ENCIERRO «MADE IN BILBAO»

Muchas han sido las iniciativas divertidas y curiosas, como decimos en Bilbao: txirenes, que han tenido lugar en la villa durante el confinamiento motivado por la crisis sanitaria de la COVID19.

Músicos, actores, titiriteros, empresas, particulares, instituciones…y muchos más nos alegraron, acompañaron, apoyaron y emocionaron durante los largos días de la primavera de este año 2020.

Todos se merecen nuestro agradecimiento, sin duda. Y, es por ello, que la Konpartsa Moskotarrak decidió hace unas semanas pedir a la ciudadanía que eligiera los que más les habían gustado y, entre todos, escoger a un nutrido número de iniciativas para homenajearles y entregarles un diploma con el lema «Encierro made in Bilbao».

Hoy, día 20 de julio, en el Kiosko del Arenal ha tenido lugar el acto de entrega por parte de dos miembros de la konpartsa: Jose Mari Amantes y Luis Ángel Castresana que han ejercido de maestros de ceremonias, acompañados del Alkate, Juan Mari Aburto.

Con todas las medidas de distancias y mascarillas ha comenzado la ceremonia guardando un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia mientras un txistulari interpretaba una melodía.

 

Uno a uno han ido subiendo y recogiendo su diploma realizado por el ilustrador Tomás Ondarra.

Los galardonados han sido:

1. LA RÍA DEL OCIO (Arturo Trueba)
2. LA GOTA DE LECHE BILBAO (Marino Montero)
3. CID FCA COMUNICACIÓN (Borja Elorza)
4. ASOCIACIÓN ARTÍSTICA VIZCAINA (José Ramón López)
5. ASOCIACION PARA LA PROMOCIÓN DE CORTOMETRAJES CAOSTICA
Y ESCUELA DE CREACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE BILBAO (Iñigo Portillo)
6. TXEMA CARBAJO (PEÑA ATHLETIC ZORROZA)
7. TALLER DE ESCRITURA CREATIVA ALFA (Ana Belén Alonso)
8. BEATRIZ IGLESIAS Y COMPAÑER@S DEL PABELLÓN GANDARIAS 1
9. PROYECTO DE HUMANIZACIÓN PARA PACIENTES COVID19: VIDEO CARTAS
OSI EZKERRALDEA ENKARTERRI CRUCES (Clara Pérez Martínez)
10. CLINICA CODA BILBAO (Daiana Martínez)
11. MARTÍN BARCELONA
12. SHEILA MELCÓN (MINTZAPRAKTIKA PROIEKTOA) (recoge Begoña Lasa)
13. EL KARMA (Julio Albitre)
14. IVÁN ALLUE “TXISTUMAN”
15. KARMELE LARRÍNAGA
16. TONI LA SAL (Antton Bastero)
17. VICENTE SALINAS
18. JAVIER ARRIETA Y EVA RUBIO
19. TOMÁS ONDARRA
20. BEGOTXU JÁUREGI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Alkate ha felicitado a todos los premiados asegurando que eran muy merecidos. Ha alabado la solidaridad de todas las personas que han puesto su granito de arena con su arte y su ayuda. También ha exigido responsabilidad para salir de esto con el esfuerzo de todos y de todas.

Por supuesto, no han faltado las fotos para el recuerdo.

 

 

 

 

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

 

 

LA REBELIÓN DE LA SAL

La Rebelión de la Sal tuvo lugar entre los años 1631 y 1634 en el territorio de Bizkaia a raíz de una Real Orden en la que se indicaba el incremento del precio de este alimento en un 44%; además de un edicto por el cual se requisaría toda la sal que permaneciera almacenada; ya que, a partir de ese momento, sería la Real Hacienda quien la vendiera.
Aquella ordenanza iba en contra de los Fueros del Señorío de Vizcaya, por lo que el conflicto no era solo económico sino también social, puesto que afectaba a la libertad de comercio.
Los implicados en la revuelta llegaron a impedir la reunión de la Juntas Generales de Gernika obligándoles, así, a que se revocasen las medidas para aumentar los abusivos impuestos. Los problemas venían de lejos; las constantes subidas de los impuestos llegaron a tal punto que, el aumento del precio de la sal, desencadenó las fuertes disputas en las Juntas Generales.
Mil quinientas personas asistieron a las Juntas a expresar su enfado. Pero, fue en vano; el corregidor decidió implantar el estanco de la sal. Aquello fue el detonante que, en octubre de 1632, acabó con la muerte del procurador de la Audiencia del Corregidor.

A la rebelión se sumaron campesinos, marineros, sastres y demás trabajadores de diversos oficios. Todos se movilizaron en Bilbao reclamando a las autoridades la anulación de los últimos impuestos.
La situación no mejoraba y, en febrero de 1633, unos dos mil hombres se citaron en Gernika para obligar a los junteros a tomar otras medidas más favorables para estos colectivos. Exigían que no hubiera más impuestos de los que ya se les aplicaban.
Continuaron las presiones y, meses después, apresaron a seis de los cabecillas de aquel alzamiento que fueron juzgados y ejecutados.

Los comerciantes bilbaínos, temerosos por el desarrollo de los tristes acontecimientos, le ofrecieron al rey terminar con la revuelta si, a cambio, anulaba la orden del estanco de la sal. Esto sirvió para que la línea que dividía a la nobleza bilbaína y a los habitantes llanos, se hiciera más evidente.

En la fachada de la iglesia de San Antón, una placa recuerda esta trágica historia.

FOTO: ANDONI RENTERIA