LUCES Y MÚSICA EN LA NOCHE DE LA VILLA

Un año más la FUNDACIÓN BILBAO 700, fue la encargada ayer, de dar luz y color a nuestras calles con motivo de la fundación de la villa.

En este post os llevaré a los lugares que visité que, por ser tantos, me fue imposible acudir a todos.

A las 21 45 me encontraba en el Museo Vasco para asistir a su espectáculo LYCEUM CLUB.

P1950104P1950099P1950090

El claustro estaba lleno y la gente se sentaba alrededor del Mikeldi. Los treinta minutos que duró fueron muy emotivos.

Salí muy contenta y me dirigí a la Catedral donde no había comenzado el concierto.

19397711_1352497474858396_1584225904_n

P1950124

Las calles del Casco Viejo lucían muy bonitas con unas girnaldas originales colgando de una fachada a otra.

P1950127P1950133

En la plaza del Arriaga vi mucha gente y, desde allí, pude observar un poco las imágenes que se proyectaban en la fachada de San Nicolás.

En ese momento llegaba el autobús 56 y me monté para ir hasta Sagrado Corazón.

De allí me encaminé al Museo Marítimo Ría de Bilbao donde disfruté de dos espectáculos:

Uno en el exterior, junto a Karola y otro dentro, al lado de la falúa. Los dos eran representados por actores que lo hicieron estupendamente.

P1950151P1950172P1950175

Al terminar, caminé hasta el Euskalduna donde habían colocado unas flores gigantes en el estanque.

P1950198P1950196

La fachada de la Universidad de Deusto también asombró con su juego de luces y música.

P1950217

A los pies de la torre de Iberdrola habían colocado unas lámparas que imitaban a esos “abuelitos” que todos hemos soplado alguna vez.

P1950207

Seguí avanzando y me encontré con mucha animación por Uribitarte.

El puente Zubi Zuri también lucía muy bonito y la música era magnífica.

P1950225

Unas figuras coloristas al lado de la ría fueron foco de flashes para todos los paseantes.

P1950239

Ya en el Puente del Ayuntamiento pude comprobar cómo las traineras movían sus remos con un juego de luces muy bonito.

P1950245

Fue una noche blanca muy bien aprovechada.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

NOCHE BLANCA EN BILBAO

Hace, ya, varios años que la Noche Blanca se ha convertido en una tradición para los bilbaínos y todos aquellos que, desde diferentes puntos de nuestra geografía, se acercan a disfrutar de las muchas actividades nocturnas que se presentan en la villa.
Ayer, yo también quise disfrutar de esta noche tan especial pero, la lluvia no acompaño; la lluvia hizo que muchos nos cobijáramos bajo el paraguas y no pudiéramos disfrutar de todo lo que se nos ofrecía.
Por el paseo Abandoibarra unas arañas blancas estaban ya preparadas para encenderse en cuanto se hiciera de noche.

P1480769
También en las escaleras que dan acceso a las torres Isozaki un grupo de jóvenes iban prendiendo una a una cientos de velas azules.

P1480773

Las farolas se convirtieron en multicolor para la ocasión.

P1480800P1480805
Me acerqué hasta la grúa Karola en el Museo Marítimo donde un grupo de personas iban recitando versos o piropos hacia la figura de Karola, aquella joven que cruzaba la ría todos los días y cuyo nombre ha servido para bautizar a la famosa grúa roja.

P1480817
Hubo fuegos artificiales y una cantante lírica en lo alto.

P1480849P1480869
Comenzó una lluvia primero suave y luego con más intensidad; decidí que subiría hacia la plaza Euskadi.
Allí unos globos de diferentes colores se encendían y apagaban intermitentemente.

P1480881P1480891
Dentro de la torre de Iberdrola había una exposición y una cantante que no conseguí ver, ya que era mucha la cola para acceder al edificio.
Por la Gran Vía llegué a la Plaza Moyua donde unos grupos de lámparas gigantes encendidas fueron protagonistas de cientos de fotos, aunque seguía la lluvia y tuve que guarecerme.

P1480894P1480909
Minutos después me encontraba frente al Palacio de la Diputación observando unas imágenes en la fachada en las que se podían ver a unos niños a través de sus ventanas. Era una proyección que no vi que despertara mucho interés en el público allí congregado.

P1480914
Seguí mi camino hacia el Edificio Ensanche donde, en ese momento, había una performance que consistía en unos jóvenes bailando y una voz en off en inglés.

P1480921
Seguía lloviendo pero, aun así, fui a la calle Ripa a ver un juego interactivo de preguntas sobre Bilbao y a fotografiar unas bolas de luces colgadas en el puente del Arenal.

P1480942
Crucé por el puente y un grupo de gente llamó mi atención, me acerqué y comprobé que se trataba de un aparato que, a través de tus manos, podías manejar como quisieras el encendido y apagado de las luces que colgaban del puente.

P1480957
En el kiosko del Arenal una banda de swing amenizaba la velada y varios valientes con paraguas les seguían el ritmo.

P1480970
Llegué a tinglados diez minutos antes de que comenzara el espectáculo del Ayuntamiento pero, pasado ese tiempo, anunciaron por megafonía que se anulaba. Una pena.
Este ha sido mi resumen de la Noche Blanca de Bilbao. Esperemos que el año que viene sea mejor.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.