UN CASTILLO DE CUENTO

Sobre una colina, en el municipio de Gatika, a escasos veinte kilómetros de Bilbao, se yergue el castillo de Butrón rodeado de un bosque con árboles centenarios de hasta 500 especies diferentes.

p1750152p1750151
Pero, no siempre tuvo el aspecto de castillo romántico que luce actualmente.
En el siglo XIII los Señores de Butrón eran los propietarios de una casa-torre testigo de encarnizadas guerras banderizas que, pasados los años, el V Señor de Butrón transformó en un castillo que terminó deteriorándose por abandono a partir del siglo XVI, cuando aquellas cruentas luchas desaparecieron.
Hasta que, en 1878, el marqués de Torrecilla, don Narciso de Salabert y Pinedo, solicitó al arquitecto Francisco de Cubas (también marqués), que reconstruyera al estilo europeo de la época, aquel edificio ruinoso.
El marqués de Cubas se inspiró en formas góticas, nórdicas y fantásticas, y se inventó almenas y ventanas.

p1750032p1750028p1750025
La obra duró veinte años y, desgraciadamente, el marqués de Torrecilla falleció antes de ver terminada la residencia de verano, como así la llamaba.
Desde niña he visitado muchas veces el castillo y su entorno, que parece sacado de un cuento de princesas.
Hace unas semanas decidí volver a este escenario mágico que, actualmente, es propiedad de una compañía constructora y se encuentra a la venta, después de haber fracasado el negocio de organización de eventos en su interior.

p1750041
Aparqué el coche a pocos metros de la entrada al recinto y me fijé en la parte baja del castillo, la que se conserva intacta desde el siglo XVI. A cierta altura se observa claramente la diferencia de las piedras, donde comienza la parte construida hace más de un siglo.
Los muros, con un grosor de cinco metros, les servían para protegerse de aquellos enemigos que ansiaban y envidiaban su poder.

p1750103p1750091
Después de un paseo contemplando almenas, la torre del homenaje, las estrechas ventanas y cada pequeño detalle de la fachada de este majestuoso castillo, me monté de nuevo en el coche con la sensación de haber sido protagonista de un cuento de reyes y princesas de los hermanos Grimm.

p1750018p1750012p1750039p1750148
Como siempre, os aconsejo una visita a la zona.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

VISITA AL TEATRO ARRIAGA

El alcalde Juan Mari Aburto inauguró ayer día 22 de febrero las visitas guiadas que tendrán lugar a partir del próximo 4 de marzo en el Teatro Arriaga.

p1750821p1750836

Cada fin de semana y, en grupos de treinta personas, se podrá acceder a la “joya de la corona” como llamó ayer el alcalde al teatro más famoso de nuestra villa.

Las visitas durarán cincuenta minutos y en ellas se darán a conocer detalles curiosos tanto de la construcción, como de diferentes anécdotas a lo largo de sus 127 años de existencia.

Ayer el alcalde con varias personalidades, recorrió las diferentes estancias que, normalmente, no son accesibles al público.

p1750842

En una sala pudimos ver algunos maravillosos trajes utilizados en diferentes producciones propias del teatro.

p1750950p1750970

El palco de honor fue uno de los lugares más fotografiados en el que tuve la suerte de sentarme y admirar la sala principal del teatro.

p1750983

p1750944p1750914

Otra sala con fotografías antiguas y lujosos espejos no escapó de los flashes de la prensa.

p1750897p1750907

Fueron varias las caras conocidas de la cultura como el periodista David Barbero y el bailarín Igor Yebra.

p1750961p1750992

Al terminar nos agasajaron con un pequeño ágape.

Para más información de estas visitas os dejo el enlace http://www.teatroarriaga.eus

FOTOS: ANDONI RENTERIA.

 

ARNOTEGI, EL DESCONOCIDO

A pesar de ser de Bilbao y pasear por todos sus rincones, siempre hay alguno que se me escapa y, por eso, intento descubrirlos todos.
Eso fue lo que hice el otro día; quise conocer el Monte Arnotegi perteneciente al macizo de Ganekogorta.

P1200108
Mucha gente llega hasta las inmediaciones del monte andando, sin embargo yo decidí hacerlo en coche por la carretera de Larraskitu; de allí me dirigí hacia el aparcamiento que se encuentra a pocos metros de la barrera situada en la base del Pagasarri.
Allí estacioné el coche sin problemas ya que era un día de labor.
Comencé a subir la cuesta de la izquierda del aparcamiento y, a los pocos minutos, me paré ante una casa con jardín donde unos perros me ladraban vehementemente detrás de una verja.

P1200094P1200087
Seguí caminando y, en un alto, me detuve a observar frente a mí la ermita de San Roque en el camino al Pagasarri. También, desde este punto, la antena de este emblemático monte se erige majestuosa, como si de un símbolo se tratase.

P1200113P1200115
Al mirar al suelo, casi piso un limako grande y naranja que cruzaba el sendero sin importarle el hecho de que una humana podía haberle aplastado con sus zapatillas deportivas.

P1200100
El paseo no requiere gran esfuerzo y, el día soleado pero no caluroso, ayudaba a sentirse bien, a respirar el aire limpio que no encontramos en el centro de Bilbao y a escuchar los diversos sonidos que la naturaleza siempre nos ofrece.
Después de un rato andando llegué a un llano donde una construcción destaca entre tanto arbolado. Se trata de un refugio para guarecerse en esos días que subes al monte con nubes y llegas arriba lloviendo.

P1200164
Me resultó muy curioso ver en su fachada una típica placa bilbaína con el nombre de la calle, aquí, tan lejos del Botxo.
Fuera, unos bancos y unas mesas para sentarse a dar buena cuenta de un bokata o simplemente para descansar y contemplar el entorno.

P1200195
Mi meta era coronar la cima, así que continué el ascenso mientras, descubro que también aquí puedes depositar una tarjeta en uno de los buzones adecuados para ello, como si se tratara del Everest o cualquier monte de gran altura.

P1200202
Por fin, arriba, lo primero que vi fueron unas ruinas de lo que, en la época carlista, debió ser un fuerte defensivo y del que ahora solo quedan unas piedras abandonadas.

P1200182P1200197
Una de las mejores cosas que se pueden hacer cuando llegas a una cumbre es sentarse a deleitarte con las vistas y eso es lo que hice.
La villa desde esa altura ofrece una inmejorable estampa con sus edificios tan reconocibles por todos los bilbainos.

P1200261
Además de las ruinas del fuerte también hay un vértice geodésico de los tantos que existen en nuestra geografía y que sirven para la elaboración de mapas topográficos a escala.

P1200259
Mientras bajaba iba pensando en la diferencia de afluencia con el Pagasarri, ya que el Arnotegui no es un monte muy transitado; en todo el recorrido solamente me crucé con tres personas.
Algunos opinan de este monte que es muy modesto por no tener ninguna dificultad en su ascensión. Yo creo que es un maravilloso lugar para realizar una excursión con la familia y amigos sin preocuparte de las agujetas del día siguiente.
Os lo aconsejo, sin dudarlo.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

MOMENTOS EN LA ASTE NAGUSIA 2016

En Bilbao, las fiestas, dan para mucho. Es bastante difícil y cansado acudir a todas y cada una de las actividades tanto musicales, como culturales, gastronómicas o deportivas, entre otras.
La ASTE NAGUSIA comienza cuando el icono de las fiestas: MARI JAIA, se deja ver en el balcón del teatro Arriaga junto con el pregonero o pregonera y la txupinera.
Eso sucedía el pasado sábado 20 de Agosto a las siete de la tarde.

P1560569
A partir de ese momento la diversión está garantizada.
En el Arenal, las txosnas dan de beber al sediento, de comer al hambriento y ponen su toque de humor con las diferentes temáticas de su decoración o de los trajes con los que van ataviados los comparseros.

P1580206P1580381

P1580490

P1580482La Plaza Nueva es escenario de conciertos nocturnos y, también, el baile de la era donde muchos bilbainos y bilbainas realizan varias coreografías de nuestra cultura popular.

P1580293

P1580263A las once de la mañana los gigantes y cabezudos abandonan el Museo Vasco para comenzar un pasacalles al ritmo de la música y con muchas ganas de asombrar al pùblico bilbaino con sus bailes o, en el caso de los cabezudos, repartir indoloros golpes con las vejigas.

P1180102P1180101

A las doce el mediodía se puede disfrutar de la música de la Banda Municipal en el kiosko del Arenal

P1570755

P1570771

En estas fiestas no faltan los actos a los que acuden el alcalde y la corporación municipal, bien sea para entregar premios en algunos de los diferentes hoteles de Bilbao, para acudir al Hospital de Basurto acompañados de algunos miembros del Circo Mundial, para participar en un concurso gastronómico o para disfrutar de las bilbainadas en el parque de Doña Casilda.

Villanos de honorP1570703P1570846P1570977P1560360P1560189

P1580085P1580070
P1560851 P1560828El toro de fuego en el Arenal es un personaje que cuenta con muchos aficionados que deben correr si no quieren quemarse.

P1580317
Los niños son protagonistas de estas fiestas y, para ellos, se ha acondicionado una zona bastante amplia en el parque de los patos (como nos gusta llamar al parque de Doña Casilda)

Aquí no falta de nada. El gargantua es el más solicitado y el que requiere más tiempo de esperar en la cola para poder ser tragado por este grandullón.
Mari Jaia txiki, siempre espera que se saquen una foto con ella.P1560582

P1560775P1560802
El desfile de la ballena del primer domingo de fiestas es una cita importante en las calles más céntricas de Bilbao.

P1560892P1560923P1560975

La iluminación de las calles es un asunto a tener muy en cuenta, ya que muchas figuras muestran personajes o iconos de Bilbao. Este año, la figura del gran txistulari Mikel Bilbao, ha alumbrado la calle Navarra.

P1580479

P1580477El tráfico por la villa puede ser caótico estos días festivos pero, en el tren txu-txu, no habrá problemas de atascos.

Tren
Otra zona muy concurrida es el recinto ferial, el parque de Etxebarria, donde se instalan las barracas, tómbolas y varios establecimientos de comidas y bebidas.

P1580430

P1580423En algunos hoteles de la villa se han instalado sets de televisión o de radio donde los locutores más dicharacheros y txirenes de Bilbao entrevistan a caras conocidas de todos los ámbitos y nos dan su opinión sobre las fiestas.

P1580190P1580177P1580160P1580171
Una vez que el sol se oculta, la ría se llena de pequeñas embarcaciones que acuden a observar los fuegos artificiales desde este lugar privilegiado.

P1580471

fuegos

Esto que os he contado es una pincelada de lo que ofrece nuestra ASTE NAGUSIA.

A los que sois de fuera de Bilbao, solo me queda animaros a acercaros hasta aquí. Seguro que lo disfrutaréis.

P1560591FOTOS: ANDONI RENTERIA