NUESTROS BOMBEROS, LOS DE BILBAO.

El 9 de diciembre de 2014 será una fecha señalada en mi calendario porque fue el día que visité por primera vez el Parque de Bomberos de Bilbao.
No creo equivocarme si os digo que me he divertido más que los niños que acuden a este parque en las jornadas de puertas abiertas.
A las cuatro y media en punto cruzaba con el coche la barrera de acceso.
Allí me estaban esperando Juanjo y Jose. Dos excelentes personas que llevan muchos años ejerciendo esta profesión tan arriesgada como emocionante.
En lo primero que me fijo, después de los saludos, es en la fachada de este edificio estrenado dos años atrás. El diseño es muy vanguardista pero, para mi gusto, poco funcional.

P1030930
Grandes ventanales pero sin visión, ya que, a pesar de mirar hacia el Pagasarri, no pueden disfrutar de esas maravillosas vistas, porque se lo impiden unos paneles plateados.
En los bajos se encuentra un enorme garaje donde el color predominante es el rojo, por supuesto. Todos los camiones listos y en perfecto estado de revista, esperando su próxima salida.

P1030931P1030947
Cada uno lleva una letra y un número de identificación. Por ejemplo B 7, sería un camión de bombas, E 8 sería el que lleva la escala…
También veo varias ambulancias y algún remolque que sirve para trasladar el material necesario en una gran emergencia, con necesidad de muchos medios.
La primera instalación que visito es un pequeño edificio que utilizan para prácticas.
Al entrar me recuerda a un txikipark infantil con sus jaulas, solo le faltan las bolas.

P1030939
En estas jaulas realizan simulacros con una especie de humo artificial, que sale a través de una máquina.
Al lado de este edificio hay otro en forma de torre que imita a un bloque de pisos con escaleras, que sirve también para practicar y tener ensayados los movimientos a seguir en caso de emergencia.

P1030935
Entramos en el garaje y me llevan a la zona donde se visten.
Observo los chaquetones muy ordenados, cada uno en su percha. Me llama la atención las botas metidas por los pantalones para no perder ni un segundo cuando hay un aviso.
Todo está muy bien pensado y milimetrado para no dejar nada al azar; un minuto en este servicio puede ser vital.

P1030949P1040069
Juanjo me presta su chaqueta y, mientras me la coloco, percibo su olor a humo. Me explica que se debe a unas prácticas que llevaron a cabo dos días antes.
La prenda me queda grande, como es lógico.

P1030950
Siguiente objeto: el casco. No da apariencia de tanto peso pero os aseguro que pesa.
Parecía que me iba a producir una contractura, ya que el cuello se me iba para los lados.
Uno de los elementos del casco es una pequeña linterna en el lateral izquierdo. Por detrás lleva una especie de cubrecuellos para protección.
También me enseñan un pasamontañas ignífugo que se ponen antes de colocarse el casco.
En una balda había varias botellas de aire comprimido que, en mi ignorancia llamé bombona de oxígeno, y enseguida me corrigieron.
-Las bombonas son de butano, esto es una botella y, no de oxígeno, sino de aire comprimido.
Aclarada la cuestión, nunca más se me olvidará.
Juanjo me explica cómo se coloca a modo de mochila y luego me invita a imitar la operación.

P1030965
Ataviada ya como una “profesional” me dirijo a los camiones. Mi intención es subirme a alguno de ellos. Realmente me cuesta hacerlo, ya que los escalones son muy altos.
El peso es considerable y, me aseguran, que si llevara sus botas, entonces sí que notaría mucho peso.
Sentada en el control de mando de la escala me explican que también se puede manejar desde la misma “cestilla”. Hay muchos botones y siento ganas de tocar todos, pero aguanto la tentación.

P1040035
De allí me voy a la cabina, a sentarme en el lugar del conductor. Os garantizo que notas cómo te sube la adrenalina, aunque seas incapaz de ponerte en el lugar de estos valientes hombres cada vez que hacen una salida.

P1030983

P1030972
Dentro del camión caben seis bomberos: dos delante y cuatro en el asiento trasero.
Sigo observando camiones, sigo escuchando todas las explicaciones y anécdotas que mis dos guías me van relatando y, si ya el peso era poco, me acercan un hacha para tomarme una foto advirtiéndome que el filo lo ponga hacia abajo.

P1030971
Me siento entre bombero, Rambo y el descuartizador de Texas, jaja.
Devuelvo la herramienta mientras, a lo lejos, en una esquina del amplio garaje, diviso dos vehículos antiguos.
Nos encaminamos hacia ellos y no me resisto a montarme. Comparados con los que acabo de ver son incómodos pero muy curiosos.

P1030992

P1030990
Tirando de una cuerda suena una campana: la sirena de entonces.
El más antiguo, con matrícula histórica, no tiene espacio para acomodar a cubierto a los bomberos, supongo que irían agarrados o de pie como podían. Hoy en día parece impensable.
Continuamos la tourné sin perderme ni un solo detalle de todo lo que me explican. Ahora me llevan a unas baldas donde se encuentran los trajes y objetos que utilizan cuando les dan aviso de enjambres de abejas o avispas.

P1040005
Suele ser en épocas de verano cuando acuden a estas llamadas. Como todo me gusta probar, cojo el aparato que echa humo para espantarlas o atontarlas.
A las abejas no las matan sino que las meten en una caja que entregan a algún apicultor para que haga buen uso de ellas.
Otra de las cosas que llama mi atención es la barra por donde ellos se deslizan. Me indican que, por mi seguridad, no me permiten bajar por ella pero, claro, la foto es obligada.

P1040029
En una de las paredes del garaje, un mapa gigante de Bilbao les sirve para orientarse por las calles en caso de que se les reclame en alguna poco conocida, aunque me aseguran que se conocen muy bien nuestra villa.

P1040049
En el lateral de uno de los camiones veo las mangueras colocadas muy ordenadas y por tamaños.

P1040032
Al ver mi interés por ellas, me ofrecen salir al patio y probar una.
Imaginad mi cara. ¡¡Iba a poder utilizar una manguera de bombero!!
Debieron pensar que no sabría hacerlo y me dieron toda una serie de explicaciones de uso.
No hacía falta. Incluso reconocieron que se me daba bien.

P1030958 P1030956 P1030951
Es una de las cosas que más me gustó o, quizá, la que más. Me divertí enchufando a la nada, bueno, realmente, me divertí cuando dirigí el chorro a los pies de mi amigo y fotógrafo Andoni y vi cómo saltaba y se apartaba para que no le remojara.
Practiqué con diferentes tipos de chorros y, si no llega a ser porque debíamos seguir la visita, todavía estaría allí arrojando agua por doquier.
-Te vamos a enseñar una de nuestras joyas -Me anuncia Juanjo de pronto.
-¡¡Sí!! –Contesto emocionada.
Por una puerta entramos en el edificio. Todo está muy limpio y hace una temperatura muy agradable.
-Aquí lo tienes. -Me señala Juanjo con orgullo.

P1040018
Mi cara de asombro lo dice todo. Una verdadera joya, es cierto.
Se trata de una especie de coche (no se le puede llamar camión) del que no sabemos calcular una fecha, pero seguro que es muy antiguo.
Es inglés, me siento a la derecha y, al hacerlo, me da la sensación de que voy montada en uno de los coches de bomberos de un carrusel infantil.
No dejo la oportunidad de girar la manivela de arranque, en la parte delantera.

P1040022
Andoni y mis amigos bomberos inspeccionan el motor; yo no. No entiendo nada de motores.
Los aparatos que se encuentran al lado del coche se llaman monitores. Se utilizan para ponerlos en el suelo y que expulsen agua en un incendio grande sin necesidad de que sea una persona quien sujete la manguera.

P1040012
Por las escaleras nos dirigimos a la zona de gimnasio y descanso. Nos cruzamos con varios compañeros que nos saludan muy simpáticos.
El gimnasio es muy grande y veo a varias personas entrenando pero, por supuesto, no les fotografiamos. La imagen se queda en mi retina, jajaja
En un pasillo ancho hay varias puertas. Una de ellas nos da acceso a una sala donde disponen de una pantalla grande de televisión con unas veinte butacas.
Salimos de esta sala y al fondo del larguísimo corredor veo el comedor. No llegamos hasta allí, no quisimos molestar a los trabajadores que se encontraban relajados en su tiempo de descanso.

P1040053
En las paredes cuelgan diferentes cuadros con fotos de grupos de bomberos de varios años atrás.
De nuevo bajamos hacia el garaje y, entonces, descubro una decoración en la pared. Se trata de un conjunto de cuatro cosas: por un lado un enorme escudo de Bilbao tallado en madera, pintada maravillosamente por un compañero bombero. Debajo unos azulejos de la antigua fachada de Garellano (antiguo parque de bomberos) y, a los lados, dos fotografías: una del antiguo edificio y otra del actual.
Por supuesto, quiero foto en tan venerado lugar; me parece un recuerdo entrañable.

P1040026

Por fin, me libero del peso de la ropa y vuelvo a ser yo misma.

Y…como no podía ser de otra manera, les pregunto por su famosísimo calendario.
Y, entonces, es cuando me dicen que ellos son dos de los protagonistas de tan codiciado tesoro.
-¿Y me lo decías ahora? ¿Y yo sin saber que mis guías eran dos de los ansiados bomberos del calendario? – Les reprocho entre risas.
Además de encantadores, son bastante modestos.
Me relatan curiosidades sobre el calendario y su realización, pero en lo que realmente estoy interesada es en saber cómo se invierta ese dinero.
La elaboración de este calendario tiene doble finalidad: por un lado colaboran con una organización benéfica y, por el otro, es una manera de subvencionar su participación en los Juegos Mundiales de Policías y Bomberos, que se celebrará el próximo verano en el estado norteamericano de Virginia.
Del total recaudado en las cuatro ediciones de calendarios, 68500 Euros, es la cantidad donada a diferentes proyectos humanitarios.

P1040056
Les pregunto si son buenos atletas y si suelen ganar muchos trofeos en este tipo de competiciones.
Con una sonrisa medio orgullosa y medio humilde, me confiesan que son bastante buenos. De hecho, en la pasada edición consiguieron 31 medallas.
En las fotografías de este año ha colaborado también la ONCE Euskadi; en una de ellas podemos ver al jugador de tenis de mesa adaptado Iker Sastre y, además, han lanzado 50 ejemplares del almanaque en Braille.
Los puntos de distribución son los habituales: Una de las entradas de El Corte Inglés en Gran Vía, en la cadena de supermercados SIMPLY, on line en calendariobomberosbi@igon.com o en el número de teléfono 944340684.
Cuando me han explicado todo lo referente al calendario, les pido una foto como recuerdo de una tarde inolvidable.

P1040060
Pero, esa foto no era la última, faltaba la sorpresa final.
Juanjo se viste con su chaqueta y su casco, yo no sabía por qué lo hacía hasta que me dice:
-Ven, vamos a sacarnos una foto tú y yo.
-¡Por supuesto! –Le contesto encantada.
Y, para mi asombro, en vez de colocarse a mi lado, se sitúa detrás de mí y, sin decirme nada, me coge en brazos, con mi consiguiente susto y, a la vez, risas.

P1040063
¡¡Qué momento más divertido!!
Puesta de nuevo en el suelo, les agradezco su tiempo, sus explicaciones y sus enseñanzas.
Nos acompañan hasta el coche donde nos despedimos con un fuerte abrazo y unos besotes.
A partir de ahora, si ya admiraba a estos seres generosos y humanitarios, cada vez que les vea en acción o por las calles del Botxo con sus vehículos colorados, recordaré la tarde vivida desde dentro, con ellos.
Solo me queda dar las gracias a Jose, a Juanjo y, por supuesto, a todo el equipo que forman estos maravillosos bomberos, por su dedicación y entrega a los bilbaínos.
No debemos olvidar que estas personas ponen en peligro sus vidas para salvar las nuestras. Se merecerían homenajes diarios y yo, desde este humilde blog, les dedico el mío.
MILA ESKER, GUZTIOI!
¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!

Especial agradecimiento a Andoni Renteria por sus fotos y por acompañarme a realizar este reportaje.

6 pensamientos en “NUESTROS BOMBEROS, LOS DE BILBAO.

  1. Todo maravilloso , muy bien detallado , camiones , mangueras ,cochecito txiquia , edificio inmejorable . Pero porque no han salido los bomberos buenorros del calendario, esta me la pagas has sido Cruella de Vill. Fotos perfectas enhorabuena Andoni. Muxusss

    Le gusta a 1 persona

  2. Esme, de verdad que cada día lo haces mejor y es que parece que no lo puedes mejorar, pero lo consigues. Me ha ENCANTADO,! Que buena explicación, con qué gracia ….Andoni las fotos geniales. Felicidades y besos para los dos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s