NYX HOTEL BILBAO

Y, después de más de un siglo, este emblemático edificio del Arenal, vuelve a convertirse en hotel.
En la última década de 1800 se abrió el Hotel D’Angleterre en el primer piso, posteriormente cambió su nombre por el de Hotel Almirante. Muchas personas del mundo del cine, del teatro, del toreo o de la aristocracia se alojaron aquí.
Décadas después fue sede de entidades bancarias, hasta la actualidad que, de nuevo, se hospedarán turistas en sus habitaciones.
La cadena Leonardo Hotels, con más de doscientos hoteles repartidos por el mundo, ha abierto las puertas del hotel NYX HOTEL BILBAO, su primer establecimiento en el País Vasco.
Hoy se ha presentado a la prensa con la asistencia de muchos medios de comunicación que no querían perderse la oportunidad de conocer alguna de sus 109 habitaciones o las terrazas; así como la cafetería a pie de calle.


Shay Raz, Director General de la cadena para España y Portugal, nos ha explicado que ellos son hoteleros y que su trabajo es servir al cliente. Desde hace varios años tenían la idea de abrir un hotel en nuestra villa, lugar al que se siente muy unido y, ha confesado, le encanta.
El objetivo no es solo realizar muchas reservas, sino también integrarse en la sociedad bilbaína; que cualquiera pueda tomarse un café o una copa, que pueda asistir a una de las diferentes sesiones de Djs que tienen pensadas o a las exposiciones de artistas locales. Su deseo es programar actividades culturales y ha asegurado que no buscan a un turista de lujo ya que los precios están en la línea de los hoteles de su categoría.


En el sótano hay una sala de reuniones con una capacidad para cuarenta y cinco personas, además de un pequeño gimnasio.
La restauración a base de delicias en miniatura correrá a cargo del Grupo Yandiola.
Otra cosa en la que ha hecho hincapié es en la preservación de la fachada y de la estructura, así como las ventanas ya que conocen la importancia que este edificio tiene en la historia de Bilbao y, de hecho, en todas las plantas aparecen fotografías del hotel hace más de cien años.


La Directora, Anabel Herrera, me ha comentado que es canaria pero que, desde el primer día que llegó a Bilbao se enamoró del estilo de vida y que, al clima, se va poco a poco acostumbrando.


Tras la presentación con imágenes en video y contestar a nuestras preguntas nos han ofrecido separarnos por grupos para realizar una visita guiada. Yo he podido ir con la directora y varios compañeros más.
En el ascensor hemos subido hasta la última planta donde las vistas panorámicas nos han dejado a todos boquiabiertos. A esta terraza se podrá acceder para tomar algo en la cafetería, cualquiera que así lo desee, no hace falta estar alojado en el hotel y, siempre y cuando, el aforo lo permita.
Es maravilloso observar desde aquí la iglesia de San Nicolás, la plaza Nueva, el Arenal, la ría, el teatro Arriaga, el Casco Viejo, al fondo el puente de Miraflores…


Las habitaciones en un estilo moderno y acogedor disponen de cafetera, minibar, frutas variadas, cargadores de móviles, televisiones de pantalla muy grande y sofás cama entre muchas facilidades más para hacer la estancia más cómoda.

Una de las cosas que me ha llamado la atención es que hay varias máquinas de videojuegos repartidas por el hotel para utilizar gratuitamente.


En cada planta una pared está dedicada a un artista vasco. Este mural de Iñigo Sesma es, quizá, el que más me ha gustado.


Otra de las curiosidades es que el nombre del hotel no es abreviatura de nada, simplemente significa Diosa de la Noche en la mitología griega.

La Directora nos iba mostrando habitaciones en varios pisos, así como el patio interior.

Hemos bajado a la primera planta por una elegante escalera de mármol.

 


Después de recorrer de arriba abajo este nuevo establecimiento hotelero nos han servido unos canapés y unas bebidas en la cafetería que, a partir de mañana día 11 de abril, ya abrirá al público bilbaino.


He de destacar la amabilidad y educación de los empleados. De momento son veintitrés pero esperan que, con el tiempo, puedan contratar a más personal.


Desde aquí les deseo mucha suerte en esta nueva andadura.
FOTOS: ANDONI RENTERIA

PREMIOS SANTUTXU Y MÁS 2019

Ayer fue una noche importante para el periódico SANTUTXU Y MÁS, ya que se celebró la V edición de los premios que, cada año, otorga esta publicación.


El Hotel Gran Bilbao fue, una vez más, el escenario elegido por José Ángel Medina, Director del periódico, para reunir a cientos de personas.
Todavía no eran las ocho y ya comenzaban a llegar los primeros invitados y nominados vestidos elegantemente y con muchas ganas de disfrutar de la velada.


Suelen ser habituales, porque además son del barrio, los txistularis Mikel y Patrik Bilbao que, con sus instrumentos, iban animando la entrada de los asistentes.


El Alcalde, Juan Mari Aburto, además de algunos concejales de varios partidos políticos acudieron a la cita apoyando a todos los premiados y nominados en esta gala donde se otorgan distinciones tanto a la profesionalidad de los comerciantes y asociaciones como al arte, al deporte o a la comunicación.


Antes de entrar en el auditorio todos los asistentes fuimos posando en el photocall. Yo lo hice con mi amigo el periodista y escritor David Barbero y el director del periódico, José Ángel Medina.


El evento comenzó con la actuación del coro Los Bilbotxeros que nos dieron la bienvenida con la mítica canción de Miguel Ríos. Desde mi asiento de la segunda fila pude disfrutar con el ritmo de estos artistas que empiezan a ser muy conocidos en la villa.


El presentador del evento fue el periodista Sergio Ovejero que siempre nos cautiva con su facilidad de palabra, su vis cómica y, sobre todo, su gran corazón.

El auditorio estaba al completo.


En este certamen se valora el esfuerzo y la labor de personas, instituciones o asociaciones relacionadas con el barrio que, a lo largo del año, se han hecho meritorias de tan ansiado galardón.
Una vez que se han elegido a los nominados la votación se realiza a través de un jurado popular y de un grupo de profesionales encargados de seleccionar a los que consideran mejor en cada una de las categorías.
La lista de premiados fue la siguiente:
DEPORTE
Nekane Diez, jugadora del Athletic Club.
EDUCACIÓN
Colegio Público Luis Briñas.
ARTES PLÁSTICAS Y ESCÉNICAS
Itziar Lazkano, actriz.
COMERCIANTE DE OTXARKOAGA
Farmacia David de la Peña.

COMERCIANTE DE TXURDINAGA
Clínica Veterinaria Txurdinaga.
COMERCIANTE DE SANTUTXU
Alimentación Arcediano.
ASOCIACIONES E INICIATIVAS
Koop SF 34.
LITERATURA
Agurtzane Estrada e Iñaki Urdangarin, escritores.
COMUNICACIÓN Y EVENTOS
Premios GO de Otxarkoaga.
MÚSICA
Kepa Junkera, trikitilari.

 


Todos los galardonados subieron emocionados y felices al escenario a recoger sus trofeos y posaron para las cámaras antes de pronunciar unas palabras de agradecimiento.
Aseguraban que no se esperaban ser los elegidos pero que les satisfacía mucho un reconocimiento en su barrio; como la actriz Itziar Lazkano que nos habló de sus cuarenta años en Santutxu donde se encuentra muy a gusto.
Georges Belinga, fundador de Koop SF 34 alabó el gran corazón de los bilbaínos y su capacidad acogedora con los migrantes.
El premio de Kepa Junkera lo recogieron sus amigos Alberto Palomera y Fernando Lorenzo, quienes comentaron que el músico se encontraba mejor de su problema de salud.
El Alcalde, Juan Mari Aburto, manifestó su gratitud por la invitación, insistió en que los protagonistas eran los nominados y los premiados y destacó la importancia de los barrios y sus comercios.

La futbolista recibió emocionada el trofeo de manos de Aitor Elizegi, Presidente del club.


Begoña de la Cruz recibió un reconocimiento por sus cuarenta años de dedicación como Presidenta de la Asociación de Comerciantes de Santutxu, a la vez que entregó un libro como homenaje a Amaia González Blanco, una de sus colaboradoras.


Entre tanto premio hubo momentos en los que estallamos en carcajadas con las ocurrencias de Nagore Gore, que ejerció de azafata txirene paseándose por el auditorio y entrevistando a vecinos del barrio; entre ellos, a Jorge Díaz cofundador de YO FUI A EGB o a la actriz Carmen Climent, que da vida a una de las protagonistas de la serie de televisión CUÉNTAME.


El mago Valen nos dejó con la boca abierta, una vez más con sus trucos de magia en los que implicó a varias personas del público.


Juanjo Navas, uno de los nominados, nos deleitó con su arte flamenco acompañado de Enrique, su guitarrista y las palmeras y bailaoras, Marta y Alejandra.


Joseba Solozabal y la Otxoa son dos de los rostros más populares de la sociedad bilbaína además de muy buenos amigos, algo que se nota cuando se suben a un escenario.


José Ángel Medina, como Director del periódico y organizador de esta celebración, también quiso agradecer al público la buena acogida que tiene su publicación y el apoyo que recibe en cada edición de esta entrega de premios, por parte de las instituciones, asociaciones y comerciantes.


El coro de Los Bilbotxeros subió al escenario para dar fin a la gala con dos temas muy conocidos por todos que acompañamos con las palmas.
Minutos más tarde, nos dirigimos a uno de los salones del hotel donde ya estaban dispuestos en unas grandes mesas unos suculentos y variados canapés, además de diferentes bebidas para todos los gustos.


La fiesta continuó con música, charla y muy buen humor donde hubo tiempo para fotografiarnos con los amigos, bailar o participar en trucos de magia con el gran mago Valen.

He de destacar el buen ambiente que se respiraba desde el primer minuto, la excelente organización por parte del periódico SANTUTXU Y MÁS, la buena acogida por parte del Hotel GRAN BILBAO y la profesionalidad de todos los que habían sido nominados en esta quinta edición.

Juanjo Navas es tan buena persona como buen cantaor.

Fernando Lorenzo, Alberto Palomera y yo posamos con el premio que le entregarán a Kepa Junkera.

La actriz Carmen Climent derrochó simpatía y amabilidad.

¡¡FELICIDADES A TODOS LOS PREMIADOS!!
ZORIONAK GUZTIOI!!
Fotos: ANDONI RENTERIA.

LOYOLA, EL SANTUARIO DE SAN IGNACIO.

En este post os llevo de excursión al Santuario de Loyola, un complejo religioso y monumental en el pueblo de Azpeitia (Gipuzkoa).
A unos setenta kilómetros de Bilbao este lugar es uno de los más frecuentados de nuestra geografía; son miles los visitantes que recibe a lo largo del año.
Iñigo López de Loyola, más conocido como Ignacio de Loyola fue uno de los hijos del matrimonio formado por Beltrán Ibáñez de Oñaz, señor de Loyola y Marina Sánchez de Licona de origen noble. Nació en 1491 en la casa torre que se puede visitar en la actualidad.
Ignacio se dedicó desde muy joven a las armas siguiendo la tradición familiar, hasta que en 1521 resultó gravemente herido en Pamplona luchando contra los franceses. En su periodo de convalecencia se aplicó en la lectura de numerosos libros, sobre todo piadosos. Fue así como cambió sus armas por la religión.
Su pasión por Jesucristo le llevó a viajar a Jerusalén con el objetivo de convertir en cristianos a los infieles.
Se hizo acompañar por varios amigos y tiempo después fundó la Compañía de Jesús, más conocida como Jesuitas.
Con la aprobación de Paulo III se ordenaron sacerdotes e Ignacio fue elegido Superior General por la recién estrenada orden religiosa.
Falleció el 31 de julio de 1556 en su celda de la casa de los Jesuitas en Roma. Como legado quedan sus escritos, sus cartas, sus reflexiones y sus diarios.
A finales del siglo XVII comenzó la construcción del santuario alrededor de lo que fue la casa torre de la familia y a orillas del río Urola en el barrio de Loyola entre Azpeitia y Azkoitia.


En este complejo religioso, uno de los más importantes de Euskadi, lo más destacable es la basílica circular con su cúpula esférica de sesenta y cinco metros de altura a la que se accede por una impresionante escalinata.


El altar mayor de estilo churrigueresco se construyó a mediados del siglo XVIII y, en la parte superior, destaca la figura de San Ignacio de Loyola realizada en plata. Alrededor, diferentes capillas integradas en el conjunto, le dan un aspecto acogedor y amplio a la basílica.

Gracias a un espejo se puede observar la cúpula sin necesidad de forzar el cuello.

El órgano data de 1889 y posee tres teclados y 2172 tubos.


Al salir, me dirijo a la Casa Santa, la casa donde nació y creció el santo. La entrada cuesta tres euros.
Esta torre, ha sufrido varias restauraciones en sus cuatros plantas pero mantiene la esencia de lo que un día fue. Muchos objetos nos dan buena idea de cómo fue la vida de esta familia religiosa.
La planta baja era utilizada como lugar para guardar los aperos de labranza y albergaba, también, una bodega.


En la primera planta se hallaba la cocina con una gran chimenea. Este era uno de los espacios compartidos por los señores y los criados.

En una de las paredes se puede apreciar un dibujo cuya autoría se cree que pudo ser del propio San Ignacio.


La segunda planta era la noble, en la que se distribuían habitaciones, comedor y hasta un oratorio. Aquí, en una de estas estancias, nació San Ignacio.


Las habitaciones de los hijos y de los huéspedes se encontraban en la tercera planta. Aquí pasó su convalecencia San Ignacio, leyendo libros que, cada día, le acercaban más a Dios.

En el edificio anexo las obras de arte cuelgan de las paredes de los impresionantes pasillos. El Museo Sacro posee muchos objetos litúrgicos y una importante colección de libros religiosos. Por aquí se accede a una capilla donde se puede ver la imagen del santo escribiendo el libro de ejercicios en la Cueva de Manresa.


Este santuario de magnífica arquitectura albergó muchos religiosos pero, ahora ya quedan muy pocos, algunos ancianos.

Detrás del edificio se extiende un magnifico jardín de veinticinco hectáreas que la orden religiosa compró en el año 1948.


En un lateral se encuentra el cementerio donde reposan los restos de los sacerdotes jesuitas que antes se enterraban en la planta baja de la Casa Santa.
Hace casi veinte años se acondicionaron varios caminos con bancos. En un lugar destacado del parque se colocó una obra de Antonio Oteiza realizada en bronce como homenaje a la peregrinación de San Ignacio al Santuario de Aránzazu.


El conjunto arquitectónico se completa con una biblioteca, un centro de espiritualidad y un albergue.
Realmente es un lugar que merece una visita tranquila, admirando tanto el arte como la espiritualidad que desprende.
FOTOS: ANDONI RENTERIA

UN LICOR MUY BILBAINO

Existen productos que por haberlos oído, visto o utilizado siempre, nos resultan tan conocidos que no se nos ocurre imaginar cuál es su origen, quién tuvo la idea.
En este post os hablaré de algo tan bilbaíno como el LICOR DEL POLO. Sí, amigos, es un producto imaginado, ideado y creado en nuestra villa.
Salustiano de Orive y Oteo nació en el pueblo riojano de Briones en el año 1842 en el seno de una familia de labradores. Siendo joven partió hacia Madrid para matricularse por libre en la Facultad de Farmacia, a la vez que trabajaba como repartidor de periódicos y telegrafista.


Un dolor de muelas le llevó a la consulta de un dentista quien le extrajo dos piezas y le cobró la cantidad de 38 reales. Cuentan que le dolió más esto último que el hecho de contar con dos dientes menos.
Fue entonces cuando decidió crear algún remedio para evitar que las piezas dentales se dañaran y, el lugar elegido para hacerlo fue, precisamente, Bilbao. Salustiano se instaló en la calle Ascao de nuestra villa en 1870 y abrió una farmacia donde comenzó a mezclar ingredientes naturales como el jengibre, la nuez moscada, el lirio o la pimienta negra, hasta que dio con un remedio al que bautizó como LICOR DEL POLO, en homenaje a su compañero de estudios Apolinar, al que siempre llamaban Polo. También influyó en el nombre el hecho de que varias plantas de la receta se utilizaban en el Polo Norte para combatir el escorbuto.

Cinco años más tarde de su llegada, Bilbao fue sitiada por los carlistas y él, que era muy consciente de la importancia de la publicidad, aprovechó la situación y proclamó a los cuatro vientos que su producto milagroso era “El licor de los bombardeos”, afirmación que caló hondo entre los bilbaínos.
No hay duda de que el elixir se vendía muy bien porque era mejor que los existentes hasta aquel momento y cuyas fórmulas se empezaba a sospechar que dañaban el esmalte de los dientes. Pero, de lo que tampoco hay duda, es que el riojano era un gran innovador en temas publicitarios, consiguiendo que en 1877 se vendiera su producto en treinta y ocho ciudades.

 

Cosechó muchos éxitos y premios con este colutorio
Dado el volumen que alcanzó la producción necesitó más espacio y tuvo que trasladarse primero a Llodio y después a Deusto.
No solo demostró ser un buen profesional creando el famoso colutorio, sino que supo ver las grandes posibilidades de venta con una buena publicidad y la originalidad de sus slogans en forma de versos que se imprimían en los periódicos de la época.
Salustiano se casó con Vicenta Ontiveros con la que tuvo cinco hijos. Tuvo otro hijo fuera del matrimonio quien heredó toda su fortuna, ya que con los primeros vástagos la relación no era muy fluida y se decía que solo deseaban su dinero. La herencia se revocó años después de fallecer Salustiano.
Pero, volviendo a los productos de aquel farmacéutico, cabe destacar que también comercializó colonia, jabón y polvos de talco. En la fábrica de Deusto sus trabajadores estaban muy bien considerados y él les construyó viviendas a las que instaló luz y agua potable, algo novedoso en aquellos tiempos.

Pero no todo fueron luces, también hubo sombras en la vida de Salustiano. La competencia era muy fuerte y se reflejaba en los anuncios en prensa con frases y calumnias entre unos y otros.
El riojano les acusó de haber plagiado su fórmula y los competidores le denunciaron por presentar pruebas falsas, lo que le llevó a ser desterrado de Bilbao y se refugió en su Rioja natal donde falleció en 1913.
Siete años más tarde la firma creó el jarabe Orive como remedio para la tos.
Como empresa innovadora siguió creando productos como el dentífrico en crema en un tubo en el año 1960 y con dos sabores: el normal y el de clorofila.
Desde 1992 la firma LICOR DEL POLO fue absorbida por la multinacional HENKEL en su filial española HENKEL IBÉRICA.
Quizá la próxima vez que vayáis a comprar estos productos de higiene dental os acordéis de aquel riojano que estudió Farmacia en Madrid y fundó su empresa en nuestra querida villa.

FOTOS DE INTERNET