LAS FIESTAS DE ANTAÑO

Las fiestas de Bilbao siempre han tenido muy buena acogida por parte de los vecinos de la villa y, cómo no, por los visitantes que venían y vienen a disfrutarlas.
Desde el siglo XVI durante el Corpus se celebraba una feria taurina que comenzaba con una procesión de la Corporación Municipal por las calles de la ciudad. A partir de ese acto y, durante ocho días, Bilbao se llenaba de alegría, color, danzas, gigantes y cabezudos…y, por la noche, fuegos artificiales y romerías.
La ría era otro escenario festivo donde se organizaban regatas, se instalaban cucañas y había competiciones de gansos.
No solo los concursantes ocupaban la ría, también los bacaladeros noruegos e ingleses aprovechaban el atraque en Bilbao para unirse a la jarana de esos días.
Era, además, habitual que se acercaran hasta Bilbao gente de provincias cercanas como Burgos, La Rioja o Cantabria. Todos conocían lo bien que se pasaba en la villa en esas fechas.
Hubo también otra época festiva que fue la Feria de Ganado, que comenzaba el 25 de julio y durante una semana se podía ver ganado en el campo ferial de Basurto que el Ayuntamiento acondicionaba para la ocasión.
Muchos años después, concretamente en la década de los sesenta del siglo pasado, las fiestas comenzaban a parecerse a las de hoy en día pero más sosas.
Las actividades consistían en danzas, pasacalles con txistularis, regatas de bateles y espectáculos de marionetas por los barrios. Eso sí, no faltaban los fuegos artificiales nocturnos y el baile.
Lo que realmente destacaba de aquella semana grande y la convertía en especial eran las corridas de toros. En Bilbao siempre ha habido mucha afición por este, considerado por muchos, arte. Pero, si hubo algo por lo que se recordará aquella Aste Nagusia de 1962 es por la reaparición de los Gigantes, los Cabezudos y el Gargantua, promovida por el director de Radio Bilbao, en ese momento, el Sr Ruiz de Velasco.

astenagusia ast

Otro espectáculo que no faltó, además de las consabidas representaciones teatrales, fue el siempre entrañable Circo Atlas instalado en la Campa de los Ingleses, donde los hermanos Tonetti arrancaban buenas carcajadas a los bilbainitos de la época.

fotonoticia_20130829200632_640
Esa era la manera de celebrar una semana que todos esperamos durante las otras 51 semanas del año que no dista mucho de las de hoy en día, por lo menos en las ganas de diversión.
GORA ASTE NAGUSIA!

4 pensamientos en “LAS FIESTAS DE ANTAÑO

  1. Uno de los gigantes es la Marijaia de ahora y sino casi igual. A los hermanos Toneti les veía en Basurto que entonces el circo lo instalaban allí. Buena historia como todas las que nos cuentas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s