MÓNICA DEPRIT, ELEGANCIA Y ESTILO

Hoy me propongo acercarme a la moda de la mano de una mujer emprendedora, inquieta, inteligente, con mucho estilo y muy educada.

Mónica Deprit es una señora, de los pies a la cabeza. Esa es la primera impresión que da cuando la ves.

A las once de la mañana Mónica llega puntual a nuestra cita en el Centro Comercial Zubiarte, lugar que conoce bien ya que, desde hace más de un año, desempeña su labor como estilista de este centro.

Mónica 7

 

Después del saludo y los besos de rigor, me propone dar juntas un paseo por esta gran pasarela comercial.

Al primer lugar que nos acercamos es a la zona de los maniquíes que ella, cada semana, viste con mucho acierto.

Me explica de qué tienda es cada prenda y porqué las ha elegido en función de con qué combinen.

Mónica 6Mónica 5

Seguimos nuestro paseo por la primera planta mientras observo que es muy querida y, que la gente de los comercios, la saludan con afecto.

Mónica se hace querer, eso está claro, pero sobre todo se hace respetar.

Mónica 1Mónica 3Mónica 4

Me ofrece tomar un café en un local de la zona de restauración y así poder charlar más tranquilamente.

Ya sentadas frente a frente me fijo en sus ademanes serenos y equilibrados. No hay duda de que, además de en la moda, se mueve muy bien como comunicadora.

-¿Siempre te has dedicado a la moda?

-No, ¡Qué va! Yo estudié Decoración de Interiores y, al terminar, me trasladé a Milán durante un año a realizar un máster.

La moda siempre la he vivido como un hobby. Mi familia y mis amigos solían recurrir a mi cuando necesitaban un consejo para algún evento importante.

Me gustaba tanto asesorarles que, hace unos años, decidí abrir un blog en el que escribir sobre estilismo, imagen y tendencias.

Soy madre de tres hijos y me había dedicado a tiempo completo a su educación, así que, cuando crecieron un poco y tuve más tiempo libre pensé que era el momento de dar rienda suelta a mis inquietudes en el mundo de la moda.

Desconocía todo lo referente a las Redes Sociales por lo que comencé viendo videos tutoriales sobre la creación de los blogs.

Curiosamente, y después de pocos meses, mi blog se convirtió en un referente; tanto es así que, a los cinco meses del inicio de mi aventura en este mundo virtual, me llegó un enlace para que me presentara a un concurso de bloggers en Madrid.

No lo dudé, me presenté y, aunque no gané, quedé entre las diez primeras. Ese fue el detonante que me dio una gran dosis de autoestima.

Hace unos meses que no escribo por falta de tiempo pero lo retomaré en breve.

¿Cómo eran aquellos posts?

Bueno, siempre me he definido como bloguera de texto. Me explico. Mis publicaciones las ilustro con alguna foto de un estilismo pero, fundamentalmente, a lo que me dedico es a escribir un texto sobre moda. Es decir, no me limito a vestirme con un look, sacarme una foto y colgarla en el blog.

Soy consciente de que cuando salgo en las fotos las publicaciones son más leídas y alguna vez lo hago pero, realmente, no me gusta nada posar.

¿Sobre qué temas escribes?

Por ejemplo, me gusta escribir sobre la historia de la moda, anécdotas o curiosidades de este apasionante mundo. También escribo sobre tipos de materiales y diseños, pero siempre con un lenguaje claro y coloquial.

Por lo que comentas, te lleva su tiempo.

Si, a cada artículo le dedico bastante tiempo hasta que quedo satisfecha con el resultado, por eso no publico con tanta asiduidad como me gustaría.

¿Con qué periodicidad lo haces, normalmente?

Al principio uno a la semana; ahora, como te explicaba antes, llevo una temporada que he tenido que dejarlo un poco apartado por el trabajo. Aunque, al ser la estilista de Zubiarte, me dan la posibilidad de escribir en el blog del centro.

Háblame de esa otra faceta por la que sientes tanto interés.

Si, la tecnología aplicada a la moda llegó a mi vida a través de un tweet que leí sobre ello.

No conocía nada sobre este asunto, pero mi personalidad curiosa me llevó a buscar más información en la red. El 99% de los artículos están escritos en inglés. Sin embargo, me enganchó tanto el tema, que no me importaba dedicar tiempo a traducirlos.

Ha transcurrido más de un año desde entonces y sigo leyendo y aprendiendo mucho sobre esta tecnología porque estoy convencida de que es el futuro. Actualmente, es caro y poco comercial, por eso son pocos los diseñadores que se atreven a utilizarla, pero en unos años nos parecerá normal.

Imagino que acudirás a las charlas que organicen sobre esta técnica.

Si, además de asistir a conferencias, realicé un curso de Tecnomoda.

Veo en las Redes Sociales a blogueras de moda asistiendo a los diferentes eventos que se organizan tanto en Bilbao como en la provincia, pero a ti no te veo en muchos.

Es cierto, no me prodigo demasiado por los actos en general y por los de moda solo si resultan muy interesantes para mi carrera profesional o si los organiza algún buen amigo o amiga.

Hace un par de años acudía a más eventos pero, tengo que priorizar, el tiempo es el que es y no te olvides que, además, tengo tres hijos adolescentes.

Cambiando de tema, tu apellido me recuerda que existe una calle en Bilbao con el nombre de Amadeo Deprit, ¿Tiene alguna relación contigo?

Sí, claro. Amadeo Deprit fue mi abuelo paterno quien llegó a ser Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Bilbao y Alcalde de la República Independiente de Begoña. Mi abuelo fue un innovador para su época.

El apellido no es muy de Bilbao, ¿No?

No, para comenzar esta historia debemos remontarnos a mi tatarabuelo; un belga que recaló en Bilbao y se dedicó, con mucho éxito, a realizar vidrieras.

Verdaderamente, la tuya es una familia con mucha historia

Sí, estoy muy orgullosa de mi familia; han sido unos luchadores. Mi abuelo materno fue Mariano Egurrola Arriola, pelotari de renombre, que jugó en lugares como Filipinas o Egipto donde no era tan fácil viajar en aquellos años.

Ahora entiendo de donde te viene a ti ese espíritu aventurero y esas ganas de aprender y emprender.

Si, es posible.   (Mónica sonríe)

Vives en Bilbao, a pesar de que creciste en Getxo.

Sí, nací en Bilbao pero, a los diez años mi familia se mudó cerca del mar, aunque ya llevó más de veinte años viviendo aquí.

¿Qué te gusta de Bilbao?

Lo que más me gusta es pasear por sus calles, sin prisa, observando edificios, comercios… Me encanta nuestro estilo de vida, salir a disfrutar con los amigos, comer en un buen restaurante, la agenda cultural tan extensa, la posibilidad de montarte en el metro y en unos minutos sentir la brisa del mar o subir a alguno de los montes que lo rodean. Somos unos afortunados de vivir aquí.

¿Algún rincón del Botxo en especial?

Si, el parque de Doña Casilda, que todos en Bilbao llamamos “De los patos”. Desde que trabajo en Zubiarte voy más a menudo, por la cercanía. Me relaja caminar entre la gran variedad de árboles o sentarme en uno de sus bancos.

¿Sueles visitar museos?

No tanto como quisiera por falta de tiempo, pero procuro hacerlo de vez en cuando. Mis dos preferidos son el Museo Guggenheim y el Museo de Bellas Artes, con estilos diferentes pero los dos me parecen unas auténticas joyas. Viví un año en Milán y allí tuve la oportunidad de empaparme de mucho arte y conocer muchos museos.

Confiésame una de tus pasiones

Tengo varias, pero viajar está en un lugar preferente de mi lista. Me siento una privilegiada porque he salido mucho al extranjero donde he aprendido de otras culturas y eso siempre es enriquecedor.

Mónica 2

¿Qué opinas de los comercios de la villa?

Es una lástima que se vayan cerrando negocios históricos pero, afortunadamente, siguen quedando locales de los de “toda la vida” con gran categoría y con gente muy profesional detrás del mostrador.

¿Si te invito a desayunar qué elegirías: tortilla o carolina?

Pues, mira, te diré que no soy muy golosa pero si tengo que entrar en una pastelería sería La Suiza. En cuanto al desayuno mejor un café con un pintxo de tortilla o un bocadillito de jamón. Pero, jamón del bueno ¿Eh?

¿Y si te regalo entradas para un concierto de que tipo sería?

Musica Pop, sin duda.

¿Qué puedo comprarte para tu cumpleaños?

Objetos de cerámica y faros, muchos faros. Los colecciono desde hace años y, aunque me gusta comprarlos yo misma cuando voy de turista, también me gusta que me los regalen.

Después de más de una hora las dos debíamos atender otras obligaciones pero, antes de despedirnos, me insistió en que quería resaltar algo muy importante.

Me gustaría terminar animando a todas esas mujeres que, por circunstancias de la vida, tuvieron que dejar sus trabajos para dedicarse a su familia. Quiero decirles que yo también lo hice y, a los cincuenta años, he vuelto a incorporarme a la vida laboral. Si se quiere, con ilusión, se consiguen alcanzar muchas metas. Solo tienes que proponértelo.

No puedo estar más de acuerdo con ella. Le agradezco su tiempo y, sobre todo, le agradezco que me haya querido contar tantas cosas de su vida.

Como he escrito al principio del texto: Mónica Deprit es una señora.

 

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

UN CASTILLO DE CUENTO

Sobre una colina, en el municipio de Gatika, a escasos veinte kilómetros de Bilbao, se yergue el castillo de Butrón rodeado de un bosque con árboles centenarios de hasta 500 especies diferentes.

p1750152p1750151
Pero, no siempre tuvo el aspecto de castillo romántico que luce actualmente.
En el siglo XIII los Señores de Butrón eran los propietarios de una casa-torre testigo de encarnizadas guerras banderizas que, pasados los años, el V Señor de Butrón transformó en un castillo que terminó deteriorándose por abandono a partir del siglo XVI, cuando aquellas cruentas luchas desaparecieron.
Hasta que, en 1878, el marqués de Torrecilla, don Narciso de Salabert y Pinedo, solicitó al arquitecto Francisco de Cubas (también marqués), que reconstruyera al estilo europeo de la época, aquel edificio ruinoso.
El marqués de Cubas se inspiró en formas góticas, nórdicas y fantásticas, y se inventó almenas y ventanas.

p1750032p1750028p1750025
La obra duró veinte años y, desgraciadamente, el marqués de Torrecilla falleció antes de ver terminada la residencia de verano, como así la llamaba.
Desde niña he visitado muchas veces el castillo y su entorno, que parece sacado de un cuento de princesas.
Hace unas semanas decidí volver a este escenario mágico que, actualmente, es propiedad de una compañía constructora y se encuentra a la venta, después de haber fracasado el negocio de organización de eventos en su interior.

p1750041
Aparqué el coche a pocos metros de la entrada al recinto y me fijé en la parte baja del castillo, la que se conserva intacta desde el siglo XVI. A cierta altura se observa claramente la diferencia de las piedras, donde comienza la parte construida hace más de un siglo.
Los muros, con un grosor de cinco metros, les servían para protegerse de aquellos enemigos que ansiaban y envidiaban su poder.

p1750103p1750091
Después de un paseo contemplando almenas, la torre del homenaje, las estrechas ventanas y cada pequeño detalle de la fachada de este majestuoso castillo, me monté de nuevo en el coche con la sensación de haber sido protagonista de un cuento de reyes y princesas de los hermanos Grimm.

p1750018p1750012p1750039p1750148
Como siempre, os aconsejo una visita a la zona.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

VISITA AL TEATRO ARRIAGA

El alcalde Juan Mari Aburto inauguró ayer día 22 de febrero las visitas guiadas que tendrán lugar a partir del próximo 4 de marzo en el Teatro Arriaga.

p1750821p1750836

Cada fin de semana y, en grupos de treinta personas, se podrá acceder a la “joya de la corona” como llamó ayer el alcalde al teatro más famoso de nuestra villa.

Las visitas durarán cincuenta minutos y en ellas se darán a conocer detalles curiosos tanto de la construcción, como de diferentes anécdotas a lo largo de sus 127 años de existencia.

Ayer el alcalde con varias personalidades, recorrió las diferentes estancias que, normalmente, no son accesibles al público.

p1750842

En una sala pudimos ver algunos maravillosos trajes utilizados en diferentes producciones propias del teatro.

p1750950p1750970

El palco de honor fue uno de los lugares más fotografiados en el que tuve la suerte de sentarme y admirar la sala principal del teatro.

p1750983

p1750944p1750914

Otra sala con fotografías antiguas y lujosos espejos no escapó de los flashes de la prensa.

p1750897p1750907

Fueron varias las caras conocidas de la cultura como el periodista David Barbero y el bailarín Igor Yebra.

p1750961p1750992

Al terminar nos agasajaron con un pequeño ágape.

Para más información de estas visitas os dejo el enlace http://www.teatroarriaga.eus

FOTOS: ANDONI RENTERIA.

 

ARNOTEGI, EL DESCONOCIDO

A pesar de ser de Bilbao y pasear por todos sus rincones, siempre hay alguno que se me escapa y, por eso, intento descubrirlos todos.
Eso fue lo que hice el otro día; quise conocer el Monte Arnotegi perteneciente al macizo de Ganekogorta.

P1200108
Mucha gente llega hasta las inmediaciones del monte andando, sin embargo yo decidí hacerlo en coche por la carretera de Larraskitu; de allí me dirigí hacia el aparcamiento que se encuentra a pocos metros de la barrera situada en la base del Pagasarri.
Allí estacioné el coche sin problemas ya que era un día de labor.
Comencé a subir la cuesta de la izquierda del aparcamiento y, a los pocos minutos, me paré ante una casa con jardín donde unos perros me ladraban vehementemente detrás de una verja.

P1200094P1200087
Seguí caminando y, en un alto, me detuve a observar frente a mí la ermita de San Roque en el camino al Pagasarri. También, desde este punto, la antena de este emblemático monte se erige majestuosa, como si de un símbolo se tratase.

P1200113P1200115
Al mirar al suelo, casi piso un limako grande y naranja que cruzaba el sendero sin importarle el hecho de que una humana podía haberle aplastado con sus zapatillas deportivas.

P1200100
El paseo no requiere gran esfuerzo y, el día soleado pero no caluroso, ayudaba a sentirse bien, a respirar el aire limpio que no encontramos en el centro de Bilbao y a escuchar los diversos sonidos que la naturaleza siempre nos ofrece.
Después de un rato andando llegué a un llano donde una construcción destaca entre tanto arbolado. Se trata de un refugio para guarecerse en esos días que subes al monte con nubes y llegas arriba lloviendo.

P1200164
Me resultó muy curioso ver en su fachada una típica placa bilbaína con el nombre de la calle, aquí, tan lejos del Botxo.
Fuera, unos bancos y unas mesas para sentarse a dar buena cuenta de un bokata o simplemente para descansar y contemplar el entorno.

P1200195
Mi meta era coronar la cima, así que continué el ascenso mientras, descubro que también aquí puedes depositar una tarjeta en uno de los buzones adecuados para ello, como si se tratara del Everest o cualquier monte de gran altura.

P1200202
Por fin, arriba, lo primero que vi fueron unas ruinas de lo que, en la época carlista, debió ser un fuerte defensivo y del que ahora solo quedan unas piedras abandonadas.

P1200182P1200197
Una de las mejores cosas que se pueden hacer cuando llegas a una cumbre es sentarse a deleitarte con las vistas y eso es lo que hice.
La villa desde esa altura ofrece una inmejorable estampa con sus edificios tan reconocibles por todos los bilbainos.

P1200261
Además de las ruinas del fuerte también hay un vértice geodésico de los tantos que existen en nuestra geografía y que sirven para la elaboración de mapas topográficos a escala.

P1200259
Mientras bajaba iba pensando en la diferencia de afluencia con el Pagasarri, ya que el Arnotegui no es un monte muy transitado; en todo el recorrido solamente me crucé con tres personas.
Algunos opinan de este monte que es muy modesto por no tener ninguna dificultad en su ascensión. Yo creo que es un maravilloso lugar para realizar una excursión con la familia y amigos sin preocuparte de las agujetas del día siguiente.
Os lo aconsejo, sin dudarlo.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.