UNA CABALGATA DIFERENTE

Hoy he asistido a una cabalgata muy especial que no saldrá en prensa ni en televisión.

Una cabalgata en la que no había confetis, ni caramelos, ni camellos, ni carrozas de ensueño… pero sí había algo muy importante: había ternura. Grandes dosis de ternura.

La cabalgata de la Casa de la Misericordia en Bilbao la organiza todos los años la Academia del Cerdo «Txarriduna». Ellos son los encargados de llevar un rato de alegría e ilusión a los residentes.

A las cinco de la tarde, sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar acompañados de sus pajes, estaban preparados para desfilar por los pasillos de tan venerada institución, para entregar regalos y, sobre todo, sonrisas y caricias a todos los que allí esperaban la llegada de los magos.

p1720648p1720660

Antes de salir nos hemos tomado unas fotos para el recuerdo y, por supuesto, ha habido tiempo para el buen humor.

p1720891

p1720676

Mikel Bilbao ha sido el encargado, con su txistu, de amenizar la cabalgata, junto con el grupo de gaiteros OS AGARIMOS de Masustegui.

p1720686p1720850p1720747

Las cuidadoras han animado con sus bailes y su simpatía.

Todo el personal de la institución se ha portado maravillosamente con nosotros, con sonrisas y palabras amables.

p1720771p1720724p1720710

El recorrido por todas las estancias ha durado algo más de una hora que se nos ha hecho muy corta, porque realmente lo hemos disfrutado viendo a los ancianos disfrutar.

p1720876p1720700p1720690

También hemos visitado la cocina donde su personal ha posado para una foto muy entrañable.

p1720910

Realmente, no se me ocurre mejor manera de pasar una tarde de Reyes, que haciendo un poquito más feliz a estas personas que ya no tienen la vitalidad que tenían hace años pero que, en sus ojos, se puede ver agradecimiento.

Gracias a la Academia del Cerdo «Txarriduna» por ofrecerme la posibilidad de asistir y por realizar estas magníficas acciones sociales.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.

 

 

LOS REYES MAGOS LLEGAN A BILBAO

A las once de la mañana el Teatro Arriaga relucía para recibir a tres ilustres personajes que llegan a Bilbao todos los años por estas fechas.

p1720497

Melchor, Gaspar y Baltasar, ataviados con sus magníficos trajes, han aparecido a la hora prevista para presentarse ante los medios de comunicación que allí nos habíamos congregado.

p1720500

Han subido la escalinata del teatro seguidos por sus pajes, con la elegancia y seguridad de quien se sabe querido y aclamado.

p1720512p1720515

Gaspar se ha acercado a mi y me ha saludado cariñosamente.

p1720520

Ya sentados en los sillones reales, la concejala Itziar Urtasun, les ha dado la bienvenida un año más a nuestra villa y ha explicado que el recorrido de la cabalgata comenzará a las seis de la tarde en la confluencia de Gran Vía y María Díaz de Haro. Continuará hasta la calle Buenos Aires y de allí al Ayuntamiento donde, a las ocho, los reyes de Oriente se asomarán al balcón y, posteriormente, recibirán a los niños en el Salón Árabe.

p1720525

A ellos se les veia cómodos y muy divertidos observando a los periodistas y fotógrafos afanados en su trabajo.

p1720560p1720568

En un momento dado, Gaspar ha sacado un móvil y ha leido un pequeño discurso cargado de buenos consejos sobre la utilización de los juguetes o de los móviles, tan solicitados por los niños en nuestros días.

Ha hablado del mal uso que hacen algunos y de que los padres deben educar en la buena conducta a sus hijos.

p1720581

Melchor ha agradecido las magníficas carrozas que el Ayuntamiento ha fabricado para que sus majestades puedan desfilar por las calles de Bilbao.

Y, Baltasar, ha confesado que le gustan mucho los txipirones que se cocinan en Bilbao y que es un gran aficionado del Athletic.

Yo les he preguntado quién es el rey favorito de los niños bilbainos, a lo que Gaspar ha contestado que primero Baltasar y luego Melchor; él tiene asumido que es el menos querido pero, lo que si han dejado claro, es que ellos quieren a todos los niños y niñas de Bilbao por igual.

Entre bromas, risas y buenos deseos, la rueda de prensa ha finalizado con la foto oficial de los Reyes Magos y sus pajes.

p1720631

Han sido muy amables de sacarse una entrañable foto conmigo; la cual guardaré siempre con mucho cariño.

p1720635

 

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

CABALGATA 2016

Hoy 5 de enero, sus majestades, los Reyes Magos, han llegado a Bilbao con el semblante alegre y con muchos regalos para todos los bilbainos.

Yo no quería perdérmelo y he acudido a la Gran Vía, cerca del palacio de Diputación, para ver pasar a toda la comitiva.

Mientras esperaba un grupo de carteros iban recogiendo las cartas de aquellos que, por alguna razón, no habían podido mandárla antes.

P1310088

Los primeros del desfile han sidos nuestros queridos bomberos que iban haciendo sonar las sirenas, anunciando la llegada de tan ilustres personajes.

P1310112

De repente aparece una colorida estrella guiando a los magos hasta nuestra ciudad.

P1310118

Varios aldeanos desfilando con unos bueyes muy curiosos.

P1310116

Una máquina en la que se podían ver los nombres de los niños y la nota de su comportamiento.

P1310122

Por supuesto los regalos también desfilaban.

P1310128

Una inmensa bola como un pisapapeles arrojaba nieve.

P1310153

Yo he disfrutado como una niña.

P1310267

El «Funi» venía cargado de los personajes de Barrio Sésamo.

P1310193P1310190

El primero en aparecer, como siempre, ha sido Melchor.

P1310224P1310221

Le seguia Gaspar y todo su séquito

P1310227P1310231

Y, terminando este mágico y colorista desfile, el más aclamado: Baltasar.

P1310243P1310246

El momento más divertido ha sido cuando arrojaban caramelos desde una gran máquina.

P1310268

De Gran Vía me he dirigido hacia el Ayuntamiento donde tendría lugar el saludo a todos los bilbainos desde el balcón del Salón Árabe.

En la orilla de Uribitarte he podido disfrutar de los fuegos artificiales y de cómo el alcalde Sr. Aburto e Itziar Urtasun, concejala de fiestas, recibían a estos personajes queridos por todos los niños.

P1310297P1310373P1310304P1310390

Han accedido al interior del edificio para, minutos después, asomarse al balcón y saludar con un breve discurso a todos los que alli permaneciamos a pesar del frío.

P1310452

P1310286

Muchos de los asistentes, después de pasar horas en una inmensa cola, entrarían a saludarles en persona. Yo me he marchado con el corazón muy feliz sabiendo que tantos niños y niñas dormirán ilusionados pensando en los obsequios de mañana.

FOTOS: ANDONI RENTERIA.