IMPRESIONADA CON LOS IMPRESIONISTAS

Ayer, nueve de julio, se inauguró en el Palacio Euskalduna de Bilbao una exposición inmersiva y multisensorial que, seguro, causará mucha impresión a todo aquel que acuda a verla. Su título IMPRESIONISTAS nos da la pista de la temática.

Monet, Renoir, Degas, Manet, Morisot, Pisarro, Van Gogh, Cezanne, Gauguin y Lautrec son los protagonistas absolutos de esta experiencia artística que utiliza la tecnología de última generación.

El recorrido se puede hacer libremente, ya que está todo muy bien explicado a través de carteles informativos y una voz en off.

Más de mil obras de estos diez artistas impresionistas y, entre ellos, una mujer: Berthe Marie Pauline Morisot.

No podía faltar en esta muestra el cuadro que dio origen a este movimiento artístico. «Impression, soleil levant» pintado por Monet en 1874 y que fue despreciado por los amantes del arte de la época.

Hay varios artilugios para interactuar y aprender del color, de las pinceladas o de la perspectiva.

Además, varios cuadros que todos reconocemos con facilidad, sirven al visitante para participar activamente. Puedes ser una bailarina de Dégas, charlar con Van Gogh o sentarte en el césped como si asistieras a un picnic.

Tras unas cortinas negras, el visitante pasa a una estancia donde disfrutará durante cuarenta minutos de una proyección de gran formato. La música envolvente está muy bien sincronizada con el movimiento de los cuadros, a la vez que una voz narrativa explica someramente datos de cada autor.

En estos cuatrocientos metros cuadrados puedes sentir el arte jugando con las imágenes o verlas sentada percibiendo cada detalle.

Al finalizar han acondicionado una zona para que los más pequeños de la casa den rienda suelta a su imaginación y se sientan artistas utilizando plastilina o piezas de colores.

Hasta el próximo 8 de septiembre los IMPRESIONISTAS se quedarán en el Palacio Euskalduna. Si os gusta el arte, la tecnología, la música y, además, queréis pasar una hora y media entretenidos, no lo dudéis, debéis visitar esta exposición que pretende ser una opción diferente al ocio convencional.

CONSULADO DE BILBAO EN ITSASMUSEUM

Hoy, 1 de febrero la Diputada Foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao y Jon Ruigómez, Director de Itsasmuseum, han presentado a los medios de comunicación una nueva zona expositiva dedicada al Consulado de Bilbao, institución que se creó el 22 de junio de 1511 y se mantuvo durante más de trescientos años. Originariamente se denominó Casa del Mar y Casa de Contratación de Bilbao que, en la actualidad, conocemos como Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao.
Tuvo mucha relevancia en la historia y el progreso de la villa, ya que se encargaba de regular el tráfico comercial marítimo; así como de agrupar a los mercaderes, transportistas y maestres de las naos. Estuvo ubicada en un edificio anexo a la iglesia de San Antón. Todo su mobiliario se ha conservado en Euskal Museoa hasta hace unos meses que han comenzado las obras de remodelación y ampliación.

A partir de hoy podremos disfrutar en la planta baja de Itsasmuseum, en un espacio de trescientos metros cuadrados, de varios objetos, documentos, mobiliario y obras de arte pertenecientes al desaparecido Consulado de Bilbao y que, algunos, fueron creados a mediados del siglo XVIII.

Llama la atención un conjunto de armarios policromados en madera y hierro que sirvieron de archivo y fueron realizados por el maestro ensamblador Joaquín de Echeverría en 1761. También destacan los bancos de la Sala de Audiencias, la talla de Nuestra Señora de la Consolación y un panel de retablo del siglo XVI pertenecientes a la capilla que el Consulado poseía en la iglesia de San Antón.

En una de las paredes cuelga el “Mural para el petrolero Bilbao” de 1962, pintado por el artista bermeano, José María de Ucelay.
Repartidas por la sala, alrededor de la falúa (embarcación utilizada por miembros del Consulado), han colocado varias maquetas que recrean el Bilbao del siglo XVI.

Tanto Lorea Bilbao como Jon Ruigómez han destacado la importancia de las sinergias y colaboraciones entre museos e instituciones que hacen posible una exposición como la que hoy se ha inaugurado. Al acto han asistido, además de ellos, la Directora de Euskal Museoa, Sorkunde Aiarza, el Presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, José Ángel Corres, el Técnico de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao, Iñaki López de Aguileta, además de varios restauradores y técnicos de los dos museos que han tomado parte en la instalación de esta magnífica exposición.

Os animo a que conozcáis más sobre esta parte de la historia de nuestra villa y os acerquéis hasta Itsasmuseum.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

UN ESPACIO PARA LAS REPRODUCCIONES.

Quizá este sea uno de los museos más desconocidos de la villa.
El Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao es uno de los más antiguos de la ciudad. Fundado en 1927 con la autorización de la Diputación y el Ayuntamiento de Bilbao.
Varios fueron los artistas que formaron parte de la Junta del Patronato, como Ricardo Bastida o Higinio Basterra.
La idea de la creación del museo era acercar el arte a los bilbaínos, a la vez que era una manera de mejorar el aprendizaje de los alumnos de Bellas Artes de la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao.
El principal promotor del museo fue Manuel Ramírez Escudero que, desde 1928 hasta 1967, presidió la Junta del Patronato.
La primera sede que albergó este museo fue las Escuelas de Berastegui en el solar que ahora ocupan los juzgados. Manuel María Smith fue el encargado de adecuar las instalaciones para las obras que allí se expondrían.
Empezaba a quedarse pequeño para tantas obras de arte y, además, en 1955 el Ministerio de Justicia dispuso el derribo de las escuelas para construir el edificio que hoy en día conocemos. Por lo tanto, se hizo necesaria la búsqueda de una nueva ubicación para el museo.
En 1957 se trasladó a unos locales en la calle Conde Mirasol, donde hoy en día se encuentra su sede administrativa y didáctica.
Actualmente, tras una reforma en 2006 de la antigua iglesia de estilo neogótico Corazón de María en la calle San Francisco, el museo se ha instalado allí.

P1260091P1260008

P1260015
En este edificio de finales del siglo XIX del arquitecto municipal José María Basterra podemos descubrir una cantidad de obras no muy grande, pero sí de una gran calidad, ya que son copias directas de las originales.
Destaca el arte griego y romano, así como obras de arte musulmán, del renacimiento italiano y español o relieves de Jaén.

P1260013
En una esquina, los más pequeños pueden desarrollar su arte pintando o dibujando en unas mesitas adecuadas para ellos.

P1260082
Las vidrieras del antiguo templo religioso le confieren un especial atractivo al museo.

P1260048P1260032
Hace años que acudo asiduamente a este museo; es una manera de deleitarme con obras de arte que, quizá, nunca llegue a ver las originales.
Hasta el próximo 22 de mayo se puede visitar una exposición titulada EL GRAND TOUR, que nos cuenta los viajes de jóvenes británicos de buenas familias a diferentes ciudades italianas en el siglo XVII para ampliar sus estudios de arte, historia o arqueología.

P1260071P1260066P1260053P1260070
El museo también organiza curiosas actividades para acercarnos a la cultura, como conferencias, talleres o, incluso, bailes.
Los jueves la entrada es gratuita para todos los públicos, no lo olvidéis.

P1260097
FOTOS: ANDONI RENTERIA.