ELKANO EN EL ITSASMUSEUM DE BILBAO

J.S. ELKANO. TRAS LA HUELLA, ese es el título de esta exposición que, hasta el 26 de junio de 2020, podréis disfrutar en el Itsasmuseum de Bilbao.

Se trata de un recorrido por la vida de este marino nacido en Getaria (Gipuzkoa) en el siglo XV.

A través de paneles, objetos, videos y publicaciones, el visitante puede seguir las huellas de su primera travesía que realizó con el objetivo de encontrar una nueva ruta hacia las islas de las especias.

El propio director del museo, Jon Ruigómez me hizo una visita guiada y me dio detalles sobre una armadura colocada en una vitrina que se supone es una réplica de la que el navegante Magallanes utilizó hace cinco siglos.

Se cuenta que le atacaron las piernas con dardos envenenados, ya que esa era la zona que no cubría su armadura y, a partir de ese momento, fue Elkano quien tomó el mando.

También llaman la atención unas tablillas policromadas que se encontraban en el techo del palacio Arana ilustradas con escenas de navegación.

No faltan paneles informativos escritos en tres idiomas para facilitar la comprensión de la exposición.

En un lugar de una de las salas han colocado unos recipientes con especias para que podamos cogerlas y olerlas y situarnos en aquella época con mayor realismo.

Esta exposición ha sido posible gracias a la colaboración de diversos archivos e instituciones como el Archivo General de Indias (Sevilla), el Archivo Histórico de Euskadi, el Museo Vasco o el Museo de la Armería (Vitoria-Gasteiz) entre otros.

 

FOTOS: ANDONI RENTERIA

 

 

 

TESOROS ELÉCTRICOS

Desde el 17 de octubre de 2019 hasta el 24 de mayo de 2020 se puede visitar en el Museo de Reproducciones Artisticas de Bilbao una exposición titulada TESOROS ELÉCTRICOS.

Esta muestra, organizada por el Museo Nacional de Escultura, nos hará disfrutar de piezas de orfebreria de la Roma altoimperial reproducidas a finales del siglo XIX y principios del XX para la colección nacional de reproducciones artísticas que, durante décadas, han permanecido en el olvido y ahora salen de nuevo a la luz.
Estos objetos están cargados de detalles y ornamentos.

Hace unos días pude disfrutar de una visita guiada con Itziar Martija, historiadora y técnico del museo, que me fue explicando varios datos de la exposición que habla del progreso técnico o de la galvanoplastía (una técnica que hace posible la reproducción de los objetos a precios económicos)

Lo primero que me enseña es la pila termoeléctrica de Clamond, que sería la antecesora de nuestras pilas actuales.

Los objetos que se exhiben son réplicas cuyos originales fueron encontrados en tres yacimimientos: El tesoro alemán de Hildesheim, las ciudades del Vesubio y el tesoro francés de Bernay.
A través de un video se explica el proceso de este procedimiento.
Con esta muestra se pretende acercar al público algunas de las piezas más usadas en Roma.
Son varios los recipientes que, según me explica Itziar, utilizaban para los alimentos o para el vino que, habitualmente, mezclaban con agua.

Uno de los más impresionantes es esta Crátera de Hildesheim donde echaban el vino y el agua para realizar la mezcla al gusto de la persona que lo iba a injerir.

Copas, cazos, lucernas, balanza…son algunas de las joyas que podéis ver si os acercáis hasta este museo situado en la calle San Francisco nº 14.

 

También hay una reproducción impresa del TOCADOR DE UNA DAMA ROMANA del pintor Juan Jiménez Martín, cuyo original se encuentra en el museo del Prado.

Os dejo el enlace a su página Museo de Reproducciones de Bilbao

Además, el último jueves de cada mes hasta abril, se ofrecerán charlas sobre diferentes temas relacionados con esta exposición.

Gracias, Itziar, por tu tiempo y tus magníficas explicaciones.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

HOMENAJE A GABRIEL ARESTI

Gabriel Aresti, bilbaíno, nacido en la calle Barroeta Aldamar, está considerado el escritor más importante en lengua vasca.
A pesar de que no lo aprendió hasta los doce años, con veinte ya publicó sus primeros poemas en euskera.
“Nire Aitaren Etxea” («La casa de mi padre») es, quizá, su poema más conocido; el que se recita en cualquier homenaje que le hagan o en muchos de los festivales poéticos que tienen lugar en nuestra geografía.
Fue miembro de Euskaltzaindia, la Real Academia de la Lengua Vasca; fundó la editorial LUR y colaboró con músicos como Mikel Laboa o el grupo Oskorri como letrista, además de publicar números artículos en diferentes periódicos con un estilo mordaz que le hacía inconfundible y ganar numerosos premios literarios.
Fue muy amigo de otro insigne escritor: Blas de Otero.
En 1973 enfermó, muriendo dos años más tarde a los cuarenta y uno.
Todos los años, en el día de su nacimiento, el Ayuntamiento de Bilbao realiza una ofrenda floral a pocos metros de su casa natal, concretamente en la plaza Pio Baroja.
Esta mañana, el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto y varios representantes de la Corporación Municipal han asistido a este homenaje donde un dantzari ha bailado el aurresku de honor y, el alcalde, ha elogiado la obra del escritor y ha asegurado que el mayor reconocimiento que los bilbainos podemos hacerle a Gabriel Aresti es la lectura de sus libros.


Tras sus palabras, Juan Mari Aburto, ha entregado un ramo de flores a Meli Esteban, viuda del escritor.

La periodista Udane Goikoetxea ha leído uno de los poemas del homenajeado.

FOTOS: ANDONI RENTERIA

EL PALACIO ARTAZA

El palacio Artaza es una magnífica construcción del año 1914 situada en el municipio de Leioa a pocos kilómetros de Bilbao.
Ubicado en una finca de 30 hectáreas que, a principios del siglo pasado, era primera línea de playa.
El empresario Víctor Chávarri Anduiza fue quien encargó al reconocido arquitecto Manuel María Smith este palacio en el que se han alojado personajes relevantes como el rey Alfonso XIII.


Este terreno fue subastado por el estado en 1894 y adquirido por la familia del industrial portugalujo.
En 1989 pasó a ser propiedad del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia se hizo cargo de los jardines que, actualmente, se mantienen abiertos para disfrute de los vecinos y visitantes.


Hasta que, en 2018 el Gobierno Vasco cedió la finca y el palacio al Ayuntamiento de Leioa por un período inicial de diez años, era utilizado como lugar para realizar actos protocolarios. En la actualidad se celebran bodas civiles a parejas empadronadas en el municipio y algún acto institucional o cultural.
Este gran palacio construido en forma de U con piedra y ladrillo rojo se divide en tres zonas: la noble, la de servicio y las caballerizas.
Al entrar un gran hall recibe al visitante. Una puerta a la derecha nos lleva a una pequeña capilla con un balcón interior al que se accede por el primer piso donde escuchaba misa la familia.


Grandes alfombras y lámparas son los últimos vestigios de una vida ostentosa.

La sala de baile y la sala de ceremonias dan paso a una galería en semicírculo con salida al gran jardín donde los miembros de la familia y sus amistades jugaban al croquet, paseaban entre copias de estatuas griegas o se sentaban bajo la pérgola.


En el primer piso se ubican varias habitaciones con salones y cuartos de baño que llaman la atención no solo por el tamaño y sus grifos con baño de oro, sino por su suelo enmoquetado de blanco. Desde una de las terrazas, la imagen del jardín es preciosa.


La cocina de hierro funcionaba con leña o carbón y se mantiene en perfectas condiciones.

Una gran vidriera multicolor preside la majestuosa escalinata de madera oscura.

En esta visita guiada que realicé hace unos días no muestran el palacio completo pero sí sirve para hacernos una idea del nivel de vida de la familia Chavarri.
FOTOS: ANDONI RENTERIA.