ÁNGELA FIGUERA, PASIÓN POR ESCRIBIR.

Ángela Figuera, nació tal día como hoy, un 30 de octubre de 1902 en nuestra villa de Bilbao.
Desde niña amaba las letras; era una infatigable lectora y escritora.
Sus primeros estudios los realizó en el colegio del Sagrado Corazón y, de allí, pasó al Instituto Provincial, siendo una de las primeras mujeres en España en obtener el título de Bachiller.
Comenzó sus estudios de Filosofía y Letras como alumna libre y, para finalizar la carrera, se trasladó a Madrid.
En 1931, una vez conseguido el título universitario, encontró trabajo de maestra en un colegio privado allí, en Madrid.
Dos años más tarde se casó con el ingeniero Julio Figuera Andú, con quien se mudó a Huelva donde ella consiguió el puesto de profesora de instituto.
Durante la Guerra Civil el matrimonio se desplazó por varias ciudades de la geografía española, ya que ella iba enlazando trabajos como profesora en diferentes institutos o colegios.
A pesar de las dificultades ella siempre encontró tiempo para dar rienda suelta a su pasión de escritora. Siempre escribía, en cualquier lugar y en cualquier momento.
En 1948, su esposo le animó a que publicara su primer libro que tituló MUJER DE BARRO. Un año después publicó otro titulado SORIA PURA. Sus temas principales giraban en torno a la libertad, a la miseria, a la guerra…
Durante un tiempo también trabajó en la Biblioteca Nacional de Madrid y, en 1954, colaboró con un servicio de bibliobuses que acercaban en autocar, la literatura a los barrios periféricos.
índice
Su estilo como escritora se vio influenciado por autores como Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. Su lenguaje era muy sencillo con el fin de que el mensaje llegara a más gente.
Sus poemas, algunos muy críticos con el régimen político, se tradujeron a muchos idiomas.
Blas de Otero y Gabriel Celaya eran más que colegas, ya que les unía un vínculo de amistad.
El dos de abril de 1984 falleció en Madrid tras una larga temporada enferma.
Su marido, durante diez años hasta su fallecimiento, se dedicó a enaltecer su memoria.
La Gabriela Mistral de Bilbao, como la llamaban sus compañeros, pasó a la historia por su compromiso con la política, el feminismo y la educación.

Algunos de sus títulos fueron:

  • Mujer de barro (1948).
  • Soria pura (1949). Premio Verbo. Poemario ilustrado con dibujos de su hermano el pintor Rafael Figuera.
  • Vencida por el ángel (1951).
  • Poema “Destino”. Premio de la revista Ïndice de las artes y las letras
  • El grito inútil (1952). Premio Ifach
  • Los días duros (1953).
  • Víspera de la vida (1953).
  • Belleza cruel (1958). Premio de poesía Nueva España con prólogo de León Felipe.
  • Primera Antología, Caracas (1961)
  • Toco la tierra. Letanías (1962).
  • Cuentos tontos para niños listos. Libro dirigido al público infantil (1979).
  • Otoño (1983).
  • Canciones para todo el año. Poesía infantil (1984). Póstumo.
  • Obras completas (1986).

FOTO: INTERNET.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s