ARTE EN EL PALACIO DE LA ADUANA

Málaga ofrece muchos rincones interesantes y maravillosos, sin duda. Pero yo quiero destacar uno que a mi particularmente me entusiasmó. Se trata del Museo de Málaga, el quinto más grande de España y el mayor de Andalucía.
Ubicado en el antiguo Palacio de la Aduana, son muchos los malagueños que le llaman el Museo de la Aduana, como pude comprobar.
Este museo es gestionado por la Junta de Andalucía y es el resultado de la fusión de dos antiguos museos provinciales: el Museo de Bellas Artes y el Museo Arqueológico.

El imponente edificio proyectado a finales del siglo XVIII y concluido en 1826, estaba destinado a atender el intenso comercio marítimo de la ciudad. Su diseño neoclásico fue obra de Manuel Martin Rodríguez quien se inspiró en la aduana madrileña.
Los reyes Isabel II o Alfonso XII, a su paso por la ciudad, se alojaron aquí en la que, posteriormente y hasta el año 2008, fue sede del Gobierno Civil.
Reinaugurado en diciembre de 2016, este no es solo un museo, no. En sus instalaciones puedes encontrar un salón de actos, una tienda, una sala didáctica, áreas infantiles, una sala de lactancia, una cafetería en la planta baja y otra en la azotea y un hermoso claustro.


En su fachada principal altísimas palmeras reciben al visitante y, al traspasar la puerta, un pedazo de historia se abre ante tus ojos.

Hace unas semanas, en mi viaje a Málaga, me acerqué hasta aquí una tarde lluviosa con la idea de pasar un rato, sin más. Pero, cuál fue mi sorpresa que me enamoré del edificio, de sus trabajadores, de sus piezas…de todo.
La primera sala que examiné fue el Almacén Visitable en la planta baja. En ese momento se encontraba vacía a excepción de la trabajadora del museo quien, a mis preguntas, me respondió con amabilidad y dándome toda serie de detalles de esta estancia. Las obras no están catalogadas porque es un almacén, aun así, su distribución por este gran espacio es ideal para verlas bien. Pequeños objetos colocados en vitrinas o cajones, grandes piezas y hasta un traje de montar a caballo que se cree que pudo haber pertenecido a Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como el Gran Capitán.


La primera planta está dedicada a la colección de arte. Por sus diferentes salas se pueden admirar sus dos mil piezas entre grandes cuadros como “El juicio de Paris” de Enrique Simonet que, en ese momento, estaba siendo explicado por un guía a varios visitantes.
También en este piso tienen representación pintores como: Sorolla, Esquivel, Ramón Casas, Picasso, Murillo, Zurbaran o Franz Marc, entre otros.


De allí me dirigí a la segunda planta, a la destinada a exponer las más de 15000 piezas halladas desde el siglo VIII antes de Cristo hasta el medievo.
Son tantos los objetos que me resulta imposible detenerme en cada uno de ellos. Mi estancia en Málaga fue muy corta pero, espero volver algún día y, por supuesto, visitaré de nuevo este magnífico museo.


En la tercera planta se inauguró en 2017 una biblioteca para uso exclusivo de los investigadores y hace unos meses abrió sus puertas una preciosa cafetería con una gran terraza donde poder disfrutar de una comida o un refresco recreándose con las vistas a la maravillosa ciudad de Málaga, a la Alcazaba y al castillo de Gibralfaro.
Realmente, animo a todos los que vayáis de viaje a esta capital andaluza a que traspaséis la puerta de este soberbio edificio y descubráis los tesoros que guarda en su interior.

Dos cosas que me gustaron mucho fueron la gratuidad de la entrada y la posibilidad de tomar fotografías.

Muchas gracias a todos los trabajadores del museo por hacerme la visita tan agradable.
Espero volver a veros.

2 thoughts on “ARTE EN EL PALACIO DE LA ADUANA

  1. Estimado amigo, gracias por su vista. El guía en realidad soy yo, el Jefe del Departamento de Conservación e Investigación del Museo de Málaga, con un grupo de profesores de Educación Secundaria Obligatoria del Centro de Formación del Pofesorado de Málaga.

    Le reitero las gracias por sus comentarios y enviarle desde el Museo un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.