HOMENAJE A GABRIEL ARESTI

Gabriel Aresti, bilbaíno, nacido en la calle Barroeta Aldamar, está considerado el escritor más importante en lengua vasca.
A pesar de que no lo aprendió hasta los doce años, con veinte ya publicó sus primeros poemas en euskera.
“Nire Aitaren Etxea” («La casa de mi padre») es, quizá, su poema más conocido; el que se recita en cualquier homenaje que le hagan o en muchos de los festivales poéticos que tienen lugar en nuestra geografía.
Fue miembro de Euskaltzaindia, la Real Academia de la Lengua Vasca; fundó la editorial LUR y colaboró con músicos como Mikel Laboa o el grupo Oskorri como letrista, además de publicar números artículos en diferentes periódicos con un estilo mordaz que le hacía inconfundible y ganar numerosos premios literarios.
Fue muy amigo de otro insigne escritor: Blas de Otero.
En 1973 enfermó, muriendo dos años más tarde a los cuarenta y uno.
Todos los años, en el día de su nacimiento, el Ayuntamiento de Bilbao realiza una ofrenda floral a pocos metros de su casa natal, concretamente en la plaza Pio Baroja.
Esta mañana, el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto y varios representantes de la Corporación Municipal han asistido a este homenaje donde un dantzari ha bailado el aurresku de honor y, el alcalde, ha elogiado la obra del escritor y ha asegurado que el mayor reconocimiento que los bilbainos podemos hacerle a Gabriel Aresti es la lectura de sus libros.


Tras sus palabras, Juan Mari Aburto, ha entregado un ramo de flores a Meli Esteban, viuda del escritor.

La periodista Udane Goikoetxea ha leído uno de los poemas del homenajeado.

FOTOS: ANDONI RENTERIA