soldados nos indicó que en aquella época no existían los árboles que vemos ahora delante de nosotros facilitando la visibilidad del enemigo.


En el tercer fortín nos esperaban varios integrantes de este grupo. Observamos que contaban con muchos objetos para hacerles la vida un poco menos dura, como un tocadiscos o un juego de ajedrez, además de un capellán que les ayudaba a poner su alma en orden.


En una esquina de la trinchera, uno de los actores interpretaba al encargado de entregar las pagas quincenales que recibían del Gobierno Vasco y que solía ser de unas diez pesetas al día. También era quien repartía los paquetes que llegaban de las familias con comida u objetos personales para los soldados.


Antitanques, morteros, sacos terreros, fusiles, proyectiles…elementos propios de las guerras que, afortunadamente, la mayoría de nosotros no había visto en la vida, nos dieron una idea de lo que se padeció tan cerca de nuestros hogares hace más de ocho décadas.

A través de una grabación escuchamos un parte de guerra que recibió el Comandante al mando.

Quedaba poco para finalizar la visita y comenzamos el camino de regreso al pueblo donde nos esperaba la escena más emotiva de todas: un hospital de campaña donde un médico y varias enfermeras de la Cruz Roja, atendían a varios niños y se les extendía unos certificados de buena salud para que pudieran embarcar con destino a Inglaterra y alejarlos, de esta manera, del horror pero, tristemente, también de sus familias.


La visita terminó dejando un sabor agridulce en todos los asistentes. Por un lado habíamos disfrutado de dos horas imbuidos en un teatro, por otro se nos había encogido el corazón imaginando lo dura que fue aquella contienda y los cientos de miles de personas que perdieron la vida en ella.
Ojalá lo más cerca que estemos de esto sea a través de unos actores.
Muchas gracias al Grupo de Recreación Frentes de Euzkadi, a Lubakikoak, al Museo Memorial del Cinturón de Hierro de Berango, al grupo Burdin Hesia Ugaon, al Ayuntamiento de Ugao-Miraballes y, por supuesto, a Iñaki García Uribe.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.