LA NOCHE MÁGICA

Este año, la Cabalgata de Reyes no ha podido cruzar las calles de Bilbao debido a la situación sanitaria. Sin embargo, el Ayuntamiento de Bilbao ha querido que los niños y niñas de la villa pudieran ver a los tres magos en un espectáculo que ha tenido lugar en el Bilbao Arena de Miribilla en cinco funciones durante el día de hoy, cinco de enero.
Un espacio para diez mil personas que, debido al límite de aforo, solo han podido reunir a cuatrocientas en cada pase, puede parecer a priori “desangelado”. Pues no. La música, el colorido, los trajes vistosos de los bailarines, el buen humor, el espíritu navideño, la emoción, las sonrisas infantiles…todos esos ingredientes han ocupado sus butacas durante los cuarenta minutos que ha durado el espectáculo titulado LA NOCHE MÁGICA.

El Alcalde de la villa, Juan Mari Aburto ha querido presenciar el espectáculo acompañado de tres concejales del Ayuntamiento.

Se apagan las luces y aparecen Trusky y Trasky, dos ayudantes de los reyes que deben poner en marcha la máquina que fabrica los juguetes, pero no saben cómo funciona. A través de las canciones, las palmas y las variadas coreografías van intentando que arranque.

Casi al final del espectáculo, aparecen en una pantalla gigante los protagonistas recién llegados de Oriente para explicarles cómo deben proceder con la indómita máquina. El truco está en meter por un lado las cartas de todos los niños y niñas.

Así lo hacen y, por fin, se arregla para alegría de un público entusiasmado. Fuegos artificiales y confetis para celebrar que ya podrán distribuir los ansiados regalos mientras entran por un lateral los queridos Reyes Magos lanzando besos y saludando con sus manos enguantadas.

Ya sobre el escenario, sus majestades, piden a los niños que nunca dejen de jugar y que sean buenos con todos. Antes de terminar no puede faltar un abrazo aunque sea con pandemia. Gaspar invita a los asistentes a extender sus brazos y rodear su propio cuerpo con ellos con el fin de autoabrazarse.

El espectáculo termina con un deseo: Ojalá nunca perdamos la ilusión y la esperanza en una noche mágica como la de hoy.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

LOS REYES DE ORIENTE DESFILAN POR BILBAO

A las seis de la tarde, como estaba previsto, la cabalgata de los Reyes Magos ha comenzado su desfile desde la Gran Vía bilbaína.
Esta edición ha sido una procesión mágica con tintes cinematográficos, ya que las carrozas estaban dedicadas a las películas infantiles como:
TOY STORY, FROZEN, STAR WARS O PETER PAN.


Los camiones de bomberos encabezaban la marcha, seguidos de los carteros reales quienes, además de bailar, recogían las cartas de los niños y de la estrella que guía a los Reyes.


La Legión 501 ha aterrizado en Bilbao para participar en esta cabalgata y, con ritmo militar, avanzaban para regocijo del público.


Muchos personajes infantiles saludaban desde las carrozas. He podido ver a Elsa metida en una bola, al Capitán Garfio, a Batman, a Superman…


Todos iban felices de haber llegado a Bilbao para acompañar a los Reyes Magos.
Como curiosidad, una carroza con grandes pantallas de ordenador donde iban apareciendo los nombres de los niños y niñas que habían entregado sus listas de deseos para esta noche. Se nota que Sus Majestades se adaptan a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías.

Las hadas movían sus alas al ritmo de la música.


Melchor, Gaspar y Baltasar en sus lugares correspondientes, han desplegado su magia por las calles de nuestra villa y han saludado a todos los niños y las niñas que se han acercado a ver su paso hacia la Casa Consistorial.

 


El frío ha hecho acto de presencia pero eso no le ha restado emoción, alegría y mucha ilusión a este desfile que tiene lugar cada 5 de enero.
Los niños se mostraban felices sabiendo que esta noche sus Majestades de Oriente dejarán los regalos que, mañana al despertar, encontrarán debajo del árbol de Navidad.

La última carroza era la fábrica de caramelos desde donde se arrojaban miles de kilos de estos dulces aptos para todos los niños.


Al llegar la comitiva al Ayuntamiento los nervios en los niños eran palpables; sabían que en pocos minutos podrían entrar y saludar a los Reyes en el Salón Árabe.
Uno a uno han descendido de sus carrozas y se han acercado al Alcalde, Juan Mari Aburto y a la Concejala de Fiestas, Itziar Urtasun quienes les esperaban en la escalinata exterior del edificio.


El recibimiento ha sido con abrazos y muestras de cariño, como corresponde a tan altos personajes.


Desde ese punto han saludado a todos los bilbaínos antes de entrar en el Ayuntamiento para sacarse otra foto en la escalera principal.


Minutos después, se asomaban al balcón del Salón Árabe y, allí, han dirigido unas palabras a los más pequeños de la casa.


Sentados ya en sus tronos han ido recibiendo a todos. Les preguntaban qué tal se habían portado este año, a lo que todos contestaban que muy bien.
Al lado de los tronos reales, había unos cestos llenos de llaveros en forma de ositos que los Reyes han ido regalando a todos los niños y niñas que han esperado mucho rato en la cola para entrar a saludarles.


Sin duda, ha sido una tarde mágica y entrañable que los niños no olvidarán. Y, algunos mayores que nunca dejaremos de ser niños, tampoco olvidaremos.

FELIZ NOCHE DE REYES.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.