ACAMBI LA VUELVE A LIAR

Por quinto año consecutivo, ACAMBI, Asociación de Cáncer de Mama de Bilbao, la ha vuelto a liar por las calles del Botxo.

Diez mil personas con nuestras correspondientes camisetas rosas estábamos a las once de esta mañana en la explanada del Museo Guggenheim.

La música invitaba a bailar y los monitores del gimnasio Urtzi (uno de los patrocinadores) nos daban consignas para calentar los músculos antes de realizar los cinco kilómetros  de marcha.

El Alcalde, Juan Mari Aburto, varios ediles y personalidades han acompañado a Maite Elorriaga y Montse de la Cruz, Presidenta y Vicepresidenta de la Asociación mientras se les entregaba un cheque por un valor de 50 mil euros recaudados con la venta de las camisetas.

Maite, ha explicado que también ha habido mucha gente que ha realizado aportaciones de dinero en lo que se conoce como Dorsal 0 en la cuenta de Laboral Kutxa

ES51 3035 0083 27 0830034765

Este año, la novedad es que, a partir de ahora, a esta lucha de cáncer de mama también se le une el cáncer ginecológico.

La cinta se ha cortado y todos nos hemos puesto en camino con mucha ilusión y muchas ganas de pasarlo bien sabiendo que participábamos en una iniciativa solidaria. Además en ese momento el sol brillaba dando, así, una tregua a este domingo que había amanecido lluvioso.

Con el Alcalde y con Gotzone Sagardui, Concejala del Área de Alcaldia, he podido intercambiar impresiones mientras caminábamos a buen ritmo.

La marea rosa avanzaba por el Puente Euskalduna vigilados por los voluntarios que cuidaban de que no hubiera ningún incidente.

Ya en el otro lado los participantes hemos llegado hasta el Ayuntamiento para volver al punto de partida donde nos esperaba la meta y una bebida refrescante o un batido de chocolate ofrecido por KAIKU, otro de los patrocinadores del evento.

Era el momento de la clase de zumba y ni la incipiente lluvia nos ha desanimado a todos los que hemos asistido a esta carrera solidaria.

Y, como siempre, las fotos con amigos no podían faltar. Maite y Montse atendiendo a los medios muy simpáticas y amables se han fotografiado conmigo.

La Concejala Beatriz Marcos y Jose Ramón Taranco de Laboral Kutxa han valorado positivamente esta nueva edición de la Carrera contra el cáncer de mama.

Para terminar esta crónica solo me queda destacar la complicidad, el buen ánimo y las ganas de disfrutar que he visto en todos los que, de una manera o de otra, han sido protagonistas de esta “Marea Rosa”.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.

 

 

 

 

BILBAO EN ROSA

Esta mañana Bilbao no era de color azul. Esta mañana Bilbao se ha teñido de rosa por tercer año consecutivo.

Este cambio de color se debía a una buena causa: una carrera solidaria contra el cáncer de mama organizada por ACAMBI, la Asociación de Cáncer de Mama de Bizkaia y el gimnasio Urtzi.

Más de diez mil personas han participado con el dorsal rosa que, días atrás, pudieron adquirir en unos grandes almacenes de la villa.

Otros, sin dorsal, también han querido ser parte de esta fiesta rosa y no han dudado en correr los cinco kilómetros por ambas orillas de la ría.

A las once menos cuarto me he acercado hasta la explanada del Museo Guggenheim donde ya el rosa era el color único en aquel maremágnum humano.

p1640477p1640568

En primera línea, con la pancarta, la organización junto con ediles del Ayuntamiento y otros políticos que se han sumado a este solidario maratón.

p1640515p1640509

La música hacía que todos estuvieran animados, se les veía con ganas de correr, muy ilusionados por la mañana tan entrañable que iban a vivir.

Llega el momento de cortar la cinta y del pistoletazo de salida.

p1640526p1640545

Yo he subido a la pasarela Arrupe para ver cómo el paseo de Uribitarte se volvía rosa.

p1640594p1640580p1640600

Pasaban los minutos y comenzaban a llegar los primeros, los más rápidos. Aunque aquí todos eran ganadores, algunos siempre se lo toman como un reto personal.

p1640612p1640609

En la meta les esperaba una divertida y animada clase de Zumba dirigida por tres monitores muy marchosos.

p1640616p1640613p1640621

Iniciativas así siempre son importantes para una sociedad en la que cada día vamos más a lo nuestro.

Hoy siento orgullo bilbaino de ver cómo nuestra villa se ha volcado con esta enfermedad.

Bilbao, rosa y solidario.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.