ILUSTRES DE BILBAO 2019

Desde ayer, diecisiete de diciembre, son cuatro más las personalidades bilbaínas con el título más alto que se otorga desde el Ayuntamiento de Bilbao: el de ILUSTRE DE BILBAO.
En el Salón Árabe de la casa consistorial bullía la actividad mucho antes de las ocho de la tarde.
Txistularis y dantzaris, calentaban sus instrumentos y sus músculos. Los invitados llegaban con esa mirada ilusionante de saber que entras en el edificio más notable de la villa y que vas a asistir a un momento importante.


El alcalde, Juan Mari Aburto, apareció con los cuatros galardonados de este año:
Mari Puri Herrero Martínez de Nanclares, reconocida escultora, pintora y grabadora.
Marta Macho Stadler, matemática y científica.
Javier Salgado Martín, jugador de baloncesto.
Jaime A. Gil Lozano, referente internacional en el sector de la estética dental.


Antes de pasar al salón los dantzaris bailaron el aurresku de honor ante la atenta mirada de los nuevos galardonados y del alcalde.

 

 

Dentro, los ediles de todos los partidos, representantes de las instituciones y demás invitados esperaban a que comenzara la ceremonia.


Uno a uno el alcalde fue haciéndoles entrega de un diploma que les acredita como Ilustres de Bilbao 2019 y un trofeo con forma de B mayúscula.


Al recoger sus trofeos, cada ilustre fue dando detalles de su infancia en la villa, de sus paseos por nuestras calles, de su vida profesional y, sobre todo, de su orgullo bilbaíno del que siempre hacen gala cuando salen de Bilbao.

El alcalde, por su parte, felicitó a los cuatro y uno por uno les dedicó unas entrañables palabras. Aseguró que los cuatro pasarán a la lista de los ilustres que, hasta la fecha, suman ciento una y que se trata de distinciones a personas o entidades que llevan los valores, la imagen y las bondades de la villa allá por donde van.


Tras la foto de familia, dos sopranos y una pianista interpretaron tres canciones.


En el cóctel posterior los invitados charlaron animadamente y hubo tiempo para las felicitaciones a los premiados y las fotografías.

Especial ilusión me hizo saludar a Mari Puri Herrero, creadora de nuestra querida Mari Jaia, símbolo de la Aste Nagusia bilbaína.


Joaquín Achúcarro, el gran pianista bilbaíno me estuvo contando que acababa de llegar de un viaje de trabajo. Es un hombre incansable.

Joseba Solozabal, encantador con su eterna sonrisa.


Para terminar solo me queda felicitar, de nuevo, a todos los nuevos ilustres de Bilbao.
ZORIONAK GUZTIOI!
FOTOS: ANDONI RENTERIA