EL PARAJE BILBAINO

En Bilbao son muchos los actos a los que acudo casi a diario para luego contároslo en mi blog.
Hoy he asistido a uno muy especial para mí, ya que yo era una de las personas implicadas.
Hace unos días me ofrecieron ser jurado de un concurso txirene y muy bilbaíno que, desde hace seis años, organiza la Konparsa MOSKOTARRAK.
Este premio lleva el nombre de “Paraje Bilbaino” y consiste en reconocer la labor y la profesionalidad de un comercio de la villa que sume más de cincuenta años en activo.
Para mí ha sido un verdadero honor haber participado en la elección del establecimiento junto al periodista Alberto López Echevarrieta y al que fue alcalde de Bilbao, Ibon Areso.

P1900765
Los tres decidimos, en una reunión días atrás, que este año el galardón recaería en el Ultramarinos Gregorio Martin situado en la calle Artekale 22 del Casco Viejo.
A las siete y media de la tarde frente a las puertas del local también conocido como “La bacalada” debido a que es este su producto estrella, nos hemos congregado un grupo de personas para concederles su merecido premio en forma de placa con una imagen de la fachada de la Alhóndiga en cerámica y un retoño del recordado tilo del Arenal.

El acto ha comenzado con el aurresku de honor a los protagonistas.

P1900693

El dueño del comercio, muy emocionado, ha agradecido el premio y la asistencia de todos los que allí nos encontrábamos bajo una intensa lluvia.P1900813

 

P1900828
El alcalde, Juan Mari Aburto, ha asistido a la ceremonia junto a varios ediles del Ayuntamiento y, nos ha comentado, que Ultramarinos Gregorio Martín era un local de referencia en los paseos de su niñez por el Casco Viejo acompañando a su ama.

P1900833
José Mari Amantes ha sido el maestro de ceremonias y ha explicado en qué consiste este concurso y qué locales han sido premiados en ediciones anteriores.

P1900719
Integrantes de la Banda Municipal de Txistularis y el gran Mikel Bilbao han amenizado el festejo con sus txistus; mientras que el Otxote “Txipi Txapla” del Colegio de Abogados ha interpretado varias bilbainadas al terminar el acto.

P1900839

Los tres miembros del jurado hemos recibido de manos de Luis Ángel García Castresana, componente de la konparsa, una placa conmemorativa con la forma de nuestra querida baldosa bilbaína que, además, nos otorga el derecho a formar parte del Club de Bilbainólogos.

P1900756P1900761
Muchos amigos se han acercado hasta este local de Artekale, como Marino Montero, Elena Marsal, Beatriz Marcos, K-Toño Frade, Unai Aizpuru, Conchi y Alba, entre otros.

P1900874P1900870P1900885P1900850P1900640P1900645P1900856P1900863

Los herederos de Gregorio Martin, actuales propietarios, nos han agasajado con un variado lunch.

P1900878P1900877
Solo me queda, para terminar esta crónica, agradecer a José Mari Amantes, a Luis Ángel García y, por extensión, a la konparsa MOSKOTARRAK, que hayan pensado en mí como miembro del jurado en esta sexta edición.
FOTOS: ANDONI RENTERIA y Sr. ÁLVAREZ.

EL DESAPARECIDO GAYARRE

En la esquina donde confluyen las calles Prim e Iturribide, hubo una vez un lugar de entretenimiento: el Salón Gayarre obra del arquitecto Mario Camiña.

Se instaló en el mismo terreno que, durante cinco años, había ocupado el predecesor del Teatro Arriaga: El Teatro Gayarre.

En el Salón, inaugurado hace ya cien años para deleite y disfrute de los bilbaínos, no solo se proyectaban películas, sino también se representaban obras de teatro y números circenses.

14483819_10207196946981890_1240221859_n

Los bilbaínos de la época cruzaban las puertas de este local para escuchar a un imitador de trinos de pájaros, para homenajear a algún conocido escritor de entonces, para contemplar a bellas señoritas más conocidas como “vedettes”, para asombrarse con diversos y arriesgados números de acróbatas…y, por supuesto, para escuchar música interpretada por una pequeña orquesta que, en sus orígenes, estaba compuesta por un sexteto y, posteriormente, llegó a ser un septeto dirigido por Timoteo de Urrengoechea quien, años más tarde, compuso el conocido himno del Athletic que nos habla del gran tesoro que tiene Bilbao.

El salón sufrió varias reformas, como la de 1931 cuando fue necesaria la adaptación de la cabina para proyectar películas sonoras.

Había varios componentes que nunca faltaban en el Salón Gayarre: como el NO-DO, que debía ser emitido obligatoriamente antes del comienzo de la película, las dulces manzanas caramelizadas o las castañas calientes en invierno.

14469288_10207196951862012_1308735190_n

Otra cosa que no faltaba era la vehemencia de los espectadores en las escenas de aventuras o de apasionado amor, con jaleos o silbidos.

El declive de esta sala de espectáculos comenzó en los años ochenta. Los esfuerzos por mantener la actividad fueron en vano y, en mayo de 1989, se cerraron definitivamente sus puertas. Se apagaron los focos y el Salón Gayarre pasó a ser historia. Historia de nuestro Bilbao.

Siempre es una pena despedirse de lugares emblemáticos como este, ¿No os parece?

 

UN LUJO DE FERIA EN TORRE LOIZAGA

Hoy, 16 de septiembre, he asistido a una inauguración de lujo, concretamente a la primera edición del Salón de Lujo High Motors, en un entorno incomparable y muy en consonancia con el tema: Torre Loizaga en Galdames, donde se encuentra una de las mejores colecciones de Rolls Royce del mundo.

p1600884

p1600724

p1600748

A las 12 del mediodía comenzaban a llegar los primeros invitados elegantemente ataviados para la ocasión mientras una orquesta nos amenizaba con una música suave.

p1600831

p1600741

p1600739

Minutos más tarde el alcalde Asier Larrucea, ha resaltado los beneficios que aportan al pueblo una feria como esta.

p1600778

Koldo Marcilla, organizador del evento, ha explicado que la idea inicial fue reunir coches exclusivos pero que, finalmente, decidieron que diferentes firmas de moda, gastronomía, ocio o joyas también podrían tener cabida en un certamen como este.

p1600801

Para terminar la presentación, María López Tapia, directora comercial de Torre Loizaga ha agradecido la presencia a las autoridades, empresarios y a todos los que nos habíamos congregado allí para disfrutar de esta glamurosa exposición que durará todo el fin de semana.

p1600786

p1600816

En esta foto me podéis ver con ella; una mujer encantadora que ha sabido gestionar de una manera impecable el legado de su tío Miguel de la Via.

p1600754

Allí me he encontrado con varios amigos como la estilista Yolanda Aberasturi, tan elegante y simpática como siempre.

p1600758

No podía faltar a un acto relacionado con el motor alguien que, de aventuras sobre cuatro ruedas sabe mucho: Livingstone, piloto del Dakar, con el que he charlado animadamente y me ha contado curiosas anécdotas de sus rallies.

p1600850 p1600848

Nos han ofrecido un delicioso catering y una selección de vinos y refrescos.

En el jardín me he fotografiado con varios coches de altísima gama y con el 4×4 de Livingstone.

p1600968

Entre tanto coche lujoso, me ha sorprendido gratamente, encontrarme con el famoso autobús de Bilbao, al que muchos conocemos como el Azulito.

p1600929 p1600891 p1600887 p1600957 p1600920

Tampoco Andoni ha perdido la oportunidad de salir al lado de uno de los automóviles clásicos de la colección permanente de Torre Loizaga.

p1600966

Para mi ha sido una mañana muy divertida en la que he tenido la ocasión de vestirme con un conjunto de la firma CHARO ÁLVAREZ, formado por una falda pantalón de terciopelo de diseño francés, una blusa de seda en tono champán y un kimono de seda realizado a mano diseñado por la propia Charo. En el cuello lucía un collar balinés y remataba el conjunto con un bolso de piel en tono marrón.

p1600868 p1600841

FOTOS: ANDONI RENTERIA

AQUELLAS FIESTAS DE BILBAO

Hace cuarenta años las fiestas de Bilbao, distaban mucho de parecerse a la actual ASTE NAGUSIA.
Por supuesto, no faltaban las representaciones teatrales, las regatas en nuestra ría, los txistularis poniendo la nota musical, los fuegos artificiales dando color a nuestro cielo, los tradicionales bailes de las romerías y, cómo no, los gigantes y cabezudos.
En el año 1962 estos seres que, tan bien conocemos incluso por su nombre, reaparecieron por iniciativa del entonces director de Radio Bilbao Eduardo Ruiz de Velasco.
Estos personajes llegaban a las fiestas en sustitución de los que ya existían desde 1934 que también fueron obsequio de la emisora.
El lugar elegido para su estreno fue el Ayuntamiento; concretamente frente a la escalinata, en un soleado domingo 19 de agosto.

1896 3.png
Allí, el alcalde, pronunció unas palabras de agradecimiento y dio paso al colorista pasacalles por la villa.
Para los portadores de estos recién estrenados bilbaínos supuso un enorme esfuerzo, ya que pesaban mucho y resultaba muy costoso bailarlos, tanto que dos de los gigantes se quebraron: Doña Tomasa y el Inglés.
Quien gozó de mucho éxito aquel día fue el inigualable Gargantua que, también, se estrenaba.
Además de estos desfiles por Bilbao, había otro espectáculo que hacía las delicias de los bilbaínos, sobre todo, de los más pequeños: el Circo Atlas.
Instalado en la Campa de los ingleses, los hermanos Tonetti eran los más aplaudidos y las estrellas principales del mayor espectáculo del mundo.
Ese mismo año, pero una semana más tarde, tuvo lugar en Artxanda, un evento diferente a lo conocido hasta la fecha: la primera carrera de motocross.
Fue una exhibición de destreza y rapidez en la que participaron tanto motoristas nacionales como internacionales dejando a todos los bilbaínos asombrados.
Tampoco faltaron en aquella semana de fiestas las funciones de marionetas o las corridas de toros.
Estas actividades divertían a todos aquellos bilbaínos del siglo pasado; quizá ahora haya más oferta lúdica, pero no dudo de que entonces también eran unas fantásticas fiestas.