CONCURSO DE ALUBIAS EN OTXARKOAGA

Las fiestas de los barrios de Bilbao tienen su encanto porque todo el mundo se implica, las cuadrillas se movilizan, las asociaciones vecinales o de comerciantes organizan actividades en las que puedan participar todos: pequeños y mayores. Y, sobre todo, las fiestas de barrio destilan ese buen rollo que las hace tan atractivas.
Ayer, sábado, tuve la suerte de disfrutar de un día en las fiestas de uno de los barrios más emblemáticos de la villa: Otxarkoaga.
La Asociación de Comerciantes me invitó a ser miembro del jurado en el concurso gastronómico de alubias rojas.


Al tratarse de un barrio tan extenso, se establecieron dos grupos de personas para puntuar las pucheras con alubias. A mí me tocó la zona de arriba y, junto con Josemi, Orlando y Begoña nos recorrimos cada uno de los más de veinte rincones donde los concursantes llevaban horas cocinando en unas enormes ollas las deliciosas alubias.


En la comitiva no faltaba la música, ya que dos jóvenes de la Konpartsa Otxarkoaga, nos acompañaron tocando el pandero y el acordeón, animando el recorrido e invitando a los vecinos a asomarse a las ventanas y a participar de las fiestas.


Con el pañuelo rojo de fiestas al cuello comenzamos nuestro periplo en el primer local que ya nos esperaba con los platos, cucharas e, incluso, guindillas.
Todos nos recibían con buen humor y con muchas ganas de agradar ofreciéndonos bebida, pan o cualquier cosa que nos facilitara la cata de sus legumbres con sacramentos.


Unos minutos nos bastaban para saborearlas y decidir sobre la puntuación que, en unas hojas, anotábamos de cada grupo a concurso.


Un grupo de adolescentes también se apuntó a esta actividad y, he de confesar que, aunque no ganaron, estaban muy sabrosas.


Durante dos horas degustamos muchas alubias, morcillas, chorizo, berza y guindillas, y anotamos muchos datos para la deliberación del jurado que se llevó a cabo en uno de los restaurantes de la zona donde comimos y, también, descansamos de la maratoniana jornada gastronómica.


No faltaron las fotos con la Presidenta, Bego, la Vicepresidenta, Yoli y el tesorero, Erlantz de la Asociación de Comerciantes quienes demostraron su buen hacer y su profesionalidad, así como el amor por su barrio.


A las seis en punto y, bajo una carpa, se entregaron los seis premios (tres de la zona de abajo y tres de la zona de arriba) consistentes en una placa en forma de puchera.


Los ganadores, felices, recogían sus trofeos entre risas y muchos aplausos por parte de los asistentes.


Por lo que a mí se refiere, solo me queda felicitar a los premiados y agradecer a la Asociacion su invitación a colaborar en este concurso con tan alta participación, que me ha dado la oportunidad de comprobar, una vez más, que el barrio de Otxarkoaga merece mucho la pena.
Gora Otxar!

FOTOS: ANDONI RENTERIA

BARRICAS Y SOLIDARIDAD

Cierto es que, en Bilbao, no faltan exposiciones, expresiones artísticas, actividades culturales… Pero, algunas veces, nuestras calles muestran objetos sorprendentes como la exposición que podremos disfrutar desde el lunes 11 de junio en diferentes zonas de la ciudad.
Esta es una iniciativa de las Bodegas Murillo Viteri de Cenicero (La Rioja) en colaboración con el centro formativo BilbaoFormArte, que se dedica al desarrollo personal de personas con discapacidad psíquica a través del arte.


También el Ayuntamiento de Bilbao y la Asociación de Comerciantes BilbaoCentro apoyan este proyecto solidario.
Durante catorce días, treinta barricas de madera americana pintadas por estos jóvenes artistas, serán parte del mobiliario urbano con una gran diferencia: quien esté interesado se la podrá llevar a su casa por 150 euros cada una.
Esta mañana se ha inaugurado la exposición en la zona peatonal de la calle Ercilla. Al acto han asistido los concejales Itziar Urtasun e Iñigo Pombo quienes han mostrado su apoyo a estas iniciativas artísticas y solidarias y han destacado la importancia de estas acciones para todos los bilbaínos.


Ana Urgoiti, educadora de Formarte, ha agradecido la asistencia a los medios de comunicación, a las autoridades, a los artistas y a todos los que nos interesamos por este magnífico y curioso proyecto cuya importancia ha destacado, asegurando que seguirán con nuevas iniciativas, como sus creaciones textiles y de complementos que no han dudado en mostrarnos.


Iñaki, Patxi y Andrea Murillo propietarios de las bodegas han posado conmigo junto a las decoradas barricas.


Eva Murillo, periodista y presentadora de televisión, ha sido una de las personas involucradas en esta idea que, seguro, dará mucho que hablar en nuestra villa.


Os recomiendo entrar en el enlace a la web de las bodegas para obtener más información.
https://www.bodegasmurilloviteri.com/barricassolidarias/
FOTOS: ANDONI RENTERIA

ENCUENTROS DE MODA EN LA ENCARTADA

La ENCARTADA FÁBRICA-MUSEO se fundó en 1892 y permaneció durante un siglo confeccionando géneros de punto y de lana, como sus famosas boinas.
Ubicada en la población encartada de Balmaseda ha sabido transformarse de un ejemplo del panorama industrial de Bizkaia a un magnífico museo donde se nos cuenta con detalle cómo vivían y trabajaban los empleados de la fábrica más famosa de esta comarca.
Desde hace cinco años, además, dedican un fin de semana a un encuentro de moda y tradición contemporánea, donde varios diseñadores y especialistas en moda nos muestran sus creaciones y nos explican mediante talleres, conferencias y performances cómo las realizan.


Ayer pude asistir a la inauguración de esta nueva edición donde los modelos desfilaron con magníficos diseños entre las máquinas que durante cien años fueron utilizadas para crear prendas.
A las ocho en punto de la tarde entré en esta fábrica-museo donde ya había mucha gente ansiosa de ver los diseños más vanguardistas.


Begoña de Ibarra, la directora del museo, me recibió como siempre: con su gran sonrisa y su buen humor.


Minutos más tarde, ya sentada en primera fila, comenzó el espectáculo con un grupo de baile que dio paso al primer desfile de Ángel Amor y Rafael Matías con unos espectaculares trajes.


En segundo lugar aparecieron en la pasarela los modelos de Pelotari Project con prendas muy sobrias y de color oscuro.


Para terminar, nos mostraron una performance con los modelos de La Casita de Wendy.


Todos los diseñadores se llevaron la ovación del público al finalizar.


Fue un gran placer asistir a esta nueva edición de moda en La Encartada y deciros que hoy, sábado 26 durante toda la jornada, se llevarán a cabo diferentes actividades y desfiles que os recomiendo no os perdáis.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.

POR LA VÍA VERDE DE GÜEÑES A SODUPE

Las vías verdes son una buena opción para pasear entre naturaleza,  no requieren un gran esfuerzo, al menos no tanto como alcanzar la cumbre de un monte.

Hoy os llevo hasta Güeñes a diecisiete kilómetros de Bilbao.

Hace unos días, me dirigí a esta población encartada y aparqué el coche cerca de la estación.  A pocos metros, cruzando las vías, comencé mi excursión hasta Sodupe.

El camino es lo suficientemente ancho como para que circulen vehículos, aunque afortunadamente para los paseantes, son pocos los que lo utilizan, por lo que se puede andar con tranquilidad.

El día soleado invitaba a realizar un ejercicio suave como el senderismo por este antiguo trazado de los FFCC de la Robla.

Me crucé con muchas personas con ropa deportiva que se les notaba muy acostumbradas a caminar por aquí. También vi a familias con niños y bastantes ciclistas.

A la izquierda del sendero me saqué una foto en un área de recreo con bancos y mesas que, por la espesa vegetación que había, no debe de ser muy utilizada.

Continué mi ruta por la margen derecha del río Herrerías observando los caseríos que aparecían ante mí; Algunos deteriorados y otros muy bien conservados y reformados.

En el barrio de Santxosolo dos construcciones de piedra salen a mi paso: la ermita y el albergue. Según se cuenta, el Ayuntamiento instauró un impuesto sobre el consumo de vino para sufragar la construcción de la ermita de San Martín de Iturriaga, más conocida como de Santxosolo por el lugar donde está ubicada.

Antes de llegar a Sodupe se encuentra una presa con los restos de la central hidroeléctrica Landalucía, actualmente cerrada.

A la altura de Sodupe, decidí dar la vuelta y regresar por el mismo camino hasta el lugar donde había estacionado el coche, total doce kilómetros de paseo entre árboles, caseríos y mucha naturaleza. Os lo recomiendo.

FOTOS: ANDONI RENTERIA